Francia – El grupo de mujeres DECCLIN reivindica un ataque incendiario contra un aparcamiento de la compañía energética Enedis en Limoges, Francia. 20 vehículos destruídos.

Según la siguiente información, publicada en Insurrection News, en la madrugada del 23 al 24 de octubre un incendio provocado destruyó o dañó seriamente hasta 20 vehículos en un aparcamiento de Enedis, una gran empresa energética francesa que suministra a la mayor parte del país galo, a costa de devastar la tierra y sembrar la nocividad, empeorando las condiciones de vida de las personas para producir energías sucias que, aun por encima, luego les venderán a esas mismas personas a precios desorbitados o, peor todavía, destinarán al funcionamiento de las industrias que producen todavía más nocividades o se dedican a negocios asquerosos como la fabricación y venta de armas.

En el lugar del ataque se dejó una pintada en un portón metálico con la frase “Linky dégage!”  (¡Linky lárgate!) junto a las siglas DECCLIN, nombre elegido por el grupo de mujeres que reivindicaron los sabotajes.

Además del propio comunicado de la acción, he decidido traducir también la nota introductoria de les compas de Insurrection News, ya que me parece útil para contextualizar mejor el ataque (he añadido un segundo ataque anterior realizado contra Enedis, ya que les compas de Insurrection News sólo habían mencionado el ataque de mayo de 2016 también contra un aparcamiento de esa empresa, pero no el ataque incendiario que destruyó unas oficinas de Enedis en Crest, en junio de ese mismo año).

———————————

Nota de Insurrection News, 25.10/2017: Durante la noche del 23 al 24 de octubre, un incendio destruyó veinte vehículos pertenecientes a la compañía Enedis (anteriormente conocida como ERDF), el operador de la red de energía eléctrica para la mayor parte de Francia. Un graffiti fue dejado en el escenario donde se podía leer “¡LINKY LÁRGATE!”. Al día siguiente, Le Populaire du Center, un periódico burgués en la región anunció que habían recibido un comunicado breve de un grupo anónimo de mujeres, usando el acrónimo DECCLIN, reivindicando la responsabilidad por el ataque.

Según el comunicado, las mujeres que llevaron a cabo el ataque incendiario lo hicieron para protestar por la falta de acción de las autoridades contra los llamados contadores “inteligentes” de Linky. Los contadores Linky son básicamente un tipo de minicomputadora similar a los contadores usados en otras partes del mundo que son instalados en los hogares para permitir a las compañías energéticas monitorizar el uso de electricidad.

Ha habido una campaña significativa contra los contadores Linky desde que la compañía empezó a implementarlos en los hogares de toda Francia hace dos años. La gente opuesta a los contadores Linky estaban preocupadas por posibles riesgos para la salud asociados con ellos, particularmente para personas que son electrosensibles. También hay preocupaciones de que estar constantemente en proximidad cercana a los contadores inteligentes podría, potencialmente, causar cánceres con riesgo vital. Las activistas también están preocupadas por cuestiones de privacidad y vigilancia que rodean a los medidores y ven a Linky como un “Caballo de Troya” que está siendo usado para recolectar grandes cantidades de datos al respecto de las actividades de las personas que tienen Linky instalado en sus casas.

Enedis había sido un objetivo en anteriores ocasiones. En mayo de 2016, un grupo desconocido de incendiaries apuntó a Enedis en Grenoble y 12 vehículos fueron destruidos por el fuego y un mes más tarde, en junio de ese mismo año, otro ataque incendiario destruyó unas oficinas de Enedis en Crest, en una acción enmarcada en el llamado a un Junio Peligroso.

A continuación, está nuestra versión traducida del comunicado asumiendo la responsabilidad por el ataque en Limoges. Como siempre, agradecemos cualquier corrección de nuestra traducción, o de la información adicional que proporcionamos antes, de nuestres compañeres de habla francesa, ya que el francés no siempre es el idioma más fácil de traducir para nosotres…

 

Reivindicación de responsabilidad del grupo DECCLIN:

Ante la inercia de las autoridades públicas, nosotras, DECCLIN, un grupo de mujeres que nos oponemos a los contadores inteligentes de Linky, decidimos actuar (anoche quemamos algunos vehículos pertenecientes a Enedis, el promotor de estos medidores).

Inercia frente a problemas importantes: envenenamiento de la población, residuos tóxicos, contaminación de las ondas electromagnéticas, aumento de facturas, sin mencionar la imposición forzada de los contadores y la intimidación de los subcontratistas de Enedis.

Finalmente, los medidores pueden ser responsables de incendios que podrían propagarse por todas partes y obstaculizar a nuestros intrigantes conspiradores en su jugoso negocio.

DECCLIN,
Des Élus Contre les Compteurs LINky

(Las Elegidas Contra Los Contadores Linky)

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , . Bookmark the permalink.