Alemania – «G-20 ¡Bienvenides al infierno!» · Convocatoria a una manifestación anticapitalista internacional contra la cumbre del G-20 en Hamburgo

Recojo de Enough is Enough! en inglés, traduzco a castellano y difundo este llamado a una manifestación anticapitalista internacional contra la cumbre del G-20 en la ciudad de Hamburgo, Alemania, en julio. La manifestación fue convocada por la «Alianza autónoma y anticapitalista “G-20 – ¡Bienvenides al infierno!”» en contra de (y a pesar de) las prohibiciones policiales anunciadas.

——————————–

Convocatoria a una manifestación anticapitalista internacional contra la cumbre del G-20

G-20 bienvenides al infierno…

Cuando las cabezas de los gobiernos de los 20 países más poderosos del mundo estén llegando el 6 de julio y los medios reunidos del mundo estén esperando noticias de la zona de crisis alrededor de los salones de exhibición de Hamburgo, nosotres estaremos ya en las calles.

Nos estamos mobilizando internacionalmente para convertir Hamburgo en un lugar y un signo de exclamación de la resistencia contra las autoridades viejas y nuevas del capitalismo.

Una manifestación en la víspera de la cumbre del G-20 expresará la protesta y la resistencia, la crítica y práctica radicales contra el estado de cosas patriarcal y capitalista. Estamos resistiendo a la prioridad discursiva de las recepciones y las charlas junto al fuego durante los días que siguen.

El G-20 está creando un estado de emergencia temporal y su sesgo político representa todo aquello contra lo que estamos luchando. Los policías y los militares estarán presentes en los tejados de Hamburgo durante la cumbre, y elles estarán perpetuando los régimenes capitalistas por todo el mundo. Los modelos capitalistas neoliberales y proteccionistas son ambos parte similar de la explotación global, amurallando y empobreciendo.

Si esta cínica violencia va a ser obvia o más bien superpuesta por grandes recepciones e imágenes bonitas también está en juego durante los días calientes de Hamburgo. Nos estamos oponiendo a la cumbre así como también a cualquier esfuerzo de incluir la crítica y la resistencia políticas como una parte de la orquestación de la cumbre como una institución democrática.

Las cumbres como el G-20 y las instituciones como el FMI, la OMC o el Banco Mundial siendo instrumentos de la paz, los derechos humanos o las políticas climáticas es una de las mayores mentiras e ilusiones del poder.

Cuando las piezas de la política global se recojan después de la cumbre del 9 de julio, el capitalismo y la explotación seguirán existiendo. Al final del día, habrá declaraciones finales y currículos de éxito de los órganos políticos reunidos y el público. Crisis y guerras son parte del sistema capitalista, así como protestas y escándalos son parte de la orquestación de la cumbre. Depende de nosotres abrir una nueva página y nuevas perspectivas de resistencia.

El aparentemente no desafiado triunfo del capitalismo ha dejado tras de sí un rastro de devastación. La guerra es predominante no sólo como un conflicto militar, sino también en la mente de más y más personas. Una muchedumbre racista se está movilizando en Alemania, alrededor de Europa y por todo el mundo. Las ideas racistas y nacionalistas se vuelven aceptables de nuevo. Entre otres, populistas de derecchas y fascistas se las han arreglado para lograr un cambio del discurso de la sociedad hacia la derecha.

Los Estados fuertes y las fronteras cerradas son cada vez más exigentes. Las guerras por la procuración de esferas de intereses -instrumentos de orden mundial creados en los dos últimos siglos- parecen más que nunca ser medios legítimos para lograr fines políticos. Vivimos en una época de creciente nacionalismo y odio hacia las minorías. Los pogromos contra les refugiades y otros grupos de la población más allá de la mayoría, los ataques a las personas homosexuales, trans o inter, así como la importancia del fanatismo de cualquier persuasión están aumentando dramáticamente.

La migración y la huída serán puntos focales de la cumbre y de las protestas también. No es que se establezca la libertad de movimiento para todes, ni siquiera corredores de vuelo seguros para prevenir la muerte en masa en el Mediterráneo. Más bien, las fronteras y el flujo de bienes están siendo salvaguardados. El cinismo y las ofertas sospechosas prevalecen, mientras que la cumbre está tomando su curso.

Se supone que la lógica del valor capitalista se extiende hasta los últimos recovecos de las metrópolis, así como en la periferia de las regiones rurales. Sin embargo, la penetración capitalista mundial también está también conectando el terreno de la resistencia. Por ejemplo, la resistencia contra los proyectos mineros en Columbia está vinculada a las luchas políticas urbanas contra la central de carbón de Moorburg, en el puerto de Hamburgo, que utiliza el carbón colombiano como recurso.

La devastación y la migración debido al calentamiento global están relacionadas directamente con la lucha por el derecho a quedarse. Las conexiones de los intereses de explotación capitalistas pueden ser manifestadas, criticadas y enfrentadas políticamente. Se supone que la resistencia al G-20 se centra en esas interdependencias a una escala local y global y en desarrollar relaciones y prácticas de resistencia mutuas.

Varias e impredecibles resistencias de masas interrumpirán el suave proceso de la cumbre.

Mucha gente se posicionará contra esta puesta en escena del poder, política y prácticamente. A diferencia de la oposición civil, no vamos a sugerir alternativas con el fin de mantener el sistema capitalista vivo. Vamos a oponernos a la opresión, la explotación y la exclusión con colectividad y solidaridad.

Organizaos vosotres mismes, sed creatives y contribuíd con vociferación, con rabia y con energía a la manifestación anticapitalista internacional del 6 de julio. Que esta manifestación sea una primera expresión de nuestra resistencia y de nuestro irreconciliable antagonismo hacia las condiciones imperantes y hacia el espectáculo de la cumbre. ¡Arriba la revolución social!

Comenzaremos el 6 de julio a las 4 pm con una gran reunión de apertura. Se realizarán contribuciones culturales, musicales y políticas. A partir de las 7 pm, la manifestación se acercará a la zona roja y la reunión final se celebrará a un tiro de piedra de la ubicación de la cumbre en las salas de exposiciones.

¡No dejéis al capitalismo deprimiros – vivid la resistencia!

Alianza autónoma y anticapitalista “G-20 – ¡Bienvenides al infierno!”

Jueves 6 de julio de 2017
16:00, St. Pauli Fischmarkt, Hamburgo.

This entry was posted in Convocatorias, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , . Bookmark the permalink.