Alemania – Sabotaje en Colonia a 200 patinetes eléctricos de la empresa Lime

Recogemos de Act For Freedom Now!, traducimos y compartimos a continuación un comunicado reivindicando el sabotaje de alrededor de 200 patinetes eléctricos de la empresa Lime en Colonia, Alemania. El escrito también explica brevemente la crítica contra los dispositivos de movilidad eléctrica, tan aclamados como supuesta «alternativa limpia» y «verde» a los motores de combustible convencionales, pero cuya producción y desarrollo es igual de destructivo, sino más, para el medio natural, en la medida en que las formas de extraer litio y de fabricar las baterías, así como las principales fuentes de energía, no son limpias y sí tienen un impacto tremendo sobre el mundo natural y el cambio climático.

Contra el capitalismo verde y sus ciudades «inteligentes», ingenio y audacia.

———————————————

En diciembre, «Greta y Kenny» se concentraron en un barrio de Colonia como una prueba y desmantelaron alrededor de 200 patinetes eléctricos. «Lime», el mayor suministrador de patinetes eléctricos de alquiler, han decidido no reducir su oferta en las ciudades más calientes debido a las condiciones meteorológicas. Desde entonces, el sabotaje dirigido ha reducido significativamente el número de patinetes en el barrio afectado.

Al dar un fuerte golpe en la pantalla del comando electrónico (con un martillo, una punta de metal de mandril de expansión o de un perno) el patinete dice adiós y ya no puede ser desbloqueado. Las reparaciones cuestan cientos de euros; el hipster-móvil es, generalmente, retirado de la circulación durante unos días. Por supuesto, el vendedor tiene equipos de repuesto en stock. Pero prefiere evitar la indocilidad del sabotaje regular. A este respecto, estamos compartiendo experiencias que vienen de Suiza.

Con el resurgir del debate ecológico, se están escuchando más y más voces críticas contra algunos conceptos particularmente absurdos de la Smart City y de la movilidad inteligente. Todos los estudios actuales demuestran de forma vívida que el cambio climático no puede ser evitado si nos adherimos al modelo de transporte privado. Un cambio a los transportes privados eléctricos no cambia nada. Por el contrario: la movilidad eléctrica que emite menos mientras conduces se paga con un impacto medioambiental máximo (e intolerables condiciones de explotación) con respecto a la manufactura y disposición de almacenamiento energético. Por ejemplo, la fabricación de una batería para los tan citados Tesla, por si sola, es tan dañina para el medio ambiente como 8 años de funcionamiento de un motor de combustión. Por la misma razón, el balance del patinete eléctrico es catastrófico.

A esto se suma la corta vida de la batería, la cual es de solo unos pocos meses, y que es particularmente fatal desde un punto de vista ecológico. Además, se ha demostrado que en ningún caso reemplazan el tráfico motorizado; simplemente estamos siendo testigos de un consumo adicional de recursos.

En el contexto de un debate ecológico más amplio (y esperamos que más allá en esta dirección), creemos que es posible suprimir los patinetes eléctricos introducidos el verano pasado y despreciados (excepto por hipsters y turistas), siendo una aberración del capitalismo de plataforma, particularmente concerniente a la ecología. Necesitamos hacer una contradicción visible cada día – por ejemplo en forma de sabotaje. Además de la actividad diaria a pequeña escala, los días de acción climática o las ferias del mercado de movilidad son ideales para acciones masivas más ampliamente notables. El “nuevo” show internacional del motor aspira a convertirse en un espacio de exhibición para los conceptos “green-washing” de la movilidad. En marzo, las ciudades donde este “nuevo” show tendrá lugar se darán a conocer: Frankfurt, Berlín, Hannover, Colonia, Stuttgart o Munich. Algunos candidatos quieren que toda la ciudad sea el organizador de este evento. Tanto mejor para nuestros ataques contra su forma retrógrada de «movilidad electrónica inteligente». Los bloqueos y los ataques más violentos contra docenas de automóviles de lujo en el último salón del automóvil internacional en Frankfurt, así como la campaña «Ende Geländewagen» lanzada en todo el país contra los SUV, han dado un anticipo de lo que es posible.

Algunas otras formas rápidas de sabotaje contra patinetes eléctricos:

. Tapa y haz ilegible el código QR y el código de identificación de entre 4 y 6 dígitos del dispositivo con una pequeña bomba de pintura o un rotulador.
· Las ataduras de cables a través de la rueda delantera del patinete y alrededor del manillar evitan poder arrancar sin alicates.

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.