Francia – Ataque incendiario contra la compañía energética ENEDIS

Recojo de Insurrection News, traduzco y difundo el siguiente comunicado, originalmente publicado en francés el pasado 11 de junio en el blog anarquista francés Sans Attendre Demain (Sin Esperar a Mañana) y que fue traducido recientemente a inglés por Insurrection News y Mpalothia. El escrito reivindica un ataque incendiario contra unas oficinas de la compañía energética ENEDIS en Crest, Francia.

El ataque, que causó graves daños en las instalaciones golpeadas, se enmarca en el llamado a un “junio peligroso” y pretende abrir un diálogo con otras individualidades afines además de ser un gesto solidario para preses anarquistas.

———————————————–

Una propuesta para el diálogo, la solidaridad y el ataque
Ataque incendiario por un Junio Peligroso

Como individues, es difícil hablar de solidaridad porque no queremos expresarla como un grupo, sino a individues cuyos sentimientos serían lo suficientemente cercanos como para establecer un diálogo.

Nos sentimos en solidaridad con la gente que, a través de sus acciones y su discurso, parecen transmitir una voluntad de pelear en el que aquí y el ahora contra el poder en todas sus formas.

Para nosotres, la forma más sincera de apoyar a les individues en revuelta es rebelarnos nosotres mismes y atacar. Que la gente que se consideran a sí mismes cómplices potenciales sean transmitides por la fuerza puede permitir que nuestra ética y nuestras pasiones guíen nuestras acciones y no el miedo y la resignación provocados por la represión.

A través del ataque queremos romper el aislamiento y expresar nuestra rabia y nuestra tristeza. En tiempos donde las distancias ya no cuentan, nosotres reafirmamos posiciones ofensivas e irrecuperables.

Creemos que si queremos afilar prácticas y críticas puede ser interesante compartir, para confrontar a otres. No estamos interesades en la idea de producir ideas etiquetadas como “anarquistas” que todo el mundo pueda aceptar y adaptar a su discurso o contexto local. Nos gustan el disentimiento y el conflicto que nos permiten tomar un posicionamiento. Estamos tan disgustades por la apatía omnipresente como estamos profundamente movides por la belleza de aquelles que se rebelan sin esperar ni por las condiciones objetivas, ni por el terreno social favorable ni por el momento estratégico. Nuestras elecciones nunca serán convenientes ya que siempre están en movimiento. No tenemos que convencer a nadie, ni tenemos ningún deseo de esperar hasta que tengamos mil planes, sólo tenemos el deseo de encontrar a otres cómplices en la urgencia impaciente e irreprimible de luchar.

El ataque puede tomar muchas formas y para nosotres las dominaciones interpersonales deben ser al menos tan atacadas como este existente que nos ahoga. No queremos centrarnos el uno en el otro. Rechazamos esta lógica y queremos hacer visible cada aspecto de nuestra insubordinación. En apoyo por lo tanto a aquelles que actúan ante la represión, en sus afectos, sus amistades, sus sexualidades.

No vivimos en el pasado, no queremos tener esperanza en el futuro, nuestras revueltas no tienen futuro, así que no pueden ser pospuestas hasta mañana.

Incluso si abogamos por el conflicto, creemos que todos los debates sobre la praxis han cristalizado a menudo alrededor de posiciones polarizadas que no reflejan la complejidad de los puntos de vista. Rechazamos el consenso a toda costa pero no queremos participar en una lucha dogmática. Estamos realmente emocionades por la idea de que los ataques son variados y no estamos satisfeches con ciertos debates (signaturas recurrentes o no, por ejemplo). Aunque parezca realmente importante para nosotres comunicar nuestras acciones y no nos encontremos con perspectivas insurreccionales, no sentimos el deseo de romper con personas cuyos ataques forman parte de este objetivo.

Respondemos al llamado por un Junio Peligroso porque expresa bien estos matices.

Durante la noche del jueves penetramos al interior del recinto del edificio de la ENEDIS en Crest, suministradora de la energía que permite en particular que gire este mundo de mierda. Derramamos 10 litros de gasolina y los encendimos con mecheros (teníamos un plan B en caso de que los mecheros fallasen). 10 litros de gasolina se hicieron una bocanada de aire fresco. Cuando la parrilla fue colocada de nuevo en su lugar, el edificio era presa de las llamas. Supimos más tarde que lo habían devastado en gran medida.

Un pequeño pensamiento para les incendiaries de Grenoble, encontramos vuestro método de ataque y comunicación particularmente relevantes. Vuestra crítica está muy bien articulada, nosotres no podríamos haberla hecho tan bien. Pero queremos aprovechar la oportunidad de plantear unos pocos puntos, y así participar en la creación de un diálogo a través del ataque.

Compartimos vuestra observación sobre la nocividad de la tecnología. Sin embargo, es sólo un aspecto de las nuevas formas de dominación. Para nosotres, en la génesis de estas nocividades está la civilización en sí misma. Así que nosotres no queremos atacar la tecnología como uno de los excesos del sistema, el cual podríamos transformar/reemplazar, sino como uno de los aspectos de la domesticación de la vida. No queremos contentarnos con una crítica del capitalismo sino desafiar el concepto mismo de sociedad (como justa e igualitaria). Estamos contra toda las sociedades porque no pueden existir sin la sumisión de los seres vivos que las componen. Ya sea a través de smartphones, contadores Linky, pero también por medio del trabajo, la familia, la cultura, la moralidad, la justicia, la explotación de la fauna y la flora…

Para luchar contra la tecnología nos parece necesario cuestionar el proceso de domesticación que nos hace ser seres civilizados. Queríamos que este tipo de crítica fuese una especie de debate interpersonal, y compartirlo con vosotres. Así siempre podemos encontrar nuevos ángulos para el ataque, nuevas debilidades, nuevos objetivos.

El placer que sentimos aquella noche, queremos compartirlo con otres.

A Krem, porque él siempre supo cómo guardar silencio.

A Kara, porque incluso si ella no supo cómo guardar silencio, tuvo el coraje de retractarse en esas declaraciones.

A Damien, porque sus palabras y su determinación nos dieron fuerza.

A les anarquistas de Bruselas que afrontan un juicio antiterrorista por haber luchado sin mediación contra todas las prisiones.

A les acusades de Scripta Manent, quienes rechazaron asumir el rol de víctimas.

A Nicola Gai y Alfredo Cospito quienes han sido capaces de tomar posiciones firmes a pesar de los riesgos, y que se han dado a sí mismos los medios de sus ambiciones.

A aquelles que quieren volar lejos incluso si al hacerlo se queman sus alas.

K.I.C.K – Konspiration d’Individualités Complices et Kaotiques
(Conspiración de Individualidades Cómplices y Caóticas)

This entry was posted in Acciones, Damien Camelio, Detenidxs Operación Scripta Manent, Kara Wild, Nicola Gai, Noticias, Noticias y comunicados, Presxs and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.