La Fiscalía pide 25 años de prisión para el compañero Rodrigo Lanza

“Sé que haremos más ruido que ellos, que nuestros lazos y solidaridad valen mucho más que sus medios y sus muros. Sigo creyendo ahora más que nunca en la legítima autodefensa, en el antifascismo, en mis hermanxs en la calle, en nuestras luchas, en mi familia, en mis principios”.

-Rodrigo Lanza

Como muches recordareis, en diciembre de 2017, hace algo más de un año, el compañero Rodrigo Lanza, que ya había sido detenido con anterioridad acusado de dejar a un madero en estado vegetativo en el marco del montaje mediático, jurídico y policial conocido como 4-F (y que fue totalmente desarticulado, como demuestra por ejemplo el documental Ciutat Morta y toda la documentación escrita y audiovisual al respecto), fue detenido por segunda vez, en este caso acusado de haber matado a un ex-legionario de ideología falangista y fascista llamado Víctor Laínez durante una pelea en un local de copas en la ciudad de Zaragoza. La prensa, como era de esperar, omitió cualquier mención a la filiación ultraderechista de Laínez, así como también al hecho de que fue Laínez quién en primer lugar había intentado atacar con un arma blanca a Rodrigo por su estética, ideas y por su origen sudamericano, y atribuyeron el móvil de la presunta agresión a que Laínez llevaba unos tirantes con los colores de la bandera española (tirantes que, por otro lado, no han aparecido por ninguna parte y mucha gente no recuerda haber visto). Es algo similar a lo que ocurrió cuando Lucía García de la Calzada, famosa neonazi de Murcia conocida como La (ya no tan) Intocable, recibió un poco de su propia medicina y acabó llevándose una paliza, y los medios no sólo omitieron al principio mencionar que esa chiquilla era responsable de numerosas agresiones racistas y LGTBIfóbicas, sino que dijeron que el motivo de que la atacasen simplemente era que ella llevaba una pulsera con los colores de la rojigualda.

Que los medios, la policía y los jueces protejan a los soldaditos fascistas que el Capital despliega cuando su estructura empieza a tener dificultades para mantenerse de pié no es nada nuevo. Sin embargo, ahora venimos de saber por parte de les compas de la Publicación Refractario que la fiscalía solicita una pena de 25 años de prisión para Rodrigo Lanza, que permanece en prisión preventiva desde su detención.

“Culpable” o “inocente”, desde aquí, queremos mostrar nuestra solidaridad y afecto a Rodrigo y enviarle fuerza y apoyo para afrontar la difícil y dura situación represiva en la que se encuentra. Porque el fascismo crece si no se combate y la violencia contra él siempre estará justificada.

¡Víctor Laínez, jódete!

 

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados, Presxs, Rodrigo Lanza and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.