República Checa – El activista Michael Kolesar asume la liberación de 20 gallinas en un rescate abierto + Petición de apoyo a los cerditos Lucy y Ethel

Personalmente no comparto la estrategia del rescate abierto, ya que creo que, por un lado, expone al grupo de activistas a la represión de manera innecesaria (existen formas sencillas de prevenirlo), y por otro, contribuye a perpetuar el estigma social sobre la figura de activistas encapuchades (al diferenciarse de elles llevando a cabo los rescates a cara descubierta), en lugar de ayudar a desestigmatizarlo y a que todo el mundo comprenda que esconder la identidad es necesario cuando llevas a cabo un acto que, por muy justo y ético que sea, sigue siendo ilegal (porque las leyes, como el resto de estructuras y sistemas de coerción y control que sustentan este mundo, son una mierda).

Sin embargo, me parece importante y necesario dar difusión a este comunicado de Michael Kolesar y al acto que reivindica, la liberación de 20 gallinas de una granja de aves en República Checa la noche del 1 de noviembre, y que más allá de las diferencias estratégicas, me parece sin duda admirable y valiente. Además, también quiero dar difusión a la historia de los cerdos que les compas aprovechan para contar.

———————————–

“Rescate abierto XXXV (Octubre 2017) y Apoyo a Lucy y Ethel

Lluvia y barro. Dejé a Lukas y a nuestre amigue anónime cerca de la granja de “aves de corral”* y conduje para aparcar en un lugar apropiado que estaba como a tres kilómetros de allí. Después, me reuní con elles.

La persona anónima se quedó haciendo guardia y nosotros entramos a por las gallinas. ¿Qué podría escribir? Una y otra vez, siempre lo mismo.

Tomamos 24 gallinas esta noche. Lukas sostuvo las bolsas y yo las metí dentro. Luego en el coche las pusimos en cajas especiales y las llevamos a sus nuevos hogares.

Apoyo a Lucy y Ethel

Apoyo para Lucy y Ethel, dos cerditas que han sido rescatadas de una granja en Utah, EE.UU., por un grupo de activistas llamado DxE. Los imbéciles del FBI decidieron encontrarles y devolverles al infierno porque piensan que es donde deben estar.

Están allanando refugios, molestando a los animales, y cortan las orejas de los cerditos que pueden encontrar para así poder analizar su ADN para averiguar si son o no Lucy o Ethel.

Deberíais leer su historia: aquí

—-

Nota de La Rebelión de las Palabras: Las comillas en donde dice “aves de corral” las he puesto yo, en el comunicado original no aparecían. En inglés, la palabra para ese tipo de granja es “poultry”, pero en castellano, la traducción adquiere connotaciones que me parecen totalmente especistas, y que intento no reproducir salvo que no me quede otro remedio a la hora de traducir textos. Ninguna ave es “de corral”, porque nadie nace para vivir encerrado.

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.