Francia – Ataque incendiario destruye la Federación de Cazadores de Ardèche (Saint-Étienne-de-Boulogne)

A continuación recogemos de Anarchist Worlwide, traducimos del inglés y difundimos un comunicado escrito por una persona anónima y que asume la responsabilidad por el ataque incendiario que devastó las instalaciones del centro de entrenamiento de la Federación de Cazadores de Ardèche, en los bosques de Saint-Étienne-de-Boulogne (Francia) el pasado 24 de julio por la noche. La persona autora explica con detalle el desarrollo de la acción.

Comunicados como estos demuestran que no son necesarias ni una gran capacidad logística u operativa, ni un gran número de cómplices, y que una persona puede ser suficiente para atacar al especismo y arruinar negocios. Basta con tener la determinación de querer hacerlo.

———————————————————–

Según la prensa local: en la noche del miércoles 24 al jueves 25 de julio en Saint-Étienne-de-Boulogne, gran parte de la Federación de Cazadores de Ardèche fue destruida por el fuego. Los bomberos intervinieron rápidamente, probablemente debido a las alarmas de incendios, llegando alrededor de las 3:30 de la mañana para extinguir las llamas que habían consumido la guarida de los cazadores. Les investigadores indicaron que el fuego había sido iniciado en dos lugares distintos, uno el recientemente construido observatorio y otro en una habitación donde había animales disecados. 11 cazadores están ahora sin trabajo y tendrán que esperar 9 meses para reanudar el servicio. Este martes, 30 de julio, un comunicado de responsabilidad fue publicado en Indymedia Nantes. Explica detalladamente el método incendiario que fue usado. Está transcrito al completo a continuación…

::

Espasmo antiespecista
Ataque contra la caza

25 de julio, 02:45: Una media luna resplandeciente me sonríe entre las estrellas. Frente al centro de entrenamiento de caza de Ardèche, un panel luminoso indica 23º. Me abro camino hacia el edificio, pasando las dianas de madera con animales pintados. El odio surge en mi interior al verlos, afilando mi determinación. A los pies de la fachada llego a los últimos arbustos. Una cámara observa, pronto estaré dentro de su campo de visión. En mi cabeza, ya he vivido lo que se avecina docenas de veces. Saltar la barrera, trepar el parapeto, escalar hasta el pasillo y correr a cubrir la cámara. Por el momento estoy agachado, ya jadeando, mi corazón latiendo.

Tomo un profundo aliento y corro, cruzando cada obstáculo con éxito, con mucha menos elegancia de lo que había imaginado. Abro mi mochila, cojo una palanca y empiezo a forzar una ventana, sin ninguna suerte. Con mi mano libre cogí el martillo, reventé la ventana y repté al interior. Unos pocos pasos fueron suficientes para hacer gritar la alarma de sensores. Me moví rápidamente a la primera habitación y amontoné las mesas, las sillas y los cartones. Vacié una lata de gasolina sobre ellos y abrí una ventana. El fuego necesitará oxígeno. Luego, hice mi camino hacia el piso superior y repetí la operación. Había pocos materiales combustibles allí, así que apilé algunos pequeños caballeres bajo el marco esperando que las llamas los consumieran. Derramé el combustible y lo prendí. De repente, una luz brillante y un aliento poderoso llenan la habitación. La alarma de incendios se apagó inmediatamente.

Corrí a la escalera y me dirigí abajo, saltando los escalones de cuatro en cuatro, rociar la pila de muebles con gasolina, recoger lo que queda de mi frescura e invocar a las llamas otra vez. Maravilloso. Quintaesencia de los estragos. Apetito desenfrenado por el fuego. Sin tiempo para la contemplación, por desgracia, me dirijo de nuevo hacia abajo y me marcho. Estoy a salvo, el fuego está detrás de mi, las ramas de los árboles delante. Me rio con alivio, el tiempo se mueve de nuevo.

Esta noche, 11 personas han perdido sus trabajos de mierda ya que el sitio será definitivamente clausurado. Los zorros y los tejones también deben haber reído a carcajadas en el valle. Por supuesto, los cazadores encontraran otras instalaciones, entrenarán a otros asesinos, perseguirán, cazarán, mutilarán y rajarán otras vidas salvajes, de nuevo. Pero por supuesto, nosotres volveremos a estar allí, saboteando sus dispositivos, destruyendo sus vehículos y edificios, liberando futuros trofeos de caza y perros maltratados.

El ardor de las ideas llama inexorablemente a la acción.
Contra la infamia de la caza y más allá.
Contra la dominación y la explotación animal.
¡Solidaridad anarquista con les rebeldes antiespecistas!

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.