Grecia – Fascistas atacan a un compañero en su lugar de trabajo en Kavala

Recojo de Act For Freedom Now! el siguiente comunicado de compañeres anarquistas y antifascistas de la ciudad de Kavala (Grecia), informando de que hace un mes, a finales de marzo, un compañero recibió un ataque en su lugar de trabajo por parte de dos neonazis que fueron allí a agredirle. El compañero sufrió una fractura craneal, fractura nasal y lesiones faciales y fue trasladado a un hospital por sus compañeres del trabajo.

La policía, como siempre, hizo caso omiso de las denuncias que hicieron algunes clientes del establecimiento donde trabaja el compañero y que fueron testigos de la agresión, y protegió a la escoria neonazi. Como dicen les compañeres de Kavala, esto no debería sorprendernos en absoluto, sólo es un reflejo más del colaboracionismo fascista de los cuerpos policiales, que es el mismo en Grecia, en el Estado español y más allá.

¡Nazis y policía, misma porquería!
¡Fuerza al compañero agredido!

———————————————————-

El martes 22 de marzo un compañero que estaba trabajando en un puesto de comida rápida en Kavala fue atacado a alrededor del mediodía por Triantafilios Alexandridis y Andreas Rigouli (los mismos que apuntaron con una pistola a un compañero el año pasado), dos figuras bien conocidas de la banda nazi para-estatal conocida como Fénix. El ataque ocurrió frente a clientes de la comida rápida ya que el compañero estaba trabajando durante la hora punta. Más tarde, el compañero fue llevado a un hospital por sus colegas.

Los fascistas le atacaron con objetos que causaron fracturas en el lado derecho del cráneo, la nariz y alrededor de los ojos. Adoptaron su estrategia habitual: uno de ellos empezó hablándole al compañero y el otro le golpeó desde el otro lado. La intervención de les clientes limitó el daño, pero los fascistas lograron abandonar el comercio sin problemas. Durante el asalto, los fascistas también robaron el teléfono móvil del compañero.

Les antifascistas se movilizaron inmediatamente e intentaron localizar a los fascistas, pero era demasiado tarde: ya se habían escondido en su madriguera patrullada por la policía.

No es la primera vez que fascistas han ido a atacar a lugares de trabajo en Kavala; no podemos olvidar el asalto e incendio a la tienda de un compañero durante las celebraciones de Imia en enero de 2014. Como entonces, la policía protegió a sus queridos hijos.

Les clientes que amenazaron con informar de los agresores a la policía fueron amenazades a su vez, ya que los dos neonazis supuestamente dijeron a les clientes que tendrían problemas y que en cualquier caso no tendría sentido. Cuando el dueño de la tienda intentó informar del incidente a la policía, le dijeron que el compañero “también debía haber hecho algo”. Está por lo tanto claro que hay colaboración entre los fascistas y el departamento de policía de Kavala, basada en la cobertura y participación de escuadrones de la DIAS (policía en moto) en ataques fascistas.

Hay preguntas respecto al “gimnasio de lucha” donde les fascistas realizan su entrenamiento (Alexandridis a nivel profesional): ¿Saben que sus atletas pegan a jóvenes estudiantes? ¿Aprueban que mujeres sean atacadas en su lugar de trabajo?

Por si esto no fuera suficiente, el jueves 23, un compañero vio a los dos agresores tomándose un café tranquilamente con miembros de la policía, incluso a pesar de que la noche anterior él les nombró en una declaración respecto al incidente. Él ha sido repetidamente provocado.

Sin embargo, no estamos sorprendides en absoluto y no esperamos nada mejor. No importa cuánto disfruten los fascistas de la protección policial: Nunca podrán sentirse a salvo.

Llegará el momento en el que no puedan cuidar los unos de los otros, y entonces les devolveremos toda su violencia.

De una cosa estamos seguros: La policía y los nazis tienen los mismos asuntos.

Abajo los fascistas, adelante les compañeres.

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.