Comunicado de Distribuidora Anarquista Polaris (Pontevedra): «Algunas explicaciones necesarias sobre el parón en nuestro proyecto y su futuro»

Recibo en el correo electrónico, traduzco desde el original en galego y difundo a continuación un comunicado de la Distribuidora Anarquista Polaris de Pontevedra, donde exponen sus motivos para un parón realizado en su labor de difusión a pie de calle en estos últimos meses, y también hacen una evaluación y valoración autocrítica de su proyecto a lo largo de los meses en los que estuvo en activo en la ciudad.

————————————–

«Algunas explicaciones necesarias sobre el parón en nuestro proyecto y su futuro»

¡Buenas a todas, todos, todes y demás identidades no hegemónicas!

Escribimos ésto porque llevamos una buena temporada sin montar nuestro puesto en las inmediaciones de la Plaza de la Herrería, y creemos que es hora de explicarnos esa repentina desaparición, esa pausa tan prolongada que por una serie de motivos nos vimos obligadas a hacer en nuestro actuar dentro de este colectivo.

Consideramos que en estos meses en los que nuestro proyecto funcionó (o por lo menos, mantuvo su actividad, con más o menos aceptación e interés por parte de la gente), fueron muchos los errores. Días en los que más por comodidad que por razones reales, o falta de tiempo, no montábamos el puesto (cuando dicen que más vale tarde que nunca tienen razón), momentos en los que no nos tomábamos en serio nuestro trabajo, o anteponíamos planes personales basados en el esparcimiento y el ocio a nuestro compromiso con la presente Distribuidora… Somos conscientes de que pudimos haber puesto más empeño, y de que la Distri podría haber dado mejores resultados. Más allá, también queremos reparar en el hecho de que estas últimas semanas, o meses, nuestro proyecto sufrió una serie de inconvenientes imprevistos, que nos gustaría explicar, y que nos llevaron a cuestionarnos la posibilidad de continuar con él:

Por un lado, decir que hace unos meses sufrimos un robo durante unas jornadas de solidaridad con un colectivo libertario con el cual mantenemos una fuerte afinidad. No especificaremos cuál, porque aunque nosotras estamos seguras de que ese robo no vino de parte de ninguna de las personas que trabajan en ese proyecto, creemos que mencionar el colectivo en concreto podría perjudicarlo, o dar lugar a malentendidos. Repetimos, estamos seguras de que este colectivo no tuvo nada que ver con lo ocurrido, y queremos dejar esto claro. Sin embargo, en ese vergonzoso suceso perdimos el bote del dinero, donde guardamos todo el dinero del que disponemos para fotocopias, adquisiciones de nuevo material, impresión de carteles y panfletos con los que difundir y promocionar nuestro proyecto etc. Este hecho minó seriamente nuestra capacidad, ya que acabábamos, de hecho, de realizar una inversión, no pudiendo realizar otra inmediatamente después del robo (somos estudiantes y no tenemos poder adquisitivo suficiente). Queremos remarcar lo triste que nos parece que alguien sea capaz de acudir a un centro social donde se están celebrando unas jornadas anarquistas, para robarle a un colectivo que funciona desde el principio con la autogestión y el esfuerzo de quienes lo componen, que nunca buscó (ni buscará) lucrarse a costa de la propaganda que difunde, y que un reducido grupo de personas de escasa solvencia ponemos en marcha con dinero de nuestros propios bolsillos. No condenamos la expropiación ni mucho menos, pero pensamos que dicha actividad, más allá de las leyes y códigos morales de esta sociedad (que no validamos ni compartimos en absoluto), debe limitarse a quienes explotan y aprovechan el trabajo y el esfuerzo ajenos, a quienes convierten seres humanos o animales no-humanos en mercancías, y a quienes trafican con nuestros deseos, tiempo y fuerza de trabajo a cambio de un salario miserable. Quien es capaz de robarle a un colectivo antiautoritario y autogestionado tiene la misma mentalidad que aquellxs que odiamos y despreciamos.

Más allá de los problemas económicos que atravesó el proyecto a raíz de esto, también se dieron ciertos debates en su seno que condujeron a algunas personas a alejarse o a pasar a una posición secundaria desde donde colaborar sin tomar parte en el grupo directamente. Pese a que dentro del grupo existen discrepancias sobre la validez de las motivaciones de dicho alejamiento, y otras cuestiones que afectaron a estas decisiones, como colectivo respetamos totalmente esta elección y seguimos manteniendo afinidad y buena relación con estas personas, pero esto, sumado a otros miembros del colectivo de la distri se marchan a vivir este año a otra ciudad por razones de estudios, hizo que apenas queden miembros en Pontevedra, que puedan seguir montando la distri en la calle con la periodicidad de antes, siendo éste el segundo de los inconvenientes que nos impidieron continuar avanzando con el proyecto especialmente en los meses de verano.

No pretendemos excusarnos, sino explicar por qué de repente dejamos de lado nuestra actividad como colectivo anarquista de difusión autogestionada y anticomercial de material a pié de calle.

Por último, quisiéramos destacar que en los meses en los que el proyecto funcionó, vimos y conocimos caras nuevas, tuvimos debates entre nosotras y con otras personas, difundimos materiales a todo tipo de personas (¡algunas de las cuales, siendo sinceras, nunca habríamos imaginado que se interesarían en unos libelos, fanzines y panfletos como los nuestros!), dimos charlas en centros sociales y ateneos, acudimos a encuentros de distris y editoriales donde intercambiamos materiales y tejimos lazos muy importantes con otros proyectos semejantes de otras partes de la Península Ibérica, y sobre todo, nos divertimos y creímos firmemente en lo que hacíamos y en su potencialidad. Agradecemos y valoramos todo esto como nuestro mejor tesoro, pues nada nos satisface más que saber que de la nada materializamos un proyecto como el nuestro y logramos que funcionase (con sus aciertos y miserias) durante bastante tiempo, fortaleciendo afinidades y también agrietando las rupturas y tensando los desacuerdos. «Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos», dijo Eduardo Galeano. Por eso, ahora nos encontramos en un momento de impase, un parón momentáneo o, quizá, definitivo (¡esperemos que no, por favor!) pero que esperamos que nos sirva para evolucionar personal y colectivamente, y más allá del ámbito político; esperamos mejorar, crecer, y seguir soñando que las palabras y los textos dan paso por fin a la acción, a la desobediencia, a la praxis revolucionaria que tumbe los pilares de la inmovilidad, del miedo y de la monotonía, y avance hacia procesos auto-organizativos autónomos con los que intentar superar las contradicciones del sistema y atacar su destrozado corazón de óxido, cemento y lágrimas con todas nuestras fuerzas, con todas esas energías que nos roban con trabajos alienantes, rutinas absurdas y burocracia.

Esto no es un adiós. Esperamos encontrar momentos en los que poder reunirnos, poner sobre la mesa estas y otras cuestiones que necesitan ser discutidas y consensuadas, y volver a ponernos en funcionamiento. Pedimos simplemente comprensión y paciencia. Nos volveremos a ver… Al mismo tiempo, por supuesto, NUESTRO PROYECTO SIGUE EN MARCHA INFORMALMENTE, con lo cual, si alguna de vosotras encuentra algún material en el catálogo de este blog que le parezca interesante y quiere consultarlo, QUE NOS ESCRIBA A DISTRIPOLARIS@RISEUP.NET y nos pondremos en contacto para facilitarle el material solicitado. Lo único que ahora mismo no podemos montar nuestro puesto en la calle por falta de los medios y de las personas necesarias, pero SEGUIMOS EN ACTIVO por e-mail y de modo informal.

Hasta entonces, gracias por todo ese tiempo a nuestro lado, a todas las que alguna vez pasasteis por nuestro puesto y os llevasteis algún fanzine o libelo, o simplemente preguntasteis con interés, o echasteis una ojeada curiosa, o incluso a quienes nos criticasteis constructivamente. A todas vosotras, de verdad, GRACIAS. A quienes actuaron de manera destructiva, a quienes intentaron silenciarnos o interrumpir nuestro trabajo, a la policía local de Pontevedra, a los viejos fascistas resentidos y a todas las que nos mirasteis con aires de superioridad o considerasteis nuestro trabajo una pérdida de tiempo, deciros que por lo menos nuestro tiempo nos pertenece, y que también queremos daros las gracias, ya que sin vuestra «contribución» nuestra rabia perdería fuerza.

Esperamos haber aclarado, aunque sea pormenorizadamente, nuestro parón de estos meses.

¡Hasta la próxima, compañeras!

Distribuidora Anarquista Polaris.
– proyecto antiautoritario y autogestionado de difusión de material escrito –
Pontevedra – Postrimerías del verano de 2015

cropped-Sin-título-5

 

This entry was posted in Fanzines y Revistas, Noticias, Noticias y comunicados, Publicaciones and tagged , , , . Bookmark the permalink.