Sobre las recientes acusaciones contra Juan Manuel Bustamante Vergara “Nahuel”

La semana pasada eran difundidos por vía de redes sociales y listas de correo una serie de documentos escritos y gráficos que contenían acusaciones bastante graves contra Juan Manuel Bustamante Vergara, también conocido por su apodo “Nahuel” y que a muches os sonará por haber sido el único miembro del ya disuelto colectivo anarquista Straight Edge Madrid que ingresó en prisión tras el burdo y penoso montaje policial denominado Operación Ice y que presentó a este colectivo (dedicado a organizar conciertos, comidas veganas, charlas y otros eventos) como una presunta organización terrorista responsable de diferentes actos de sabotaje.

Incluso antes de su ingreso en prisión, algunas personas ya habían estado hablando sobre sus vivencias dentro de relaciones sexo-afectivas con este señor. No obstante, y con el fin de no complicar más todavía su situación, se decidió no hacer público el asunto hasta que Nahuel saliese del talego. Una vez fuera, y dado que el único cambio en sus actitudes a lo largo de este año que ha pasado ya desde que pudo salir de la cárcel sólo ha sido a peor, y con su juicio concluído con sentencias absolutorias para todes les acusades, han hecho públicas sus reflexiones sobre la conducta de Nahuel y no sólo eso, sino también una serie de pantallazos de conversaciones con él por medio de aplicaciones de mensajería instantánea, a cada cual más asqueroso que el anterior y donde él hace gala de un nivel de violencia verbal altísimo.

Añadir que nos consta y tenemos pruebas de que la reacción del agresor ante la publicación de estas acusaciones ha sido, cuando no la negación directa de las mismas, su justificación usando como pretexto o como cobertura el presunto Asperger que él padecería, y que según dice causaría que él careciera de empatía y sentimientos, por lo cual a veces “abusa sin darse cuenta”. Pasando por alto que en ningún caso el Síndrome de Asperger conlleva la incapacidad para empatizar o comprender los sentimientos ajenos, e ignorando el hecho de que esa excusa supone una muestra más del tremendo capacitismo de este señor (ya que lo ha dicho sin preocuparse del incremento que puede causar en la exclusión social de todas aquellas personas que ya cargan con un gran estigma por su sufrimiento psíquico del que no son responsables ni culpables), tanto la empatía, como la inteligencia emocional o los cuidados, son habilidades y mecanismos que se pueden trabajar tanto a nivel personal como desde lo colectivo, para que poco a poco se abandonen conductas que sabemos que dañan a otres y que sabemos que no son justas o que generan situaciones donde otras personas tienen que cargar con las consecuencias de nuestras acciones, pero si una vez tomas conciencia de esas carencias las usas para escudar comportamientos de mierda, entonces sólo conseguirás ser una persona doblemente detestable. Por otro lado, nos resulta curioso que afirme carecer de empatía cuando, de hecho, durante su activismo a favor del veganismo y la ética antiespecista apelaba continuamente a la empatía con les animales de otras especies. ¿Es que la empatía te viene y te va según conviene en cada situación o qué?

A pesar de que como ya se dijo en otro post reciente con contenido similar (aunque referente a otro caso distinto) nos encontramos en un proceso interno de autocrítica y debate sobre la herramienta de los comunicados y lo que conlleva a veces su uso, creemos que es importante dar a conocer los hechos que se narran en los materiales que van a continuación (y que recibimos por vía correo electrónico, no siendo este blog su emisor original), ya no sólo para advertir y proteger a aquellas mujeres que puedan cruzarse con Nahuel en el futuro sino también para acabar con el protagonismo que ha adquirido dentro del movimiento a raíz de su paso por prisión, lo que también le ha permitido alcanzar un espacio dentro de ciertos entornos que no merece y que pone en peligro a otras personas.

También queremos dejar claro que este es un señalamiento hacia Nahuel en particular y en ningún caso debe extrapolarse a otras personas vinculadas (por desgracia) en su día a la Operación Ice o al colectivo SxE Madrid.

————————————–

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , . Bookmark the permalink.