México – ¡Solidaridad con el compañero César!

Recibo en el correo electrónico este llamado a solidarizar con el compañero César, quien fue detenido en febrero de 2015 tras una marcha que había recorrido el Distrito Federal (México) para apoyar a lxs 43 estudiantes normalistas desaparecidxs en Ayotzinapa, y en la cual fueron dañados o saboteados distintos objetivos, destacando un monumento patriótico.

César fue arrestado durante un encapsulamiento policial a traición a la salida del Metro, junto a varixs jóvenes que presumiblemente también regresaban de la manifestación, y al ser el único mayor de edad (acababa de cumplir los 18 años) fue con él con quien la represión decidió descargar su venganza. El compañero tuvo que pagar 420000 pesos (unos 19000 euros) para poder optar a la libertad provisional bajo medidas restrictivas. Después de permanecer hasta ahora en esa situación, tras año y medio el compañero ha recibido una sentencia judicial que le condena a 3 años de cárcel, pena que el compañero podría evitar si se pagan 220000 pesos más (unos 10000 euros) conmutándose esta por otras medidas que no implican el ingreso en prisión.

Dado que la familia del compañero no puede asumir semejante cantidad, se hace una convocatoria a diferentes actividades o eventos que tienen como fin recaudar dinero para ayudarles a impedir que César entre al talego.

A continuación, el texto recibido con más información.

————————————-

SOLIDARIDAD CON CÉSAR

El día 26 de febrero del año 2015, fue realizada una movilización en apoyo a los estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, en aquella movilización, que partió del Angel de la Independencia (México, D.F.), se realizaron diferentes actos solidarios.

Las pintas y el sabotaje a mobiliario urbano resaltaron como acciones hechas por compas que convergieron en aquella manifestación, pero lo que destacó fue el sabotaje al monumento de la independencia; siendo la primera vez que se atentaba contra esa sacrosanta imaginería del Capital-Estado mexicano.

Ante tal hecho las autoridades no tardaron en señalar a los grupos anarquistas  y subversivos como responsables de los actos, y por tal motivo, al finalizar la marcha fue orquestado un operativo policíaco a las afueras de una estación del metro, llevando a cabo un encapsulamiento y  arrestando a más de una veintena de adolescentes. La mayoría de ellxs fueron dejadxs en libertad por falta de pruebas fehacientes y principalmente por no tener la mayoría de edad, a excepción del compa César, que apenas había cumplido los 18 años, lo cual fue el mejor pretexto para que las autoridades pudieran descargar su sarna represiva y de paso calmar la rabia ciudadanista y burguesa que incitó al castigo a los “vándalos, mugrosos y anarquistas” que esa tarde-noche tuvieron la “impertinencia” de atentar contra sus sacrosantas mercancías y sus símbolos de poder.

El caso de César es como el de muchxs compas que han sido represaliadxs por las garras del Estado, por su actividad política y su compromiso. Ya sea que tengan que cubrir fianzas impagables, siendo víctimas del negocio de las afianzadoras, sumado a llevar largos procesos igual de costosos, en libertad bajo caución, semana tras semana presentándose  a firmar; o de plano siendo secuestradxs definitivamente en las cárceles del Estado, como es la situación de varixs compas presxs que actualmente cumplen condena.

Es por este motivo que la solidaridad se hace necesaria, para no dar oportunidad a que otrx compa más sea secuestradx por  el Estado. En el caso concreto de César, después de que el compa pasó un año y medio en libertad bajo caución tras haber hecho un pago de 420 mil pesos (mediante afianzadora y dejando una propiedad como garantía), el juez finalmente ha emitido la sentencia de  3 años de prisión por  “daños a Monumentos Artísticos, Históricos y Arqueológicos”, dando como único “beneficio” [sic] el pago de 220 mil pesos más tres opciones para remendar su “delito”: 1- Apoyo Comunitario, 2- Semi-libertad o 3- Tratamiento de Libertad.  Esta suma de dinero, dada su condición económica, le es imposible solventar en su totalidad a él y su familia, la cual si no es cubierta se cumpliría la resolución que el Juez ha emitido de 3 años de prisión.

Bajo esta circunstancia, hacemos un llamado a la solidaridad, mediante una serie de acciones y actividades pensadas en próximos días, como una rifa y eventos de apoyo, o por medio del depósito a la cuenta 5579 1001 4226 2169 de Banco Santander a nombre de Lilia Pérez Trejo (mamá de César). Así como su difusión por los medios que crean pertinentes.

En próximos días se estarán confirmando fechas de los eventos de solidaridad y la rifa.

¡Que la solidaridad no sólo sea palabra escrita!
¡Salud y Anarquía!

Más info sobre la Rifa Solidaria [adquiere tu boleto]: https://solidadridadahora.wordpress.com/rifa/

Blog de apoyo: https://solidadridadahora.wordpress.com/

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.