En respuesta al comunicado del “muchachote” de la librería La Rosa Negra y sus amigxs

Recibo en el correo electrónico y difundo, asumiendo todas las consecuencias que de ello puedan derivarse, este comunicado de algunas personas respondiendo al comunicado que el gerente de la librería La Rosa Negra, una librería anarquista en el barrio de Vallecas, en Madrid, hizo circular hace un par de meses y en el que este agresor lanzaba una serie de descalificaciones y acusaciones falsas en contra de les compañeres, todo con el objetivo de anticiparse, pues estas personas tienen en común que apoyaron a la mujer a la que él agredió y maltrató durante su relación.

Por mi parte, no existe ninguna duda de la honradez y honestidad de las personas a las que este agresor atacó en su comunicado, y no existe asomo de duda con respecto al testimonio a continuación.

Al agresor… te voy a contar un secreto: Vender libros sobre Mujeres Libres o sobre las Rote Zora no te convierte en alguien exento de ejercer violencias machistas, capullo.

Librería La Rosa Negra, espacio no seguro.
Ninguna agresión sin respuesta.

Todo mi apoyo y cariño para la agredida y su entorno de apoyo.
Todo el rechazo al agresor y quienes le disculpan y le ayudan a esquivar la responsabilidad por lo que ha hecho, minimizando las agresiones y contribuyendo a incrementar la sensación de desprotección de la agredida (espero que estéis “orgulloses”…).

————————————–

EN RESPUESTA AL COMUNICADO DEL “MUCHACHOTE” DE LA LIBRERÍA LA ROSA NEGRA Y SUS 3 AMIGXS

No necesitamos mentir…

En primer lugar, queremos recordar que nuestra amiga, la persona que sufrió la violencia de Muchachote y que sigue sufriendo los daños derivados, siempre ha querido que la movida no se aireara públicamente con comunicados, y que cada persona que supiera lo ocurrido fuera libre de posicionarse y actuar como sintiera adecuado.

Por esa razón nos cuesta escribir este texto… Pero tras leer con dolor y bastante asco el comunicado de Muchachote y sus amigxs, pensamos que habían sobrepasado ciertas líneas y se hacía necesaria una respuesta que diera más información para aquellas personas con empatía que se sientan confundidas tras la montaña de mierda que

Muchachote y sus amigxs vierten con intención de tapar la suya.

Lo hacemos de forma que nuestra amiga no se sienta incómoda y, honestamente, callando cosas que nos gustaría expresar si nos dejáramos llevar.

Dicho esto, lo que sigue irá por puntos para intentar la mayor claridad y brevedad:

La violencia y el machismo de Muchachote

La violencia ejercida por Muchachote no se limita, como al parecer va diciendo por ahí, a unos mensajitos de móvil que envió a nuestra amiga. Tampoco se limita, como dicen en el comunicado, a “actitudes machistas”, ya que la expresión se queda corta para retratar los graves comportamientos de acoso, manipulación, chantajismo emocional, vejaciones y abusos físicos y psicológicos que perduraron en el tiempo, incluso tras haber realizado un primer encuentro colectivo para abordar el problema.

El problema no está resuelto

Y no lo está porque nuestra amiga, como decimos, sigue sufriendo el daño que Muchachote le produjo. Nuestra amiga sigue teniendo miedo de él y hasta el día de hoy sigue evitando cualquier espacio en el que pueda cruzarse con él, lo que incluye espacios políticos que frecuentaba antes de lo ocurrido. Nos enerva, además, que Muchachote siga negándose a reconocer la gravedad de sus actos y que no asuma con humildad las consecuencias de los mismos.

No es rumorología ni una pataleta ni una paranoia de tres rencorosxs

En realidad somos, como mínimo, 18 personas entre amigxs, cercanxs y testigos quienes seguimos desconfiando de Muchachote; no lo queremos cerca y no necesitamos inventarnos nada sobre él. Damos por hecho que quienes necesiten tener más información por razones políticas y feministas, tendrán la suficiente sensibilidad y capacidad para encontrarnos cara a cara y preguntar aquello que sea necesario esclarecer. Cada unx de nosotrxs podrá expresar lo que sabe y su opinión al respecto.

Finalmente, decir que nuestra amiga conserva pruebas de las agresiones, por lo que pudiera ocurrir.

Sobre las acusaciones personales realizadas en el comunicado de Muchachote

A pesar de que en su comunicado dicen no querer “defender a nuestro compañero por comparación de los errores ajenos”, es precisamente lo que hacen al acusar como lo hacen a tres personas cercanas a nuestra amiga. Pensamos que esos ataques están dirigidos a esas tres personas porque se han posicionado de manera individual contra Muchachote y han visibilizado el conflicto en espacios colectivos. Creemos, también, que la intención de difamarlas no ha sido otra que intentar invalidar a partir de ahora su palabra.

Para nosotrxs no es el medio ni el momento para rebatir las acusaciones que se escupen en el comunicado de Muchachote. La gente cercana y lxs compas de las tres personas señaladas podrán sacar sus propias conclusiones en base a la experiencia directa que tengan. Y, de nuevo, quien quiera saber algo más, en este caso lo tendrá incluso más fácil ya que Muchachote ha facilitado los nombres.

Sobre el “trabajo interno” de Muchachote

Sinceramente, desconocemos si Muchachote ha realizado o no el trabajo interno que mencionan en el comunicado. Ojalá sea así. Lo que sabemos es que, como hemos dicho arriba, tras un primer encuentro colectivo para intentar vías de solución, se volvieron a producir comportamientos de acoso; y también que Muchachote y sus amigxs solo han movido ficha cuando han visto peligrar la imagen pública de la librería que regenta. También, lamentablemente, sabemos de la existencia de otra chica con miedo a Muchachote, quien la ha acosado hasta hace unos meses y trató de forzarla a hacer algo que no quería hacer.

No hay un boicot colectivo y difundido contra La Rosa Negra

El hecho de que nuestra amiga nunca quisiera que se realizara un señalamiento público a Muchachote ha evitado que se diera un posicionamiento colectivo y firmado contra él. Pero nuestra amiga siempre ha entendido que nosotrxs, gente cercana y compas, estábamos legitimadxs para contar aquellas realidades que conocíamos si se nos pedían referencias o lo considerábamos oportuno.

Muchachote, en cambio, sigue sin aceptar que haya gente con criterio propio que no quiera juntarse con él, no le quiera en sus espacios o decida prescindir de su librería.

Sobre los últimos intentos de diálogo de Muchachote

Respecto a los intentos que supuestamente ha hecho Muchachote y sus amigxs para buscar vías de solución, no entraremos en detalles en este escrito (de nuevo, quien lo quiera puede preguntarnos sobre esto), pero sí queremos hacerle llegar un mensaje a Muchachote: el proceso, los ritmos y las necesidades de nuestra amiga son infinitamente más importantes que la mala imagen de tu librería. ¡Que no te entren las prisas ahora!

¿Qué hacer a partir de ahora?

Al patriarcado debemos el que no tengamos las suficientes o adecuadas herramientas emocionales, personales, colectivas, etc., para lidiar con una situación tan dañina como esta. Por nuestra parte, estábamos en el proceso de configurar un espacio de encuentro con mediación feminista entre gente cercana a Muchachote y gente cercana a nuestra amiga quien estaba de acuerdo en que este encuentro se llevara a cabo, pero el comunicado de Muchachote ha llegado para romperlo todo y de la peor forma.

Respecto a esto último, nos parece muy significativo el que un tipo al que se le han señalado sus acosos y agresiones se siente con sus tres amigxs a hacer un comunicado contra la gente que ha estado acompañando y apoyando a la persona agredida, llamándoles “acosadorxs”. Y, no contento con eso, se presente a sí mismo en todo el texto como una persona agredida y acosada. Para nosotrxs es prácticamente un caso de manual; que cada cual saque sus conclusiones. Siendo sincerxs, no tenemos claro cómo continuar a partir de aquí, y más tras leer el feísimo texto de Muchachote y sus amigxs, donde no dan señales de querer aportar en ninguna dirección positiva y se centran en decir que “ya todo pasó” y en tratar de desacreditar a tres personas.

A nivel colectivo, es decir, al nivel de la gente cercana a nuestra amiga, nuestro prioridad es ella y su propio proceso, por lo que trataremos de acompañarla en lo que ella decida y tendremos el máximo cuidado para no empeorar una situación de por sí bastante jodida. A nivel individual y aquí queremos incluir a cada persona consciente y preocupada que esté leyendo esto, cada cual actuará según la información que tenga y aquella que pueda conseguir de manera directa de las personas involucradas. Que cada quien reflexione sobre las agresiones, pase a posicionarse y responda cuando llegue el momento y de la forma que considere apropiada.

Por último, vemos muy importante pedir algo que tal vez sea obvio pero que noestá de más subrayar: empatía. Creemos que todas las reacciones que se susciten a raíz de este texto deberían, en todo momento, valorar las consecuencias que puedan tener para nuestra amiga.

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , . Bookmark the permalink.