Italia – “No es sólo una reunión cualquiera…” (llamado contra la Cumbre de la Universidad de la Singularidad en Milán, 27 de septiembre)

Recojo de 325 en inglés, traduzco a castellano y difundo este escrito llamando a la movilización contra la cumbre italiana de la Universidad de la Singularidad (27 de septiembre de 7 a 14 en el recinto ferial de Milán-Rho). Aunque ya estamos a 28 y la fecha haya pasado ya, me parece interesante igualmente traducir y difundir el escrito para su lectura.

La Universidad de la Singularidad es un referente global del desarrollo tecnológico y principales impulsores de los valores e ideas que se han venido a bautizar como “transhumanistas”, es decir, una serie de ideas, propósitos y trabajos de investigación, ingeniería y desarrollo orientados a “fusionar” al ser humano con la tecnología, en una suerte de híbrido con supuestas capacidades mejoradas, gracias a los “apéndices” que permitirían acabar con todos los males de la humanidad.

Si bien hay personas que incluso consideran que el transhumanismo, puede ser planteado de forma antiautoritaria (hablando, y no es broma, de “anarco-transhumanismo”, y no es broma, echad un ojo aquí si no me creéis), hay quienes consideramos esto una peligrosa aberración, una violación de lo natural que pretende terminar con los últimos restos de lo que somos y de nuestros lazos biológicos y psicológicos con el entorno para sumirnos de una vez por todas en la dependencia de la megamáquina.

Porque como dijo Don DeLillo, “La tecnología es la naturaleza desprovista de lujuria”.

————————————-

No es sólo una reunión cualquiera
27-28 de septiembre de 2017
Cumbre italiana de SingularityU – RHO

La singularidad es una metáfora tomada de la física por Ray Kurzweil, fundador de la Universidad de la Singularidad, para describir el proceso tecnológico que combinará al humano con la tecnología. Por tanto, la Universidad de la Singularidad tiene como objetivo preparar a los líderes para aplicar tecnologías exponenciales para responder adecuadamente a los cambios antropológicos, sociales y ecológicos que el mundo tecnológico requiere. Este es un objetivo que se está llevando a cabo bien, por supuesto, dado que les principales ejecutives e investigadores transhumanistas del mundo salen de ella, y que algunes de elles luego se unen al MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), una de las universidades de investigación más importantes del mundo; a la DARPA, una agencia del gobierno del Departamento de Defensa de EE.UU. para el desarrollo de nuevas tecnologías militares; a Google; a Microsoft, por nombrar solo unos pocos…

Seguramente, el hecho de que sea en Silicon Valley, en un pedazo de terreno de la NASA, y esté siendo parcialmente financiada por Google, es una confirmación adicional de lo mucho que la idea del mundo que proponen es compartida por aquelles que crean y causan las condiciones del desastre social y ecológico en el que nos encontramos. A este desastre, una persona, entonces, querría encontrar una “solución”, poniendo algo en él.

¡Pero no hay nada de lo que preocuparse! La cosa parece haber sido encontrada y es una cosa artificial y robotizada. De hecho, a través del uso de la tecnología se cree que es capaz de hacer frente a lo que en esta conferencia se llama “los grandes desafíos de la humanidad”: nos aseguran la posibilidad de un futuro radiante. Un futuro en respuesta al temor a la muerte y al deseo de inmortalidad, las promesas de cura de enfermedades, la absorción de contaminantes del medio ambiente, la derrota de la pobreza y el hambre.

Esta fabulosa perspectiva debe, sin embargo, ser intercambiada y se está pidiendo a cambio la aceptación total de este mundo tecnológico.

Declarando que están respondiendo al deseo de una vida mejor libre de sufrimiento y límites, les transhumanistas están planeando un mundo artificial, computerizado, robotizado, ingenierizado y nanotecnológico.

Pero nosotres no debemos caer en esta trampa fácil: más tecnología no hay traído y nunca traerá más libertad y felicidad sino que más bien, trae exactamente lo contrario. Estas tecnologías, como una herramienta del poder, sólo pueden conducir al mantenimiento y crecimiento de éste, y a una penetración y manipulación de nuestros cuerpos cada vez mayor. La singularidad no es sólo la creación de máquinas súperinteligentes: es sobre todo el nacimiento de un nuevo régimen totalitario donde les humanes dominen a otros seres vivos y al mundo de su alrededor por medio de las nuevas tecnologías. Un régimen donde el ser humano, ahora seguro de ser capaz de manipular lo que le rodea según sus necesidades, pueda imaginar que es libre mientras persigue su sueño de perfección, mejorando y borrando toda barrera física y todo límite para dar a luz al Cyborg.

En este mundo, los cuerpos, los elementos naturales, ya no son un fundamento no disponible, sino que se vuelven utilizables, manipulables, mejorables. La Singularidad que están promoviendo estos tecnocientíficos no corresponde a la singularidad, a la singularidad del individuo, sino a la uniformidad y homologación, fruto del desarrollo tecnológico.

Un gurú de la tecnociencia ha enviado un aviso a sus discípulos, el cual podría ser extendido a sus oponentes: “No os alejéis frente a la Singularidad, tenéis la posibilidad de gestionar vuestros esfuerzos en el punto de mayor impacto, el principio”.

Luchemos contra estos procesos y contra este tecno-mundo, sintamos la urgencia, antes de que sea demasiado tarde.

“Ah, el sueño de la inmortalidad, tener tus propios pensamientos, sueños y personalidad imprimidos en la seguridad de la silicona, limpia y brillante, en lugar de en tu cuerpo de carbono actual, con su tendencia a la putrefacción.”

Armageddon, del periódico Terra Selvaggia Nº 18, 2005.

Asamblea Ecologista “La Ortiga”

Miércoles 27 de septiembre
Reunión de la Singularity University desde las 7:00 de la mañana hasta las 14:00 de la tarde
Hotel Avenue, puerta sur del Recinto Ferial de Milán – Rho [27 de septiembre, Rho-Milán]

This entry was posted in Convocatorias, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.