Italia – 47 personas son acusadas en Lecce en relación a su presunta participación en la lucha contra el TAP (Gasoducto Trans-Adriático)

Recogemos de Act For Freedom Now!, traducimos y difundimos una noticia sobre un nuevo caso abierto en Lecce, Italia, contra 47 activistas, a les que se acusa en relación a manifestaciones combativas llevadas a cabo entre diciembre de 2017 y junio de 2018 en contra del TAP.

El TAP (Trans-Adriatic Pipeline, Gasoducto Trans-Adriático) es un megaproyecto internacional para la construcción de un gigantesco gasoducto que atravesará distintas regiones y territorios, desde Azerbaiyán a las costas europeas de Grecia, Albania o Italia, con todas las consecuencias medioambientales a gran escala que una obra así lleva consigo, y todo para continuar articulando la infraestructura necesaria para garantizar la movilidad de gas que requieren los mercados de las industrias energéticas de este sistema devastador y, de paso, asegurarse unos ingresos multimillonarios para unos pocos afortunados que dirigen las empresas encargadas, con inquietantes conexiones con el crimen organizado (de hecho, en Italia se hizo famosa la consigna «No al mafiodotto», traducible por el juego de palabras «No al mafioducto»).

En este blog, tradujimos y reeditamos en castellano, ya en agosto de 2017, una publicación que podéis ver o descargar aquí y que contiene diferentes textos y críticas contra el mismo, desde una perspectiva anticapitalista y de ruptura con el modelo industrial al que el TAP responde.

Sigue a continuación la información que hemos encontrado sobre estas nuevas acusaciones:

————————————–

11/6/2019

En días recientes, tuvimos noticias de otra “maxi-denuncia” más con respecto a la lucha contra el TAP. Esta vez, 47 personas fueron imputadas con una serie de acusaciones que golpean, de forma típica, las manifestaciones autodeterminadas. Una acusación espectacular, relacionada con importantes días de lucha que ocurrieron entre diciembre de 2017 y junio de 2018.

No tiene sentido detenerse en los delitos específicos que se les atribuyen, como dijimos antes, son los típicos de las manifestaciones.

Más bien, lo que nos parece importante es destacar cómo la represión sin regateos, consistente en continuas denuncias, controles, órdenes de expulsión inmediata y criminalización mediática, va mucho más allá de la intención de detener la oposición a un gasoducto. El TAP es un negocio sucio gracias al cual la policía está utilizando medios represivos con el fin de causar estragos en la vida de cualquiera que quiera expresar cualquier forma de disenso contra los abusos y la injusticia de la autoridad. Cada pequeño eco, cada pequeño paso hacia la liberación, es criminalizado.

En este sentido, el escándalo mediático desatado por pequeños periódicos locales incrementó el efecto criminalizador contra aquelles que luchan contra el TAP, ya que los nombres, apellidos, direcciones y edades de les 47 denunciades fueron salpicados en todas sus páginas. Nos estamos refiriendo principalmente a las agencias de noticias Quotidiano di Puglia, Corriere Salentino y LecceNews24, cuyo asqueroso trabajo no olvidaremos: sentenciarnos a la picota antes incluso de que los tribunales hubiesen empezado a activarse.

Hasta ahora, el TAP solo ha traído problemas, devastación y maderos por todas partes, hemos dicho y demostrado esto en muchas ocasiones.

Para los periodistas implicados en preparar mega-primicias con nombres y apellidos, usando los archivos de los magistrados y de la policía, no sois más que personas asquerosas sin dignidad.

Enemigas del TAP y de la militarización

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.