Países Bajos – «La prohibición de zona contra lxs anarquistas en un contexto más amplio de la represión en La Haya», por Algunxs anarquistas de La Haya

zestien-aanhoudingen-bij-rellen-schilderswijkRecojo del blog de lxs compas de Instinto Salvaje, que se encargaron de la traducción desde Autonomen den Haag (Autónomos de La Haya), el siguiente comunicado informando sobre la actualidad represiva en Países Bajos y en concreto en la ciudad de La Haya, donde el alcalde, junto con su querida policía mercenaria y asesina, ha optado por responder a la unidad de lxs vecinxs con militantes anarquistas, autónomxs etc. mediante diferentes formas de represión, incluyendo sus esfuerzos por criminalizar y sitiar aquellos barrios más combativos, bajo diferentes excusas y estrategias.

————————————-

El 3 de agosto, varixs anarquistas en La Haya, Holanda, y unx fuera de la ciudad recibieron una carta del Alcalde Van Aartsen con la intención de imponer una prohibición de área de dos meses para la Schilderswijk, un sector de clase obrera y media de inmigrantes en el centro de la ciudad. El alcalde quiere utilizar el llamado “Derecho del Fútbol”, que ahora está siendo usado contra activistas políticxs, por primera vez. En los últimos tiempos, lxs anarquistas en La Haya han recibido mucha represión, y gran parte de ella directamente desde la oficina del alcalde.

RECLAMACIÓN POR 50.000 EUROS DE DAÑOS POR EL DESALOJO DE VLOEK

El 9 de septiembre del 2015, durante el desalojo del centro social De Vloek que había sido okupado ilegalmente durante 13 años, diez personas fueron detenidas. Cinco de ellxs permanecieron en prisión durante dos semanas después de haber sido acusadxs de cometer actos de violencia contra la policía. Varios meses después de su liberación, las diez personas que habían sido detenidas recibieron una carta del alcalde de La Haya con una reclamación por daños € 50.000. Tras realizar investigaciones adicionales en los detalles de la cuantía de la demanda, era evidente que se basa en gran medida en los costos que no tenían nada que ver con el desalojo: la eliminación de los contenedores llenos de escombros que supuestamente se utilizaron para hacer barricadas, resguardo del terreno tras el desalojo (De Vloek fue demolido directamente después del desalojo) y la limpieza de las bombas de pintura en las calles (la calle ni siquiera fue limpiada, sino repavimentada unas pocas semanas después del desalojo en conformidad con el mantenimiento programado).

Esta enorme suma que no fue pagada, se ha traducido en una demanda que todavía está en curso. La demanda de una alta compensación, cosa que no sucede tan a menudo, pero tampoco es nuevo. Más temprano, después del desalojo del Ubica, una okupación en Utrecht, también se le exigió una suma exorbitante como compensación. El castigo de lxs que se resisten no sólo se logra a través de penas de prisión; también tratan de impulsar al “culpable” a la ruina financiera. En este caso, el castigo de las personas que se resisten contra el desalojo es también el catalizador: El VVD (Volkspartij voor Vrijheid en Democratie), el partido político de Van Aartsen, pidió al ayuntamiento de la ciudad reclamar la totalidad del “daño”.

CERRANDO EL CENTRO AUTÓNOMO

El alcalde, sin embargo no se detuvo con la reclamación por daños durante el desalojo de De Vloek. El Centro Autónomo (CA) también tuvo que pagar el precio. El CA fue desalojado de su ubicación en el barrio de Bezuidenhout después de estar ahí durante más de cinco años. Posteriormente, tres edificios fueron okupados en el Harstenhoekweg con el fin de continuar con las actividades del CA.

El alcalde trató de planear un esquema con el dueño de uno de los edificios para desalojar a causa de supuesto peligro del asbesto. Una demanda seguida, que el alcalde perdió, y no se permitió que el edificio fuese desalojado. Unos meses más tarde, llegó una carta diciendo que el alcalde pretende cerrar el edificio donde se encuentra el aire acondicionado porque estaría suministrando a un café ilegal. Así es como el alcalde ha tratado de cerrar los lugares que son estructuralmente importante para el movimiento anarquista. El procedimiento para cerrar la CA está todavía en curso.

INSURRECCIÓN EN EL SCHILDERSWIJK

Cuando Mitch Henríquez fue ahogado hasta la muerte por la policía en 2015, miles de personas en el Schilderswijk se levantaron contra la policía y el Estado. Cientos de personas atacaron la estación de policía y hubo cuatro noches de enfrentamientos con la policía. La insurrección fue una reacción esperada al último asesinato de la policía y de los años de brutalidad racista de la policía en el barrio.

Durante años, lxs anarquistas y antifascistas han estado tomando medidas contra la brutalidad racista de la policía en el barrio, y esto es una espina en las costillas para la alcaldía. Varias organizaciones de vecinxs trataron de hacer frente al problema de la brutalidad policial, pero todos estos grupos trabajaron en conjunto con la policía y el municipio, queriendo unirse a ellxs en la mesa. Antifascistas y anarquistas siempre sin concesiones en la lucha contra la policía y sus prácticas violentas, no van a trabajar en conjunto con la policía o el gobierno municipal. El alcalde y la policía han dedicado mucho tiempo para tratar de romper la conexión entre lxs anarquistas y el vecindario y su protesta. Lxs agentes fueron a los centros comunitarios donde difunden volantes para intimidar a la gente para que no trabajen con lxs antifascistas y anarquistas; de lo contrario, podría tener consecuencias para sus subsidios. Además, lxs policías fueron enviadxs a quitar los carteles y las manifestaciones fueron prohibidas por el alcalde. Antes y durante las manifestaciones, lxs agentes mantienen a lxs jóvenes a distancia a través de la intimidación.

Esto sin embargo no dio el resultado deseado. En varias manifestaciones, muchos residentes del barrio estaban presentes y después de la muerte de Mitch Henríquez el barrio se rebeló en masa. Posteriormente, el alcalde en conjunto con la policía trató de trasladar la culpa hacia lxs anarquistas, usándolxs como una cabeza de turco para intentar romper la solidaridad de la vecindad. Esta caza de brujas contra lxs anarquistas continuó a finales de abril, cuando un anarquista fue detenido en el Schilderswijk bajo sospecha de haber difundido un periódico anarquista, con un texto sobre la insurrección en el Schilderswijk. El compañero estuvo durante cuatro días en la comisaría de policía y acusado de instigación contra la autoridad. Más tarde, se le exigía una pena de prisión de ocho semanas, pero siguió absuelto. El Ministerio del Interior ha comenzado las apelaciones.

Además de los ejemplos anteriores, lxs anarquistas y antifascistas en La Haya pueden esperar atención “especial” de la policía y el alcalde. Las manifestaciones están prohibidas, individualidades anarquistas son intimidadas en la calle, han existido intentos por parte de la policía de ganar informantes, y acciones donde lxs anarquistas están relacionadxs donde puede esperar una gran presencia policial.

LA REPRESIÓN BUROCRÁTICA

Además de las formas tradicionales de represión, tales como allanamientos, detenciones y sentencias de prisión, con lo que han generado mucha ira en el movimiento anarquista, últimamente la represión se ha manifestado en una forma más sutil, burocrática y administrativa durante el último período. Esto hace que sea más abstracto y menos susceptible a la solidaridad. Si las paredes de la represión son claramente visibles en el caso de unx compañerx presx, en esta nueva forma de represión, unx queda atrapadx en una red de procesos judiciales en curso y de apelaciones. En el caso de la prohibición de la zona, están tratando de romper una zona activa de lucha con la prohibición de ciertas personas que se están alzando en un barrio donde la lucha social está sucediendo y dónde la están librando todxs juntxs.

NO SOMOS VÍCTIMAS

No esperamos que la represión acabe aquí. El alcalde y la policía se pegarán en el curso trazado. Pero no nos sentimos en lo más mínimo, como víctimas de la represión. La policía y el alcalde deben decidir por sí mismos si quieren salir por un grupo de anarquistas. La represión no nos va a convertir en un blanco fácil o víctimas apáticxs. Por cada golpe que unx de nosotrxs reciba, vamos a devolver el golpe. Eso sólo nos hace estar más decididxs a continuar la lucha por la libertad sin límites. Porque no tenemos nada que perder, sino sólo que ganar, porque somos como las malas hierbas que se mantienen entre los ladrillos del Estado sofocante, debido a que su tiempo ha pasado y ha llegado el momento de la anarquía, ¡y ningún agente de la policía o alcalde nos van a parar!

¡NUESTRA LUCHA POR LA LIBERTAD ES MÁS FUERTE QUE SU REPRESIÓN!

ALGUNXS ANARQUISTAS DE LA HAYA

TRADUCCIÓN: INSTINTO SALVAJE
FUENTE: AUTONOMEN DEN HAAG

This entry was posted in Acciones, Convocatorias, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.