Acerca de la Operación Buyo, contra el compañero Gabriel Pombo da Silva en Galicia

La semana pasada, varies compañeres nos enterábamos por la escoria mentirosa de la prensa burguesa de que un nuevo “espectáculo” represivo, protagonizado esta vez por la Guardia Civil (que habría costado más de 200000 euros en apenas 8 horas de operativo) culminó con la detención del compañero Gabriel Pombo da Silva (al cual los picoletos asaltaron su casa en Mos, donde el compañero lleva meses trabajando para habilitar el espacio con la intención de abrir un ateneo anarquista, y destrozaron todo, incluyendo el huerto, con el pretexto de la supuesta “búsqueda de las armas”) así como también con la detención de una segunda persona, a la que algunas fuentes, con su buena intención de difundir cuanto antes el incidente represivo pero yendo demasiado rápido y cayendo en el error de la inmediatez (ésto no lo digo como un reproche, compas, sino como una crítica constructiva a tener en cuenta en próximas situaciones) erraron en definir apresuradamente como “compañera”.

En este blog (y en otros medios contrainformativos concretos) se optó por no difundir nada en aquel momento y esperar a que el compañero Gabriel se pronunciase, debido a lo extraño y sospechoso del asunto y a que toda la información disponible entonces procedía de la prensa comercial y burguesa.

Ahora que el compa ha hablado, difundo sus palabras, no sin antes aclarar/advertir una cosa que me parece muy importante resaltar y tener en cuenta de ahora en adelante.

La mujer detenida junto a Gabriel en esta operación, denominada Operación Buyo, es María del Carmen Otero, la misma mujer que ya había sido detenida en 2013 en relación a un ataque incendiario contra el Club Financiero de Vigo, y que no sólo delató a los otros dos acusados (no presentes en el juicio) afirmando que eran ellos quienes se habían encargado de la acción y que ella lo único que había hecho era ofrecer su vivienda para alojarles esa noche y colaborar en la elaboración del comunicado de reivindicación, sino que además, una vez fuera del juzgado y con la sentencia de 2 años que le permitió no entrar a prisión se hizo fotografías (y las fotos aparecieron en todos los periódicos) abrazándose al empresario de dicha institución, y pidiendo perdón públicamente y arrepintiéndose de todo. Para más información de esto, podéis consultar este otro post, recuperando una nota del blog Abordaxe! que en aquel momento informó de estos hechos y que ahora es importante tener en mente.

¡Ojo con a quiénes llamamos compañeres!
¡Fuerza al compañero Gabriel Pombo da Silva y a la compañera Elisa di Bernardo!

————————–

«Dentro como fuera» se palpa esta arrogancia reaccionaria. Se nota que lxs esbirrxs de toda raza y condición necesitan «aditivos y colorantes» para endulzar toda la «realidad» que resulta para ellxs inconveniente.

«Los periodistas» más preocupados por vender su propia mierda impresa que de verificar la veracidad de lo que publican. «La policía» más interesada en organizar especulaciones que en demostrar sus propias hipótesis.

Lo que realmente es «sorprendente» (o también no), es que desde que me dejaron ir (por no hablar de todo lo que encierra esta tremenda historia) tuviera más «protección» en el «poder judicial» que dentro del así llamado «movimiento libertario».

Desde el 2012 ya hay 3 Operaciones (Osadía, Scripta Manent y «nuestra» Operación Buyo) en mi contra.

En italiano «buio» significa «oscuro» y sí, «oscura» es toda esta operación en la que una «tipa» (de pasado oscuro) se nos acerca con la cuestión de ser «compañera» para luego quererme lapidar vivo. Aquellxs que quieran información sobre esta «tipa» que lea los siguientes enlaces y se había respondido solx. Yo no son ni un juez ni un fiscal.

En relación a las tonterías sobre el «campo de entrenamiento», sobre la «célula terrorista», sobre la «posesión de armas» y o tráfico de las mismas… bueno… creo que los hechos desmienten todo. Sin embargo, entiendo que en esta sociedad alienada y este sistema corrupto se prefiera hablar/mentir sobre las causas subyacentes de la pobreza que mirar el propio ombligo.

Aún estoy de pie. Sigo con mi línea anarquista a pesar de todxs y tantxs. El ateneo Agustín Rueda, que pienso inaugurar en la casa de mis padres allí en Mos, no lo podrán detener con este tipo de maniobras.

En mi casa se incautaron: 5 coles de invierno, libros y revistas anarquistas.
Es obvio que se encontraran en mi poder un solo cortauñas, Gabriel Pombo estaría escribiendo «comunicados» desde una celda y no en libertad.
¡A quien continúa apoyándome y mostrándome su amor incondicional: Estoy aquí!
¡A quien continúa queriéndome asesinar: Estoy aquí!

¡Nunca vencidx!
¡Nunca arrepentidx!
¡Por la anarquía y el fin de la dominación!

Gabriel Pombo da Silva
29 de de enero de 2017

This entry was posted in Gabriel Pombo da Silva, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , . Bookmark the permalink.