En respuesta a la difusión y la re-edición del texto titulado “Acerca de las agresiones machistas de La Juli”

Vaya por delante que a raíz de diferentes hechos recientes creemos que es importante reflexionar sobre los casos en los que se utiliza la herramienta de los comunicados y de los señalamientos públicos dentro del movimiento y de los espacios (presuntamente) antiautoritarios, y el modo en el que se hacen llegar a los colectivos y proyectos de contrainformación, muchas veces de manera despersonalizada y sin que antes existan unos filtros o unos cuidados mínimos en la comunicación entre la persona que manda el comunicado y quien lo recibe, recibiendo también la responsabilidad sobre si publicarlo o no y las consecuencias derivadas de cada elección. Antes de mandar un comunicado desde una cuenta creada ad-hoc para eso y de la que no se reciben mayores comunicaciones a priori ni a posteriori, estaría bien que la persona o el colectivo que lo van a mandar escriban otro correo, se presenten o al menos nos pongan un poco en situación sobre quiénes son y sobre lo que ha sucedido, aporten alguna referencia o, en fin, ofrezcan vías para una comunicación un poco más cercana (quizá no en lo geográfico pero sí en los detalles, el trato y las formas) desde la que seguir profundizando en lo ocurrido. Creemos que en este espacio en particular se ha pecado a veces de dicha falta de cuidados a la hora de posicionarse y comunicar sobre determinados conflictos y es un tema sobre el cual nos queda realizar la correspondiente autocrítica.

No obstante, lo que motiva este nuevo post son unos hechos recientes que consideramos de gravedad y que se enmarcan en el historial de comportamientos inaceptables de un sujeto que viene dando de qué hablar desde hace ya una buena temporada. Por eso, y a pesar de encontrarnos en un proceso de autocrítica con respecto a lo mencionado anteriormente y nuestras formas de acción al respecto, hemos querido posicionarnos y contribuir a su difusión. Además, han querido tomarnos el pelo intentando hacernos formar parte de su jueguecito de mierda y eso sí que nos enfada (seguís subestimando nuestras redes y nuestra capacidad para enterarnos de las cosas).

Hace unos meses se publicó en este blog un comunicado contra Dani, un conocido “compañero” de la ciudad de Madrid a cargo de La Rosa Negra, una librería anarquista en Vallecas. Este individuo no sólo ha sido acusado como maltratador físico y psicológico reconocido (él mismo ha reconocido dichas agresiones ante algunas personas, aunque nos consta que con otras lo reduce todo a “unos mensajes de móvil” y evita hablar de la violencia física y psicológica que ejerció de forma prolongada en el tiempo) sino que además, ha escrito un comunicado difamatorio contra personas del entorno de apoyo de la mujer agredida para así tratar de desacreditarlas y cubrirse las espaldas, mintiendo y manipulando los hechos a su favor, y cuando esas personas respondieron, dos de ellas recibieron sendas palizas (destaca que para pegar a una de esas personas el agresor se tomó la molestia de desplazarse hasta Valencia desde Madrid).

Como he dicho, a pesar de todo, este sujeto continúa siendo bien recibido en algunos espacios y uno de estos espacios es el Encuentro del Libro Anarquista de Cádiz. Cabe decir que al colectivo organizador de dicho evento ya se les informó el año pasado de la trayectoria de este agresor al ver que se encontraba entre les ponentes. No obstante, no parecen haber hecho mucho caso y este año han decidido contar con él de nuevo, y nada menos que para presentar un libro editado por su librería (junto al autor, Raúl Cruz), y cuyo título es: “La Revolución Neolítica: Los orígenes del Estado, el Patriarcado y la Desigualdad Social”.

Ante esto, una mujer expresó por medio de Facebook que este hombre no era el más adecuado para hablar sobre los orígenes del Patriarcado ya que él mismo había sido acusado recientemente de malos tratos con un claro tinte machista. La respuesta de Dani y sus amigos, además de reírse y burlarse, fue difundir sin permiso ni consentimiento un texto privado que tiempo atrás se escribió para tratarlo dentro de una asamblea cerrada en la cual se estuvo gestionando un conflicto con esta mujer con la que, al parecer, se habrían producido problemas de convivencia (un conflicto que ya había sido resuelto entre las partes implicadas y que en cualquier caso al agresor no le iba ni le venía, y sobre el cual no tenía absolutamente ninguna legitimidad para mover ficha). No se conformaron con airear información privada que sabían que había sido redactada no de forma pública sino para su discusión en una asamblea cerrada, sino que para más inri, modificaron el contenido del texto añadiendo nombres y referencias de esa mujer en redes sociales, comprometiendo a numerosas personas. Por supuesto, antes de ganarse su minuto de gloria difundiendo ese texto, ni Dani ni ninguno de sus amiguitos preguntó a las partes afectadas, lo que demuestra que en realidad ese conflicto no les importa y que lo que realmente buscaban era instrumentalizarlo a su favor, ignorando los cuidados más básicos, para invalidar políticamente la opinión de la mujer que les había señalado, invalidándola además como sujeto transfemenino por medio de comentarios transmisóginos vertidos en conversaciones de Whatsapp y redes sociales.

El comunicado que esta gente alteró y difundió sin permiso llegó a la bandeja de correo electrónico de este blog incitando a su difusión, lo que afortunadamente no hicimos puesto que, como ya hemos dicho antes, conocemos más personas de las que creéis y reaccionamos a tiempo preguntando y pidiendo las referencias correspondientes. Por eso ese texto no va a encontrar sitio aquí. Lo que sí va a encontrar sitio es la respuesta que ha surgido ante vuestra enésima muestra de misoginia y prepotencia y que también fue recibida en el correo electrónico.

La información que sigue a continuación puede ser descargada maquetada en un formato PDF para una mayor comodidad en su difusión haciendo click aquí.

Un consejo: No intentéis jugar con nosotres de nuevo. Ya no cuela.

————————————————–

En respuesta a la difusión y la re-edición del texto titulado “Acerca de las agresiones machistas de La Juli”

Hace una semana la compañera Juli comentó una publicación en facebook sobre el encuentro del libro anarquista de cadiz 2018. En dicho comentario expresaba que no daba crédito a que dieran cabida en un espacio libertario a la presentación de un libro editado por la Rosa Negra, ya que entre las gloriosas filas de tal distribuidora se encuentra un machote llamado Dani que, para quienes no lo sepan, es un reconocido agresor cuyo último acto violento fue darle dos palizas a dos personas del grupo de apoyo de la superviviente de sus violencias machistas. Para aclarar, él hace gala de ello y se autoproclama “feminista” y defensor de la autodefensa, y al parecer entiende por autodefensa apalizar a quienes le señalan como agresor. Existen varios comunicados públicos al respecto.

Bien, debido a que él es un líder horizontal cisheterosexual y blanco, de los que tanto gustan en los sectores libertarios, tiene gente que lo respalda y defiende. Para prueba, una de las personas que comentó en respuesta a la compañera en la nombrada publicación para deslegitimarla, decidió que era un buen argumento y una buena idea publicar y EDITAR un texto contra Juli que se realizó el año anterior para una asamblea cerrada y hacerlo sin el consentimiento de la autora del texto. Ya sabéis, el rollo con mi amigo no te metas y te hundo con lo que pueda.

 

Lo siguiente fue la intervención de nuestro aliado “feminista”, junto con uno de sus amigos de la hermandad de los caballeros heterosexuales, Richi, quien sospechamos que es la persona q le hizo llegar el texto. Esta intervención consistió en que difundieron por un grupo de contactos anarquistas en WhatsApp (el grupo “Difusión rápida”) el texto antes mencionado, el cual habían editado cambiando las iniciales por el nombre junto con el añadido de la dirección de facebook y se le había añadido un encabezado que en el original no existía, ya que carecía de “título”. Nos gustaría recalcar la gravedad que se le estaría dando a este asunto por parte de estas mismas personas si un compañero hubiera sacado a la luz un texto interno sobre otro compañero y encima lo hubiera editado para poner el nombre de esa persona en las redes sociales. El escándalo y la traición estarían servidos. Parece que los formalismos solo valen para ellos.

Es necesario explicar las circunstancias en las que se dió el texto original y como fue su tratamiento posterior brevemente, ya que este no es comunicado de evaluación de dicho proceso.

En abril de 2017 se escribió para una asamblea de un centro social de madrid el texto original (sin título) que ahora se ha hecho público, bajo la premisa de que dicho texto jamás debería salir de los muros de dicho centro social. Se inició un protocolo comunitario, no sin dificultades, a nivel transfeminista a muchos niveles, por el cual la persona señalada inmediatamente abandonó la casa, formó un grupo de apoyo para ponerse en contacto con el grupo de apoyo de la persona que escribió el texto, a las que se sumó al poco tiempo una mediadora especializada para intentar solucionar el conflicto. Tras meses y meses de reuniones, asambleas y trabajo interno de revisión el conflicto bajó de intensidad. No hubo necesidad entonces de realizar un texto público de revisión de todo lo que había ocurrido porque se gestionó a un nivel más interno y porque consideramos que nos venía bien descansar un poco del desgaste que nos produjo a todas y todes.

Cuando comprobamos que se está difundiendo el texto EDITADO no damos crédito a lo que vemos e inmediatamente retomamos el contacto con el grupo de apoyo de la persona q lo escribió, y nos dicen que desconocían todo esto, que no tienen nada que ver y que todo esto lo están realizando sin el CONSENTIMIENTO de la persona que lo escribió, pues nunca quiso que dicho texto saliese del centro social, como mencionamos antes.

Dicha difusión del texto iba acompañada de mensajes con claros tintes transmisóginos por parte de Dani, Richi y compañía:

Dani acompañó su difusión con un “A ver si empezáis a tratar a TODOS por igual”. Las mayúsculas incluídas. Le parecerá genial y de justicia enunciar a una mujer trans bajo ese paragüas de O genérica y para nada intencionado cuando sabemos que de cara a la galería usa la A genérica para quedar bien. Por cierto, no te debemos nada, no somos feministas neoliberales y no creemos en la categoría de igualdad, establecemos discursos y gestionamos los conflictos intercomunitarios en base a los distintos ejes de opresión que afectan a las personas implicadas. Quizás vosotros no llegáis a tanto porque no sabéis hacer más que intentar mantener vuestros privilegios. No sabemos exactamente por qué piensas que deberíamos darle el mismo tratamiento a los hombres cis hetero blancos que al resto de personas, es posible que no hayas entendido nada y solo te limites a repetir el discurso que te has aprendido. También somos anti-asimilacionistas. El sistema no va a asimilar nuestro discurso pero vosotros tampoco. Tú no eres nadie para decirnos cómo deberíamos llevar a cabo nuestros procesos, vosotros sois el opresor y vuestras herramientas son lo que queremos destruir.

Nos dan igual tus palabras, tus actos hablan por sí solos. Sabemos que hay gente que dice que ya has sufrido suficiente por las cosas que has hecho. Es curioso porque nuestra percepción es que te mueves a tus anchas por muchos ambientes con toda la tranquilidad de quien cree tener el monopolio de la violencia y que en los últimos meses te han sacado varios comunicados PÚBLICOS y has pegado palizas al grupo de apoyo de una de las chicas a las que maltrataste. Lo obvio que se deduce de esto es que nada ha cambiado.

Por otro lado, Richi se vió con la legitimidad de hablar en nombre de los cuidados de la persona que escribió el texto puesto que acompañó a dicha persona un pequeño tiempo, omitiendo el ligero detalle de que existe un grupo de amigas no mixto que acompaña a esta muchacha hasta el día de hoy, que se comieron el tarro en asambleas y mediaron con el otro grupo y la facilitadora. La soberbia masculina de un padre que cocina un día y lo proclama a los cuatro vientos, invisibilizando todos los cuidados diarios. Quizás habría estado bien que le preguntaras a la persona directamente o al grupo de apoyo cómo estaban o si necesitaban algo, en vez de entrar en un juego de poder para complacer al macho alfa, campeón. (Sabemos que no preguntaste)

También ha habido amigas suyas que le han defendido. A vosotras deciros que lamentablemente estáis dándoles herramientas que juegan en contra de los feminismos y transfeminismos, un varón blanco cisheterosexual nunca será un aliado y darle esa legitimidad es permitir que nos instrumentalicen. No es casualidad que la mayoría de sus amigos (menos los más osados) se queden callados mientras salís vosotras a defenderles. Estáis sirviendo para que se sientan defendidos por tipas y eso les de legitimidad (¿eso da legitimidad realmente?) y para que sus amigotes no tengan que exponerse porque saben que tienen pasados y presentes que podrían ser señalados.

Inmediatamente se contesta a esa difusión vía whatsapp, con el texto que ahora reproducimos:

«Tras lo sucedido con la difusión de este escrito, algunas personas que hemos estado muy cercanas al contexto en el cual fue redactado, os pedimos que paréis ya:

  1. la persona que lo escribió no ha dado el consentimiento para publicar nada en facebook ni moverlo en los grupos de whatsapp. Al hacerlo estáis ejerciendo violencia (in)directa hacia ella, que supuestamente tendría que ser lo que más deberíais cuidar y proteger si os llega este escrito, ya que ella decidió no hacerlo público. ¿Quién os ha dado permiso para difundir todo lo que cuenta en ese escrito? (que va más allá de vuestro intento de señalar a Juli). Es muy violento esto…

  1. el texto no es un comunicado, fue un escrito privado para una asamblea, asamblea que trató el tema y habló con los dos grupos de apoyo de ambas muchachas, y que decidieron no hacerlo público tampoco, porque ambos grupos empezaron a dialogar entre ellos e iniciaron un proceso de mediación, por lo que tampoco contáis con el consentimiento de la asamblea.

  1. no contáis con el consentimiento de ninguno de los grupos de apoyo, esto también es poner en peligro a las personas que apoyan a las compas.

  1. Dani, que publiques esto forma parte de una estrategia de deslegitimacion así como de violencia hacia los grupos y personas feministas que te señalan y acusan como agresor. Lo has hecho antes y sabemos que es tu modus operandi, para así no responsabilizarte de todas las acciones machistas y misóginas que realizas. Siempre echando balones fuera…

  1. Incluso, os habéis atrevido a veros con la legitimidad de editar el texto original, sin ningún tipo de permiso… cómo podéis tener tanta cara? En ningun momento salían ni el nombre ni direcciones públicas en el texto original de ninguna de las personas implicadas, esto es MUY grave…

Habéis pasado por encima de todo un proceso que fue complicado y que implica a muchas más personas que han trabajado por resolverlo… Y todo por señalar a una compa que se ha atrevido a poner sobre la mesa una vez más el carácter machista de Dani y la incoherencia de que se atreva a decir nada en nombre del feminismo. Parad ya.»

Dicho texto fue contestado con una arrogancia tan grande que no podemos evitar poner la captura, él solo se contesta a lo que le recriminamos, instrumentalizar el conflicto y no tener en cuenta a nadie:

“El comunicado seguirá adelante, dandose a conocer por todo el estado. No podréis esconderlo ni ocultar esta vez sus graves agresiones machistas no reconocidas. Fdo: Dani”

Si consideras que las cosas que se relatan en el texto son graves agresiones machistas, ¿cómo es que no estás de acuerdo en que las tuyas son gravísimas y actúas en consecuencia?

Lo dicho, toda esta maquinaria se ha activado porque a una compañera le da por hacer una crítica al cartel de un evento porque considera que hay un agresor en un colectivo y que se le debería vetar, la respuesta del supuesto hombre “feminista” Dani Rosa Negra es sacar un comunicado a la luz SIN PERMISO y en contra de los deseos de todas las partes que gestionaron dicho texto, sabiendo que había sido EDITADO para añadir el nombre y dirección de facebook de la compañera que hizo el comentario, como herramienta para deslegitimarla y alejar el foco de él, en una clara táctica de infundir miedo y de acosar, virtual o físicamente, y hacer bulling activista de aquellas personas que cuestionan su hegemonía masculina. Y su respuesta al texto que se publicó en el grupo no hace más que confirmar que no tiene ningún interés real por solucionar ni denunciar algo sino que actúa por una cuestión meramente utilitarista para disuadir, amenazar y criminalizar. Y para colmo todo su grupo nos infantiliza y menosprecia afirmando que no sabemos de nada y que “no tenemos ni idea”. Gracias caballeros heterosexuales por enseñarnos a hacernos las cosas bien, que sería de nosotras y nosotres sin ustedes.

¿De qué exactamente no tenemos ni idea? ¿No tenemos ni idea las personas que estuvimos implicadas en la gestión de este conflicto? Sería curioso, cuanto menos, que no tuviéramos ni idea. De lo que no tenéis ni idea vosotros es de lo mucho que nos subestimáis a nosotres y a nuestras redes. Sabemos todo lo que habéis hecho y todo lo que hacéis. Parece que tampoco tenéis ni idea del sufrimiento que causáis a todas las tías a las que intentáis hundir y aislar como hacéis sistemáticamente. Teniendo en cuenta todas las vidas que habéis destruído y todas las personas que han tenido que salir huyendo de esta ciudad y de otras por vuestro maltrato y vuestro poder, sí, consideramos que habéis sufrido poco.

Esto es una muestra más de como vosotros hacéis y escribís lo que queráis y tenéis, o creéis tener, absoluta impunidad diplomática. Mientras nosotras dedicamos muchas horas y energía a redactar cualquier escrito para tener en cuenta todas las sensibilidades que podamos, vosotros decís lo que os viene en gana y jamás pensáis en las consecuencias que tiene para la gente que vive oprimida por un sistema que os premia a vosotros y solo a vosotros en todos los aspectos de vuestra vida, por muy anarquistas que seáis. Habéis hecho un uso totalmente cargado de transmisoginia de este texto en algunos sectores libertarios y TERFS (feminismos que rechazan y niegan a las mujeres trans).

Reclamamos un posicionamiento claro ante estos seres, especialmente en el contexto en el que Dani Rosa Negra se ve con la legitimidad de ir a centros sociales okupas a pegar palizas ante aquellas personas que sostienen que es un agresor, de editar comunicados a su antojo, de hacer públicos textos sin consentimiento de nadie, de iniciar persecuciones varias a quienes le señalan… Hacemos un llamado al boikot a todes les compas transfeministas, feministas y libertarias para no darles espacio ni a él ni a su distribuidora que lo ampara, Rosa Negra ni a sus materiales. Hacemos un llamado a la organización de los distintos grupos de autodefensa feministas de las ciudades del estado español para andarse con cuidado porque sabemos que este macho y sus colegas lo único que entienden es de agredir, ya han puesto la mano encima a compas y estaremos preparadas.

No estamos solas ¡tened cuidado!

Fdo: Comando BDM

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , . Bookmark the permalink.