México – Más sobre las revueltas por las violaciones policiales

Ayer publicábamos en este blog un comunicado del grupo FBI (Féminas Brujas e Insurreccionalistas) con su aportación para el debate y la lectura de lo que está ocurriendo en Méjico, donde recientemente las noticias sobre dos chicas adolescentes que, por separado, denunciaron haber sido víctimas de abusos sexuales por parte de miembros de las fuerzas policiales volvieron a prender la rabia de muchas mujeres, que desoyendo los llamados institucionales a la protesta cívica y ordenada, desbordaron las calles atacando diferentes objetivos como la comisaría de policía de la Florencia, que resultó incendiada, la PGJ (Procuraduría General de Justicia) o la estación de Metro de Insurgentes.

Ahora, recogemos de Act For Freedom Now! y traducimos esta noticia, que elles tradujeron desde Sans Attendre Demain, quienes la elaboraron a partir de diferentes informaciones extraídas de la prensa burguesa. Aunque ni las declaraciones de la alcaldesa de Ciudad de Méjico sobre la suspensión de los maderos implicados en la violación (la misma alcaldesa que criminalizó las protestas y las acusó de ser “una provocación” y amenazó con perseguir a las mujeres mientras ponía excusas para retrasar todo lo posible una intervención contra sus queridos mercenarios) ni las cifras de feminicidios manejadas por la ONU (fuera de las cuales siempre quedarán todas las mujeres que no entran en su perfil ciudadano, y todas aquellas cuyos nombres nadie conoce) nos parecen información relevante, creemos que la crónica, como resumen de lo que ha estado ocurriendo, es interesante.

Contra la ideología pacifista-ciudadana, porque la no-violencia es patriarcal, ¡adelante los desbordes y la ira en las calles de Méjico y del mundo!

——————————————————-

“Maderos, cerdos, violadores”

El lunes, 12 de agosto de 2019, cientos de mujeres tomaron las calles para expresar su rabia contra la violencia patriarcal y sexista de la policía. Unos días antes, 4 cerdos uniformados violaron a una chica de 17 años en el coche patrulla en las calles de la provincia de Azcapotzalco. Este caso hace eco con otro, un poco más viejo, en el que una niña de 16 años fue violada por un agente de policía en el Museo Nacional Fotográfico en el centro de Ciudad de Méjico.

La sede de la Secretaría de Seguridad Pública fue el punto de encuentro de la manifestación. En la fachada del edificio estatal, se habían pintado graffitis como “somos malas, podemos ser peores”, “maderos, cerdos, violadores” o “atacarnos a una de nosotras es atacarnos a todas”… Luego, la procesión salió a dar un paseo por las calles de la ciudad y cubrió los muros con una multitud de pintadas antipoliciales y anarcafeministas; las manifestantes se encontraron frente al edificio del Fiscal General en Ciudad de Méjico para ajustar cuentas. Una vez delante, las más decididas pintaron los muros tanto de fuera (“no necesitamos ser valientes, necesitamos ser libres”, “maderos cerdos” o “policías corruptos”) como de dentro (en la insignia de la institución) y saquearon el mobiliario de la recepción. La fachada acristalada de la entrada también cayó hecha pedazos.

 El periódico mejicano “El Universal” informa del ataque sobre el edificio de la Procuraduría General de Justicia con estas palabras:

“La situación se volvió violenta cuando un grupo de supuestas anarquistas intentaron entrar a la oficina del fiscal público, y los guardias de seguridad inmediatamente cerraron las puertas de cristal. Sin embargo, dos mujeres jóvenes las rompieron con piedras y martillos.”

Las manifestantes también tiraron purpurina rosa al jefe de seguridad de la Ciudad de Méjico, Jesús Orta, mientras hacía una declaración a la prensa llamando a la calma y aseguraba a las manifestantes que el asunto sería sometido a una investigación.

Al día siguiente, el martes, la alcaldesa de Ciudad de Méjico, Claudia Scheinbaum, informó de que 6 agentes de policía habían sido suspendidos tras haber sido identificados como responsables por la presunta violación de la chica de 17 años.

La violencia contra las mujeres es un hecho cotidiano en Méjico. Según figuras de las Naciones Unidas, 9 mujeres son asesinadas cada día en este país.

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.