Alemania – “El Estado, la policía, los disturbios y la izquierda – Tesis desde Hamburgo”

A continuación, recojo y difundo, tras traducirla desde la versión en inglés publicada en Insurrection News, este escrito de análisis con algunas tesis y conclusiones sobre lo ocurrido en Hamburgo durante las protestas contra la cumbre del G-20.

Quiero aclarar algo, sin embargo, antes de dar paso al texto. El texto está incompleto, debido a que la persona que realizó la traducción al inglés decidió no traducir las 3 últimas tesis (7, 8 y 9) por discrepancias ideológicas y por considerarlo “ideología anti-alemana” (¿?). Yo, dado que no hablo alemán, no he podido traducirlas ni leerlas, así que no puedo opinar sobre lo que dicen o sobre la clase de ideas que defienden. No obstante, la persona que realizó la traducción al inglés añadió una nota aclaratoria al final, que he traducido, explicando sus razones para esto. Debo decir, de todos modos, que por mi parte, y aun sin saber lo que esas tesis no traducidas dicen, la persona traductora explica que la tesis 7 no la ha traducido porque se queja de que llamar a los policías “hijos de puta” es sexista. Bien, pues quiero aclarar que yo también considero que llamar a los policías “hijos de puta”, o usar expresiones como “puta policía” y demás, es sexista (entre otras cosas). Creo que es frecuente en según qué ambientes políticos muy marcados por la testosterona y el culto a la violencia descuidar estas cuestiones, y considerar irrelevante o una chorrada preocuparse por el uso de cierta terminología, pero como muchas compañeras, trabajadoras sexuales o no, han manifestado en muchas ocasiones, insultos como “hijo de puta” no sólo hacen recaer la responsabilidad del comportamiento del policía sobre su madre por el simple hecho de haberle parido (lo que es totalmente machista, ¿qué culpa tendrá ella?), sino que además mantiene y refuerza el estigma social sobre las trabajadoras sexuales, un estigma social misógino. ¿De verdad es necesario llamarles a los policías hijos de puta? Entiendo que la rabia puede motivarnos a ello en un momento dado, y que a veces fruto del odio y de una situación donde es normal estar alterades (como en medio de un enfrentamiento con ellos, por ejemplo) es hasta cierto punto “inevitable” que esos insultos salgan. Hemos sido educades así, y no siempre es fácil controlarse. Pero creo que hay que tener cuidado aun así, y medir el tipo de lenguaje que usamos, en todos los ámbitos de la vida, porque el lenguaje no es inocuo, sino que determina las realidades en las que nos movemos y mantiene o neutraliza sistemas de opresión presentes en todas nuestras actitudes. Respecto a las razones para no traducir las tesis 8 y 9 no me pronuncio porque considero que, sin haberlas leído y sin comprender del todo su contexto, no tiene sentido entrar a discutirlas.

Dicho esto, aquí os dejo el texto:

———————

Algunas tesis a los eventos recientes en Hamburgo, la formación autoritaria de la sociedad alemana y el rol de la izquierda en las protestas recientes contra el G-20.

EL ESTADO, LA POLICÍA, LOS DISTURBIOS Y LA IZQUIERDA – TESIS DESDE HAMBURGO

  1. Desde el principio, los políticos y las fuerzas de seguridad de Hamburgo identificaron a la izquierda radical como los enemigos de su orden y los trataron en consecuencia. Junto con las agencias de inteligencia que expulsaron a les izquierdistas individuales por sus nombres antes de la cumbre, la policía de Hamburgo funcionó como actores independientes desde el principio. En el desprecio abierto del Poder Judicial, cualquier resistencia que sobrepasara los estrechos límites establecidos por las reglas del espectáculo democrático debía ser aplastada. Al prohibir el campo, la policía estableció un tono de confrontación desde el principio. El hecho de que los policías llevaran a cabo patrullas a pie en los días previos a la cumbre dio una señal clara de que casi definitivamente habría violencia física contra les izquierdistas.

  2. En la sociedad burguesa, el Ejecutivo siempre está necesariamente en un estado de excepción, ya que espontáneamente decide sobre el uso de la violencia en cada situación. El estado de excepción no es, así, excepcional, sino más bien un componente cotidiano de la praxis de dominación del Estado. La cantidad de poder que la policía de Hamburgo se concedió a sí misma alcanzó un nivel que no se había visto en Alemania desde hacía mucho tiempo: de hecho aparecieron como una banda cuasi-autónoma que se presentó para combatir a les izquierdistas. El disfraz constitucional y las restricciones civiles colocadas sobre la policía fueron ampliamente descartadas. Hubo incontables ejemploss de policías ignorando la ley constitucional, incontables informes de médiques, abogades y periodistas siendo gravemente insultades, amenazades e incapacitades para hacer su trabajo por la policía y muchos informes de la policía asaltando físicamente a la gente tan gravemente que tuvieron que ser hospitalizades después. Las protestas contra este procedimiento parcialmente fascista no llegaron sólo de les izquierdistas sino también desde la prensa burguesa. Sin embargo, la policía fue capaz de desviar esta crítica en parte porque les polítiques establecides rehusaron tomar parte en la crítica a la policía.

  3. Hamburgo marcó una franja significativa en la militarización en marcha de la sociedad. Ya sea que se beneficiasen de tener a los militares ayudando a la policía a llevar a cabo su operación, o la constante presencia de grandes armas como cañones de agua y tanques, o las fuerzas especiales fuertemente armadas que invadieron el distrito de Schanze el viernes y el sábado y apuntaron sus ametralladoras hacia manifestantes, periodistas y vecines: lo que está en juego es legitimar el uso de fuerzas y estrategias militares contra la población doméstica. Esto incluso el armamento verbal, por ejemplo en el uso excesivo de terminología marcial tal como “guerra civil” o llamando a la policía “héroes”.

  4. Las críticas de las operaciones policiales autocráticas que aparecieron en la prensa burguesa tras la represión premeditada de la manifestación “Welcome to Hell”ya no eran audibles cuando los disturbios estallaron en el distrito de Schanze la noche del viernes. Estas críticas fueron reemplazadas por la indignación por las barricadas y los coches ardientes así como por las tiendas saqueadas. No sólo la policía, sino también la población estaban indignades, como lo demuestran los interminables comentarios de odio en Facebook y Twitter. Las fantasías sádicas de exterminio de la ciber-mafia demagoga fueron sólo ligeramente atenuadas por partidos políticos como el SPD, CDU, que incesantemente pidieron investigaciones y castigo a les izquierdistas.

  5. La erupción de la militancia de masas creó una fascinación e irritación más o menos implícita para la sociedad, que se expresó en el discurso sobre la “violencia sin sentido”, así como en los interminables selfies y streamings en directo frente a las barricadas ardientes. Esta irritación se hizo olvidar inmediatamente por el hecho de que un grupo de ciudadanes limpiaron Schanze la mañana siguiente. El canal Al-Jazeera nombró un video sobre esta manía de limpieza espontánea “Gracias a la eficiencia alemana”. La limpieza de las secuelas y la compensación por los daños creados por el bloque negro fue aclamada como una “tarea nacional” por el líder del SPD Martin Schulz. Mientras que a las víctimas de la NSU (o más bien sus familiares) sólo se les prometió 10.000 o 5.000 euros por pieza, en Hamburgo cada automóvil quemado debe ser públicamente conmemorado y compensado. Algunes aluden a las víctimas del nacionalsocialismo, muchas de las cuales no han recibido un sólo euro hasta el día de hoy, o las víctimas del pogromo en Rostock-Lichtenhagen, muchas de las cuales fueron deportadas.

  6. Saquear, construir barricadas y atacar al personal del gobierno puede ser un medio para una lucha emancipatoria. En Alemania, debido a un aparato represivo de la policía y a un débil movimiento de resistencia, estas tácticas están muy raramente disponibles para ser utilizadas, especialmente por una gran masa de personas durante un período prolongado de tiempo. Por primera vez en muchos años, Hamburgo demuestra que la situación puede ser de otra manera, que el control del Estado puede ser retirado. Pero Hamburgo también mostraba el peligro de una situación tan incontrolable en medio de una sociedad inhumanamente estructurada: unes cuantes irresponsables, de les cuales hay muches, salen disparades en una euforia omnipotente y ciegamente ponen en llamas todo lo que es inflamable. Hay que tener en cuenta el peligro de los cuerpos y la vida de personas inocentes. Sin querer distanciarnos, como Andreas Beuth, por razones tácticas o locales patrióticas (“nuestro distrito”), sino por razones morales: la izquierda no puede aceptar tal comportamiento. Si la izquierda es demasiado débil para entrar en una situación e impedir que las personas se pongan en peligro, no deben diseñar tales situaciones en el primer lugar. Concretamente eso significa: sólo tomar los disturbios en la medida en que una toma de control por hooligans inhumanes no es posible – en caso de duda, derribar una barricada o apagar un fuego antes de que alguien muera.

Nota del Traductor (Insurrection News): Esto es lo que yo llamo a traducción “grandes éxitos” de una pieza. Las tesis 7, 8 y 9 fueron dejadas sin traducir porque son desviaciones ideológicas de un por otro lado muy buen análisis de la trinidad de la policía, el estado de excepción y el fascismo. La tesis 7 se queja de que llamar a los policías “hijos de perra” y “putas” es sexista. La tesis 8 se queja de que antisemitas fuesen bienvenides a la manifestación. Sin contexto esto podría parecer alarmante, pero la gente anti-alemana es muy extraña. La tesis 9 se queja del patriotismo local y está básicamente intentando convencerte para ser anti-alemán sin darte cuenta de que estás concediendo un punto anti-alemán. Los extraños temores sobre hooligans inhumanos (o misántropos) en la tesis 6 son también basura y anti-negros. Que los autores me perdonen, y el resto de la gente que lee esto me dará las gracias por ahorrarles la ideología anti-alemana.

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados, Textos and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.