Nuevo asesinato a manos de la Guardia Civil, esta vez en Ponteareas, Pontevedra

La Guardia Civil ha vuelto a ser noticia por un abuso de su fuerza y poder que terminó con un hombre asesinado, esta vez en la parroquia de Gulans, en la localidad pontevedresa de Ponteareas.

Según algunos medios burgueses (yo vi la noticia en El Mundo, pero me niego a enlazar a semejante basurero “informativo”, buscadla vosotrxs), el suceso ocurrió cuando, de acuerdo a la versión de los picoletos, acudieron al domicilio del hombre, Javier Fernández, de unos 40 años y conocido en la zona de Vigo y alrededores por ser el antiguo batería de la banda de rock Los Piratas, y que desde hacía unos años era profesor de música. El motivo de que el instituto armado desplazase allí una de sus unidades, fue una presunta denuncia por malos tratos que se estarían produciendo en la vivienda.

Una vez allí, encontraron a la mujer en la calle, y habrían entrado a recoger al hijo que el asesinado tenía con ella, y que aun es un bebé. Luego, los picoletos habrían entrado de nuevo en el domicilio para según ellos “intentar tranquilizar” al hombre, que estaría en ropa interior, y supuestamente muy nervioso y en un estado cada vez más agresivo y violento, hasta que en un momento dado, éste habría cogido un presunto objeto punzante con el que, según los medios y la Guardia Civil, habría intentado agredir a los agentes, sacando uno de ellos su pistola “para intimidar”. Sin embargo, el mercenario fue más allá de la mera intimidación, y disparó (según él, “a una zona no vital”) hiriendo de gravedad en el abdomen al presunto agresor, que fallecía horas después en el Hospital Meixoeiro de Vigo, a donde fue trasladado de urgencia.

Sin embargo, la versión contada por los picoletos para justificar su asesinato de un hombre, contrasta con lo expresado por la mujer del fallecido, Andrea M., a través de redes sociales, donde señaló que no va a permitir que se manipule la información sobre lo ocurrido, y añadió, refiriéndose a su marido como Hal (por Hal9000, nombre artístico que tenía cuando tocaba en el grupo Los Piratas) que “Hal era la persona más cariñosa del mundo. Nos amaba con todo el corazón, al bebé y a mí. Jamás fue un maltratador, éramos completamente felices”. Además, la mujer añadió que el fallecido padecía un trastorno bipolar, y hacía poco que había abandonado la medicación y el tratamiento, pese a que varias personas allegadas le habrían pedido que no lo hiciera. Para terminar, la mujer, que fue testigo de los hechos, niega que haya habido agresión a los agentes por parte de su pareja, lo cual contrasta de nuevo con lo que alegaron los asesinos de uniforme, quienes acusaron a Javier F. de haberles agredido con un supuesto objeto punzante, versión que fue además difundida por varios medios burgueses sin haberla contrastado ni confirmado (como de costumbre, lo que dice un/a maderx va a misa, y tenemos por ahí sueltxs a montones de asesinxs con presunción de veracidad).

De nuevo, vemos un abuso de poder por parte de aquellxs que se supone que en este mundo de mierda velan por nuestra seguridad. No obstante, quizá debamos preguntarnos, ¿quién vigila a lxs vigilantes? ¿quién garantiza nuestra seguridad cuando aquellxs que la garantizan son lxs mismxs que la amenazan? No estoy con ésto pidiendo nuevos cuerpos represivos que tutelen las prácticas de los actuales, ni nada parecido, sino que creo que debemos tener en cuenta que esxs mismxs que se arrogan el papel de “protectores”, de “salvadores”, de “autoridad defensora de los derechos de lxs ciudadanxs”, son lxs mismxs que nos amenazan, que asesinan y torturan, que abusan, mienten y maltratan, sin que se les caigan los anillos por ello. Aquí en Galiza hemos visto ya cómo la Guardia Civil comete y encubre asesinatos con mentiras y falsos testimonios, callando a las familias y amigxs de las víctimas con multas y amenazas (no nos olvidamos de Diego Viña, torturado y muerto bajo custodia de la Guardia Civil en el cuartel de la localidad de Arteixo, en la provincia de A Coruña). Este caso sólo viene a sumarse a una triste lista de desgracias, que estxs asesinxs continúan perpetrando con total impunidad.

policia-asesina

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , . Bookmark the permalink.