Chile – Nuevo comunicado del compañero Marcelo Villarroel, preso del Caso Security

Recibimos y difundimos un nuevo comunicado del compañero Marcelo Villarroel, preso del Caso Security, desde las mazmorras de la CAS (Santiago de Chile):

————————————–

Comunicado del compañero subversivo Marcelo Villarroel Sepúlveda

ACERKA DE LA RESISTENCIA A LA PRISIÓN Y LA NECESIDAD DE EXTENDER LA LUCHA AUTÓNOMA ANTIKARCELARIA.

Una breve mirada a las experiencias de lucha desde el encierro, sus énfasis y los kontextos en ke se han desarrollado.

«Sin ningún Comité Central ni ninguna jerarquía que clasifique nuestrxs miembrxs, solo podemos conocer caras extrañas como amigxs a través de sus acciones. Lxs queremos, Ixs abrazamos, al igual que sabemos que otrxs lo harán. Otras células, secciones, grupos.»

Brigada de la Cólera
1970.-

En tiempos de agudización del konflikto social la kárcel es el principal instrumento de kontrol y kastigo para kienes no se someten y se rebelan.

Históricamente el dominio a través de todos sus dispositivos ke sostienen el poder, la autoridad, el mundo de las jerarkías, el patriarkado y el kapital a usado la sanción normalizadora para kombatir toda forma de Resistencia ke atake y amenace su paz social.

Sin ir más lejos no fue sino en la diktadura de Pinochet en donde esta dinámika afectó masiva y sistemátikamente a miles y miles de Rebeldes ke la kombatieron entregando los mejores días de sus vidas.

Se reformuló el marko jurídiko fundado en la doktrina de seguridad nazional ke veía un enemigo interno al ke había ke aplastar bajo la exkusa de «kombatir el káncer marxista» según la voz de los genocidas de la époka.

Operaba la pútrida «justicia militar»:


Miles de muertxs, desaparecidxs, exiliadxs, perseguidxs, violentadxs, torturadxs son el rekuerdo imborrable y el triste legado de la refundación kapitalista neoliberal del imperio yanky a través de la insurrexión militar burguesa del genocida ejército chileno.

Kon el komienzo de las masivas protestas populares a partir de los primeros años de la dékada de los 80′ surge desde el Estado la «ley antiterrorista» 18.314 el 16 de mayo de 1984 ke kon posterioridad ha sido modificada en dos oportunidades.

Llegó la demokracia en 1990 y cientxs de presxs polítikxs habían sobrevivido a un régimen demencial de encierro manteniendo dignas práktikas de Resistencia y organización a pesar de ser propias de una konstruxión ideológika basadas en el marxismo leninismo predominante y hegemóniko en el movimiento popular chileno por más de 60 años.

De esta manera se usó el 11 de marzo de 1990 komo un momento para definir un korte históriko, después de 17 años de Pinochet, en el tratamiento de todxs akellxs prisionerxs politikxs ke estaban en las kárceles, fundado en el hecho de ke la recuperación del Estado de derecho, había asumido Patricio Aylwin, no justificaba la axión violenta porke, según los próceres de la koncertación y la klase polítika dominante, estaban los kanales para una korrekta y pacífica participación ciudadana», generando los mekanismos jurídicos y polítikos para liberar a todxs kienes permanecían en las kárceles de este territorio.

Sin embargo, por un lado, militantes de las mismas organizaciones armadas ke iban siendo liberadxs de las prisiones por ser héroes en la lucha antidiktatorial iban presenciando las detenciones y kondenas a kompañerxs ke después del 11 de marzo habían decidido kontinuar la lucha armada y las práktikas de guerrilla urbana por konsiderar ke sólo era un kambio kosmétiko de refundación kapitalista revestido de demokracia.

En esencia la krítika y decisión eran korrektas aunke propias de una mirada de izkierda politiko militar de la ke hoy siento una distancia abismal.

Una vez más se volvió a reformular el marko juridiko permitiendo la agudización de una guerra sucia en kontra de los últimos estertores de la subversión armada de izquierda.

Se modificó la ley antiterrorista en 1991, se mantuvo la tortura komo procedimiento habitual de las policias,los asesinatos selectivos y la nefasta «justicia militar» kontinuaron vigentes, se promulgó el dekreto ke permitió fundar la Oficina de seguridad públika komo origen de la actual Agencia Nazional de Inteligencia y se konstruyó la primera kárcel de alta seguridad en Santiago de Chile ke es la misma en la ke me ha tokado vivir en dos períodos por más de 20 años.

A partir del 20 de febrero de 1994 se pone en funcionamiento la kárcel de alta seguridad y kon ello el tratamiento intrakarcelario para lxs rebeldes kambió haciendo de este uno de anikilamiento.

Se redujeron los espacios de movilidad y para el total kontrol de los «delinkuentes subversivxs», se aplikó un régimen demencial ke kontemplaba originalmente la lógica de alta y máxima seguridad nacidas en las demokracias parlamentarias europeas ke kombatieron a las guerrillas urbanas metropolitanas en Alemania, Inglaterra, España, Francia e Italia.

Por otra parte, este tratamiento integral represivo kumplió su función derrotando los diferentes proyectos armados del Mapu-Lautaro, los diversos grupos Miristas y Rodriguistas ke operaban en Chile estableciendo komo hito terminal de akella generación politika la fuga reskate por parte del FPMR el 30 de diciembre de 1996 desde la Kárcel de alta seguridad en Santiago de Chile.

RESISTENCIA AUTÓNOMA ANTIKARCELARIA.
Un kamino multiforme de persistencias.

«Nunca esperé salir con vida de tan intensa guerra a muerte con el mundo basura que sólo nos ofrece consumir o morir en sus cárceles.

Seamos, vivamos, busquemos el camino hacia la liberación total lejos del verdugo que nos persigue».


Anónimx en conflicto.-

1996.-

Es en este período en donde por vez primera en Chile se komienza a gestar una práktika de lucha antikarcelaria devenida de principios organizativos fundados en la horizontalidad, en la afinidad, en la axión directa, en el apoyo mutuo.

Nace el Kolektivo de prisionerxs polítikxs Kamina Libre fundado por un universo de 9 kompañerxs 4 de los kuales habíamos sido expulsados del Mapu-Lautaro por «desviaciones anarkistas» al interior de la kárcel de alta seguridad. Desde ese momento hasta el día de hoy ningún vínkulo ni espacio de enkuentro tuve ni he tenido kon dicha organización muy a pesar de la tipifikación periodistiko policial ke insiste,a través del tiempo, en llamarme «lautarista» negando así explícitamente el vuelko hacia una posición Subversiva Autónoma Libertaria.

Kamina libre se autodisolvió el 2004 kon la salida a la kalle de sus últimos miembros después de kasi 12 años ininterrumpidos de prisión.


Es desde este momento hasta el día de hoy en ke el aporte de dicho kolektivo se ha mantenido y profundizado en la konstruxión autónoma ke lucha por la abolición de las prisiones, por la destruxión de la sociedad karcelaria, por la kreación de redes de komplicidad, por la proliferación de la lucha antiautoritaria, por la relación de las diversas mikrokulturas de resistencia en Chile y el mundo ke llaman klaramente y sin ambigüedades a la guerra social.


Es Kamina Libre kien modifica el lenguaje de lucha antikarcelaria negándose a otorgarle el privilegio konceptual de llamar libertad a la demokracia del kapital por tanto el grito y konsigna de libertad a lxs presxs por luchar se transforma en: Presxs a la kalle!! Porke la libertad sólo la encontraremos kuando haya Liberación total. Igualmente establece lazos de afinidad renunciando a la práktika polítiko formal rechazando vínkulos kon grupos y organizaciones jerárkikas haciendo tangible la horizontalidad en un kontexto social e históriko en ke lo autoritario y vertical aún prevalecían,aunke en retirada,komo forma de organización natural en las esferas de lo «polítiko popular».


Desde este Espacio Antikarcelario se alentó la proliferación de kolektivos, bandas, núcleos, koordinadoras, de publicaciones llamando a la guerra social.


Se sentaron las bases de una manera de ver y entender la lucha por la destruxión de la sociedad karcelaria komo inherente a las práktikas subversivas de atake a lo existente permitiendo el enkuentro de diversas generaciones de klara influencia autónoma, negra e insurrexional.

Es en el 2013 en donde de manera definitiva salen los últimos 4 presos polítikos ligados a las viejas organizaciones armadas después de 8 años de reklusión nocturna, cerrando así un ciklo de prisión polítika iniciado 23 años antes ke se vuelve a reabrir kon la ofensiva del Estado chileno en kontra del sector más radikal del Rodriguismo kon la detención de Marcela Mardones en el 2017 y la extradición de Mauricio Hernández de Brasil a Chile el 2019 komo pakto de aveniencia demofascista entre Bolsonaro y Piñera.
Recientemente la Justicia del Dominio ha fijado la pena impuesta a Mauricio en 27 años de prisión efektiva ratifikando así la venganza fascista en kontra de su historia de kombate e ilegalidad kontra lxs poderosxs.

Sin embargo, desde el 2005 hasta el día de hoy muchxs kompañerxs han debido enfrentar la prisión komo resultado de sus konvixiones y opciones de lucha.


Desde presxs por la lucha kallejera,por okupaciones, por artefactos e incendios, por asaltos y rekuperaciones kon muertes de policías.


La ofensiva del Estado ha sido permanente llegando a momentos álgidos komo en el «caso bombas 1» del 2010 en respuesta por persistir y mantener una práctika Subversiva Autónoma,negra, insurrexional y multiforme komo manifestación viva de Guerra Social kontra el Estado, la kárcel y el kapital.


Después del «kaso bombas 1» fueron kayendo intermitentemente más kompañerxs en prisión ke venían desde un espektro negro Ke desde su individualidad pasaban a la axión o en la lucha kallejera ke se agudizó desde el 2011 kon las masivas konvokatorias de los llamados «Movimientos Sociales».


Es importante señalar ke salvo klaras excepciones, se genera un komportamiento entre lxs detenidxs tendiente a kultivar un bajo perfil komo manera de okultar el «origen polítiko» de la kausa así komo el temor evidente por kedar expuestxs a altas kondenas. Esto ha prevalecido en el tiempo haciéndose kasi un eskuela de komportamiento al interior de la prisión en kuanto al silencio, el nulo aporte teóriko-práktiko y la inkapacidad de kompartir la experiencia del encierro kon sus pares en función de fortalecer el konocimiento real de una trinchera a la ke todxs estamos expuestxs desde el momento en ke kruzamos la frontera de la ilegalidad.


Se hace imperativo tener la klaridad de la necesidad de ser un aporte permanente en todos los kontextos y espacios donde nos lleve el konflikto y ke la kárcel en ningún kaso nos puede anular en nuestras kapacidades y potencialidades.


Si somos guerrerxs ke ésta kondición se exprese en la kárcel y en la kalle y nunka sea derrotada por el miedo,el silencio y menos por el arrepentimiento.

Establezko el 2005 komo referencia histórico temporal ya ke es en el invierno de este año en ke komienza el funcionamiento de la reforma procesal penal de manera definitiva en todo el territorio dominado por el Estado de Chile y kon ello otro tratamiento jurídiko policial penitenciario.

Nuevamente se vuelve a reformular la Ley Antiterrorista en 2010 Y es en diciembre de este mismo año en ke la horrorosa muerte de 81 personas presas en la kárcel de hombres de San Miguel de Santiago generó una inevitable extensión de la konciencia y axion antikarcelaria permitiendo el nacimiento de un aktivo de espacios venidos desde la prisión social. Familiares y amigxs de los 81 muertos y entornos solidarios han forjado iniciativas de denuncia, memoria, juridikas, asistenciales, pero también de lucha a través de la axión directa en la kárcel y en la kalle kon diferentes intensidades y alkances.

Otra arista a revisar, en materia jurídiko represiva, es la ley 20.813 del 2015 (segundo período presidencial de Bachelet) ke vino a modifikar la ley 17798, de kontrol de armas y el kódigo Procesal Penal, por la ke hoy hay un número importante de personas imputadas resultado de su participación en la Revuelta a través de la lucha kallejera.

La razón del Estado, para modifikar dicha ley, es porke los tribunales al momento de las kondenas, no konseguian dictarlas por la Ley antiterrorista, sino ke se terminaba aplikando la Ley de kontrol de Armas. Por ende, les era menester, fortalecer y robustecer esta ley.


Entre las disposiciones, kabe resaltar el artículo 14 D, que inkorpora la kolocación, el envío, el arrojo, de bomba explosiva, como incendiaria (también se agrega la kímika, korrosiva, tóxica u infexiosa).


Dejando komo sanción, el presidio mayor en su grado medio, para kienes kaigan en esta figura, si lo komenten en zonas o espacios de uso públiko.


Y en kasos de artefacto incendario, kuyos komponentes principales, sean pequeñas kantidades de kombustible, u otro elemento kímiko de libre venta al públiko, (entrando akí directamente las bombas molotov, o las de kontacto), dejando la sanción de presidio menor en su grado máximo, si kometen el delito en zonas, u espacios de uso públiko.


Respecto a las penas, esta ley, hace ke el régimen, de penas sustitutivas, no sean aplikables para estos delitos. Buscando asi, kastigar a lxs refractarixs, asegurando el encierro, a kualkiera ke se posicione kontra su orden.

Igualmente, la realidad de la prisión polítika mapuche se ha mantenido desde los 90 hasta hoy. La Guerra de Liberación Mapuche ha mantenido y profundizado desde 1997 kon las kemas de kamiones en lumako su extensión y presencia en todo el wallmapu. El estado chileno sólo ha respondido kon kárcel, represión y muerte. No hay ke olvidar ke “La Ley Antiterrorista» después de muchos años sin ser aplicada volvió a ser usada el 2006 kuando Bachelet, en su primera administración, la invoka respecto de la Guerra de Liberación Mapuche y de ahí en adelante ha tenido aplicación en el Wallmapu y en el resto del territorio dominado por el Estado Chileno expresando claramente ke este es el úniko lenguaje ke el poder mantiene kon todxs lxs rebeldes ke kon motivos y razones diversas lo apuntan kon su axionar de ofensiva permanente.

La legitimidad de la Guerra de Liberación Mapuche entre explotadxs y desadaptadxs no mapuche es inkuestionable.


Del mismo modo ke hoy la violencia kontra el poder y su miseria, la rebelión komo komportamiento de rechazo y afirmación práktika de nuestra lucha se justifica por la inmensidad de motivos y razones ke la propia realidad nos otorga komo Arsenal para destruirla.


Su paz social impuesta kon sangre, represión, explotación y muerte no resiste pasividad.

Hoy es el momento de ensanchar las formas de organización subversiva autónoma no olvidando nunka ke kienes estamos en prisión por largas kondenas nos hemos mantenido kon la konvixión intacta señalando un kamino kon nuestra resistencia real desde hace dékadas.

Desde una mirada de guerra es kon lxs presxs ke llevamos años es kon kienes hay ke redoblar el kompromiso real libremente asumido de hacer todo lo posible para llevarnos de vuelta hacia las kalles.


Esto para nada es kontradictorio kon la formación de iniciativas de solidaridad kon ese extenso kúmulo de personas presas llamadxs «presxs polítikxs de la revuelta» entre kienes se enkuentra un universo pekeño de kompas ke hoy enfrentan la lucha desde esta trinchera.


No podemos alentar el negacionismo y permitir el olvido haciendo prevalecer esta lógica venida de una mirada permeada fuertemente por el ciudadanismo entre kienes recién se acuerdan ke la prisión polítika existe.


Tampoko hay ke alentar la konstruxión de una idea karikaturizada del-la kompañerx tras las rejas komo héroe o viktima de un momento intenso del konflikto.


Somos personas en guerra, muchxs guerrerxs konvencidxs de la necesidad del atake. Unxs antes y otrxs después por el mismo kamino de subversión ke en nuestras historias de vida venimos kon nuestrxs muertxs, presxs y fugadxs a ser parte de este momento histórico de tensión y Revuelta permanente.


Todas las señales hablan de la agudización del konflikto. Porke el poder no es una idea inmaterial subjetiva sino ke también y ante todo se manifiesta de manera sutil y brutal a través del monopolio de la violencia ejercido por sus cikarixs guardianes del Estado, de su orden y de su ley.


Es necesaria la klaridad para el aktuar, teniendo una mirada en perspectiva kon nuestro pasado, desde el presente sin amnesias temporales ke permiten ubikarse koherentemente frente al konflikto. Porke somos el konflikto mientras la llama de la ilegalidad prevalezka resultado de nuestra konvixión de lucha kapaz de enfrentar la tortura, la prisión y la muerte en estos tiempos en ke la guerra está desatada y en la ke no hay vuelta atrás.


Ke este despertar antikarcelario resultado de la agudización del konflikto sirva para potenciar la lucha integral en kontra de todo lo existente.

Recordar ke hay una pelea dándose al interior de las prisiones y nos afecta directamente a kienes llevamos años de encierro y es en kontra el decreto ley 321 promulgado en 1925 y ke establece la posibilidad de «libertad kondicional» a kondenadxs y modificado en enero del 2019 kon resultados graves para los tiempos de kumplimiento de kasi todxs lxs kondenadxs del país, exigiendo dos tercios de kondena efectiva, más kondukta intachable e informe psicosocial hecho por lxs karcelerxs inkurriendo en una flaglante violación de su propia legalidad ke indika komo doctrina el hecho de ke ninguna ley se aplika hacia atrás en el tiempo salvo akella ke favorece al-la kondenadx. Exceptuando los hechos koncebidos

Komo «krímenes de lesa humanidad» ke no preskriben y para los kuales hay akuerdo mundial komo tendencia proklive al esklarecimiento de verdades y justicias histórikas siempre en el ámbito de las leyes del dominio.

Por otra parte los primeros días de febrero de este año komenzó a aplikarse la Ley Nº 21.208 ke fija penas para sakeos y tipifika los actos ke atenten kontra la libertad de cirkulación a través de medio violentos, más konocida komo «ley antisakeos», expresión inekivoka de una ofensiva polítiko juridika del Estado ke no cesa en echar mano a su extenso Arsenal represivo kontínuo para intentar frenar la Revuelta así komo para perpetuar el plus valor de su merkancia junto a sus altísimas tazas de ganancia.

No olvidar kada una de las razones ke están presentes en esta Revuelta.

Por lxs de ayer, por lxs de hoy y por lxs ke vendrán!!


Es vital mantener la fuerza y el newen siempre en alto, la memoria insurrekta potente para saber kaminar en tiempos álgidos y komplejos komo los ke hoy se viven. Nunka perder la brújula de nuestros deseos y necesidades, nunka olvidar todxs y kada unx de lxs verdugxs serviles al poder ke han obrado kon la maldad propia de su kondición de sikarixs del Estado. Nunka dejar ke el miedo se apodere de nuestra konciencia menos de nuestra axión.


Es tiempo de ir por todo ya ke las esperas y justifikaciones para la inaxión son sólo el lenguaje del dominio, sus sostenedorxs y falsos kritikxs.

Saludando a todxs lxs kómplices y hermanxs repartidxs por el mundo, en fuga, en las kárceles y en zonas de guerra y konflikto.

Por la extensión de la solidaridad kon lxs Presxs de la Guerra Social, de la Liberación Mapuche y de la Revuelta.

JUVENTUD KOMBATIENTE: INSURREXIÓN PERMANENTE!!
POR LA MULTIPLIKACIÓN DE LA AXIÓN AUTÓNOMA ANTIKAPITALISTA!!!
SOLIDARIDAD Y FRATERNIDAD INTERNACIONALISTA POR LA DEMOLICIÓN DE LAS PRISIONES!!
FRENTE A LA INDIFERENCIA MASIVA: RESISTENCIA ANTICARCELARIA ACTIVA!
HASTA LA DESTRUXIÓN DEL ÚLTIMO BASTIÓN DE LA SOCIEDAD KARCELARIA!
¡POR EL FIN DE LA LEY 321 Y TODAS SUS LEYES!!
¡JUAN, MARCELO Y TODXS LXS PRESXS DE LA GUERRA SOCIAL A LA CALLE!
MEMORIA, RESISTENCIA Y SUBVERSIÓN!!
¡MIENTRAS EXISTA MISERIA, HABRÁ REBELIÓN!

Marcelo Villarroel Sepúlveda
Prisionero libertario
Cárcel de alta seguridad
Stgo de Chile
Febrero 2020.

This entry was posted in Caso Security, Noticias, Noticias y comunicados, Presxs and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.