Perú – Ciudad de Lima: “¡Ni acuarios ni otras cárceles!

Recibimos y difundimos este comunicado de compañeres de la ciudad de Lima (Perú) sobre la lucha que se está llevando a cabo contra la construcción de un nuevo “acuario” (cárcel para animales no-humanos de hábitats marinos).

——————————————

Comunicado desde la región Perú, ciudad de Lima – Junio 2019

En el marco de la construcción de otra cárcel (acuario) más en estas tierras, por parte de los que alientan al consumismo y alienación que se alimenta de la explotación (de la tierra, elementos y habitantes) y de la zona de confort de la ciudadanía que cada vez pide más productos “para mejorar su estilo de vida”.

Desde el principio aclaramos que amamos la libertad, por eso consideramos en ese concepto a todas las especies con las cuales compartimos (deberíamos compartir en equilibrio sin opresiones ni relaciones verticales) este planeta. Les respetamos y tratamos de no ejercer opresión sobre ellas, por eso así como elegimos ser veganxs elegimos ser ecologistas pues también es importante la defensa de los ecosistemas donde habitan así como lo es los ecosistemas donde habitamos, para poder lograr una vida de autosuficiencia, una vida en libertad.

Este sistema nos ve y trata como productos, como mercancías, por eso nos registran desde el nacimiento (a nuestra especie) y desde el inicio del período de estudio u otras actividad de uso y explotación (para las otras especies animales), para luego disponer sobre nuestras vidas. Nos dicen dónde podemos vivir y dónde no, hacia dónde podemos ir y hacia dónde no, qué comer o qué no… hasta dónde somos útiles o más útiles para el sistema. En este caso a lxs demás animales se les secuestra para llevarles a zonas de exhibición como lo es el futuro acuario (el segundo acuario más grande de Perú, ya que el primero es el Acuario Nautilus –del grupo Nautilus que también abastece de especies animales marinas a otros acuarios en otros supermercados y tiendas- que se ubica a la altura de la Cdra.99 de la Av. Universitaria. Ex fundo Chacra Cerro Lt 178 en el distrito de Comas de 3 mil metros cuadrados y con más de mil especies marinas, muchas de ellas traídas de diferentes partes del mundo como: Filipinas, China y Tailandia) de 1500 metros cuadrados que se construirá en el Mall de Santa Anita. Al respecto, el Gerente General de Mall Aventura, Javier Postigo, indicó que el acuario también “busca ser una potente herramienta educativa y de respeto hacia los seres vivos y cuidado por los océanos y el medio ambiente». Qué mejor respeto hacia lxs seres vivxs que dejarles vivir en sus respectivos hábitats y además de no explotar sus hábitats, pero claro, el mensaje de respeto y hasta de libertad desde el sistema siempre será distorsionado y manipulado al antojo de lxs explotadorxs especistas y antropocentristas.

Ahora con la tecnología, invaden más los espacios marinos, donde antes solo hubiesen soñado invadir ahora es realidad. Y lo invaden para diversas actividades (cableado submarino de alta velocidad para internet, puertos como los futuros puertos que se construirán en Paracas y en Miraflores, extracción petrolera marítima con usuales derrames de petróleo incluídos, el boom de alimentos marinos que sigue deteriorando arrecifes e impactando todo el ciclo de alimentación y equilibrio que hay ahí, extracción de agua marina para su desanilización para las ciudades hipercivilizadas, extracción de arena para la construcción de las ciudades, megaciudades y no tan futuras smart cities, instalación de nuevas centrales eólicas marinas para poder alimentar a las smart cities y su exponencial uso de energías para su funcionamiento…) y luego salen con el que para ellxs es su gran discurso –el de la conservación- cuando las industrias son las que destruyen y contaminan el hábitat marino y acuífero en general, ya que argumentan que lxs animales marinxs que insertan a los acuarios son animales en cautiverio.  Algunos estudios dicen que la mayoría no son especies en cautiverio, mientras los estudios o datos de lxs carcelerxs dicen que todas las especies puestas ahí han sido sacadas de cautiverio, y puede que sea cierto ya que si una empresa desea dar una impecable imagen con dinero lo puede hacer. Pero eso solo sería cambiarle de prisión (una fea por una bonita –una chica por una grande) sin ninguna oportunidad de saborear algún día la libertad.

El Mall de Santa Anita ubicado en el distrito del mismo nombre, no es el único mall o supermercado que tiene granja minizoo o acuario en su edificio, lo tienen también otros malls y supermercados cada cual con diferente temática con su respectiva excusa.

Hay una crítica vacía o casi vacía dentro del animalismo o veganismo, porque ya dentro de la ciudadanía no se puede esperar más que su devota obediencia a lo establecido, hacia lo que viene a ser el mercado en general (chico, grande, virtual o físico). Mencionamos esto porque en enero del 2013 tras más de 60 años de funcionamiento, la plaza de Toros de Trujillo ( del departamento del mismo nombre –Trujillo- en Perú) fué demolida para dar inicio a la construcción de un nuevo centro comercial denominado “Centro Comercial Coliseo Trujillo”. Según el oficio N° 3319-2012-MPT-GDU-SGE, suscrito el 1 de agosto del 2012 , este espacio ha sido demolido para la construcción de un centro comercial de dos pisos, además de una azotea, con una altura de 18 metros.

Esta noticia fué en primera una derrota para el grupo taurino que casi canoniza a un chico (uno entre decenas de fanáticxs de la tauromaquia) que puso su cuerpo para tratar de evitar que el tractor siga con su objetivo de demoler dicha plaza (así se le llaman acá a los coliseos donde usan y torturan a animales de diversas especies que son forzadxs a ser parte de la llamada tauromaquia), aunque no pudo evitarlo pero recibió el aplauso del grupo taurino que curiosamente ahí no usaron adjetivos como “intransigentes, revoltosxs, temerarixs, desobedientes, violentxs…” que usualmente usan cuando lanzan un ataque escrito o verbal hacia lxs antitaurinxs (“antis” nos llaman) y/o animalistas en contra de estas prácticas opresoras. Cabe resaltar que también hay animalistas a favor de estas prácticas opresoras. Y es que si normalizamos la dominación y su sistema, siempre vamos a tener que jugar bajo sus reglas “sin tener algo más por hacer”, y solo nos limitaremos a optar por el “mal menor”. Aunque esta vez el llamado “mal” fué mayor, ya que un Centro Comercial genera mayor alcance en explotación animal sumado a explotación de la tierra y explotación laboral, además del alineamiento a la moda citadina y su estilo de vida práctico, rápido, apático, frío… obediente y cuadriculado.

En este enlace podrán ver las verdaderas razones (empresariales y urbanísticas con turismo incluído) por las cuales se decidió demoler esa plaza y en su honor tener el nombre de Centro Comercial Plaza Toros.

Obviamente la alegría de ver demolido un centro de dominación, no se puede ocultar ni negar, pero siempre hay algo más por hacer y no simplemente limitarnos a lo que las autoridades decidan sobre el futuro de ese espacio anterior demolido. Un parque hubiese quedado mejor 🙂

Recordar que además el 29 de octubre del 2013 (dos días después del gran enfrentamiento entre policías y manifestantes en la Plaza de Acho en el departamento Lima donde hubo heridxs de ambos lados y 6 manifestantes detenidxs) en el departamento Junín (en la Provincia Concepción) se demolió un Coliseo (Plaza de Toros de Concepción) donde usaban y torturaban toros, caballos, yeguas (tal como lo dijo una fanática de la tauromaquia y “fiesta equina” no solo usaban caballos y yeguas en las llamadas Corridas de Toros, sino también en las demostraciones de “caballos de paso” donde para dar esos pasos que gusta al público especista reciben un previo entrenamiento para dar forzosamente de sí lo que el público desea ver) para reemplazar dicha actividad por la construcción según dijeron los medios de prensa, un Centro deportivo o Centro de convenciones. Para que se logre esto ya previamente hubo un trabajo (no solo legal) entre autoridades que querían darle una imagen positiva al distrito y entre activistas de agrupaciones como independientes para primero declarar Concepción (no todo el departamento Junín) como “Ciudad antitaurina” desde agosto del 2011. Aunque tal denominación no es 100% lo que parece ya que como dice un artículo al respecto :

Contrario a ello, lo que sí parece que continuará de manera indefinida, por su gran arraigo popular, las corridas de toro por diversión. En ellas el animal es aguijoneado con un poco de rocoto en trasero y soltado a un ruedo donde unos toreros, que más parecen bufones, divierten al público con piruetas, dejándose corretear por el animal que al final vuelve a su corral sano y salvo. Y aunque las presentaciones pueden terminar en accidentes por alguna corneada, el público aplaude, se ríe, y goza al son de bandas y orquestas típicas. Este tipo de corridas con palcos fabricados de madera, se realizan en los distritos de San Jerónimo de Tunan, Quilcas, Hualhuas, San Pedro de Saño, San Lorenzo y otros del Valle del Mantaro. El pueblo y sus autoridades, en estos casos, no están dispuestos a abandonar esta práctica a pesar del pedido de los grupos antitaurinos. En estas fiestas taurinas, los toros son adornados con las ‘moñas’, que son especie de almohadas con llamativos adornos que son colocados sobre el lomo del animal. El torero consigue al aplauso del público si consigue arrancar el distintivo.”

Retomando la crítica al mercado en general, en este enlace podremos ver una lista de las empresas que mantienen de pie el Mall de Santa Anita, donde también hay explotación animal, además de laboral y de la tierra.

Pero al parecer eso pasa desapercibido en las mentes de muchx animalista o vegan que desea vivir bajo las comodidades de estos Malls o supermercados o mercados, tanto así que quisieran que todas estas tiendas sean “veganas” o vendan productos APV (apto para vegans) así se les completaría su sueño de un “mundo vegan” o no vendan perrxs ni gatxs ni otras especies selectivamente adoradas por un gran número de animalistas para que estos mercados sean “petfriendly” para lxs animalistas. ¿ Y los materiales y la energía que usan para mantener todos esos negocios, de dónde creen que proviene, o acaso siguen creyendo en eso de “energías limpias” o “industria verde/ecoamigable/sostenible”?.

Es un hecho que sí creen en eso de la “energía limpia”, “industria verde/ecoamigable/sostenible” y hasta muchx “ecologista” (bienestarista y amante de la comodidad) lo hace y hasta lo promueven como única solución al deterioro ambiental. Y en su mayoría no es que no sepan de donde proviene todo eso, ya que hay información al respecto hasta en las redes sociales que tanto les causa adicción, solo que no quieren saber más para no malograr su zona de confort.

Mientras siga existiendo dominación y mercado y su lógica de ponerle precio a todo (tierra, elementos y habitantes), seguirá habiendo especismo, antropocentrismo y una larga serie de relaciones de opresión también hacia nuestra propia especie antojadizamente dividida en razas, géneros, sexos, edad, clase, lugar de origen y un largo etcétera. Sin la destrucción de eso no podrá haber fin del especismo, solo una gran ilusión de un “mundo vegano” a través de las nuevas industrias y tecnologías que maquillan la contaminación, desalojos, encarcelamiento, experimentación, envenenamiento, asesinatos de las demás especies animales que son invisibilizadas al creer que solo las especies cautivas hoy por la industria cárnica, estética y curtiembre son las que necesitan liberarse o ser liberadas. Hay otras especies que son afectadas directa e indirectamente por toda esta civilización y sus maquinarias físicas, legales y mentales opresivas.

La liberación animal no vendrá por un papelito firmado por “buenas” autoridades (ninguna autoridad es “buena” por algo se llaman autoridad, para ejercer autoridad, opresión, dominación, control, vigilancia, verticalidad, desigualdad…) ni con el espejimo de la conscientización. Hay quienes simplemente nunca querrán cambiar sus prácticas opresivas por distintos motivos, eso nos alienta a actuar desde la diversidad de acciones sin medirlas ni darles un tinte de que solo lo harán “profesionales”. Todxs podemos hacer algo, de hecho ya lo estamos haciendo. Este es nuestro aporte, se vienen más, pero se espera la solidaridad y no el acusamiento como se hizo aquella vez que entraron al Chifa Asia tras haber descubierto que el jefe de dicho centro llevaba en su maletera a un perro dentro de un costal y luego con ayuda de la prensa y de “buenxs ciudadanxs activistas” dijeron que lo pusieron ahí “para no ensuciar su auto” y que no pensaba comérselo sino darle hogar. Valiéndose de dicha reacción también especista por parte de algunxs animalistas al solo indignarse porque esta vez era un perro quien iba a ser asesinado cuando ya diversas especies son usadas y asesinadas en dicho restaurante chifa. Y para “no dañar la imagen” del veganismo algunxs activistas renombradxs hicieron el llamado a la soplonería de quienes decidieron entrar al chifa y hacer algunos desmanes. Eso ya tendrá su revancha, porque todo acto de soplonería, en lugar de ayudar al movimiento lo perjudica porque pone en peligro la identidad e integridad de quienes deciden arriesgar sus vidas y sus libertades haciendo otras acciones que lxs soplonxs desde la comodidad y la angurrienta excusa no se atreverán a hacer nunca.

Que vengan más acciones en esa y todas las prisiones  🙂
Liberación animal y de la tierra.

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados, Textos and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.