Canadá – Continúa la solidaridad con la lucha Wet’suwet’en contra el genocidio y el extractivismo colonial en su territorio

En este blog tradujimos ya algunas noticias referentes a distintas acciones de bloqueo y sabotaje de infraestructuras de movilidad dentro del territorio canadiense, en solidaridad con la lucha que les indígenas del pueblo Wet’suwet’en libran contra el extractivismo colonial y la invasión de sus territorios por parte de las fuerzas represoras del Estado canadiense y los lacayos de las corporaciones.

Ahora, hemos traducido y difundimos a continuación un texto de compañeres del grupo Montréal Antifasciste en solidaridad con esa misma lucha:

——————————————————————

Tiohtià:ke (Montreal), 27 de febrero, 2020

Montréal Antifasciste declaramos nuestra completa e incondicional solidaridad y apoyo para el pueblo de la Nación Wet’suwet’en en su resistencia en marcha contra el colonialismo canadiense, así como con todes aquelles que han emprendido acciones en apoyo a les Wet’suwet’en tras la invasión del RCMP a su territorio. Mientras allí ha habido bloqueos a través del país ilegal de “Canadá”, nos gustaría mencionar específicamente aquellos establecidos por miembros de la Nación Mohawk en Kahnawake y Tyendinaga, este último habiendo sido atacado por la fuerza colonial el 24 de febrero, y el primero actualmente bajo amenaza de otro mandato colonial.

Somos un grupo antifascista, y como tal a menudo terminamos centrándonos en personas que son lo que la sociedad en general considera perdedores marginades, en el mejor de los casos. Sin embargo, lo hacemos sabiendo, como explicó el poeta Aimé Césaire, que el fascismo tiene una relación directa con el colonialismo. Escribiendo sobre Europa y el ascenso de Hitler, Césaire anotaba que los crímenes del nazismo fueron simplemente los crímenes que los poderes europeos habían infligido a los pueblos colonizados regresando a casa a descansar. Esto es verdad en Canadá, donde la extrema derecha se construye sobre una historia de violencia colonial contra naciones oprimidas alrededor del mundo, pero primero y sobre todo contra las naciones de pueblos que son indígenas de estas tierras.

Observamos el papel de les activistas de extrema derecha que actualmente intentan organizar grupos de vigilancia para atacar bloqueos, como lo hicieron en Edmonton la semana pasada. Vemos su retórica en las redes sociales, donde hacen amenazas abiertas de violencia. Nos recuerda a 1990, cuando ex-agentes de policía y estrellas de los medios derechistas establecieron grupos de ciudadanes vigilantes que trabajaron junto al pequeño Ku-Klux Klan de Quebec para aterrorizar a los pueblos indígenas, y especialmente a les mohawk, en el momento del levantamiento. Es a la luz del enorme potencial para tal racismo y violencia «educadamente canadiense», que comprendemos nuestro antifascismo y nuestro anticolonialismo.

Para aquelles de nosotres que somos colones, también somos dolorosamente conscientes de que no podemos autoengañarnos. La “izquierda” en este país, como en todas las colonias de asentamiento, está históricamente comprometida y es cómplice del colonialismo. Este es un legado contra el que necesitamos luchar dentro de nuestras propias filas. Cuando los sueños de un Quebec socialista e independiente están basados en planificar embalses hidroeléctricos sobre tierras indígenas, cuando se invoca alguna tradición “progresista canadiense” que era compatible con el genocidio, cuando un gobierno provincial del NDP envía a los maderos, necesitamos ser clares en nuestro rechazo. Rememorando 1990 una vez más, recordamos cómo algunes de la llamada “izquierda” se manifestaron contra la Nación Mohawk, o condenaron tanto a su Sociedad Guerrera como al Estado canadiense como si fuesen “igual de criminales”. De nuevo, rechazamos este legado.

Para aquelles de nosotres que son colones viviendo en tierra robada y no cedida, nos esforzamos por entender y vivir de acuerdo a nuestras responsabilidades, y llamamos a nuestres diverses compañeres y comunidades a hacer lo mismo, a posicionarse en solidaridad con la resistencia anticolonial y a aprender cómo hacer nuestra parte en el sabotaje del genocidio en marcha que está teniendo lugar en estas tierras.

¡Solidaridad total con la resistencia indígena!
¡Contra el fascismo! ¡Contra el colonialismo!

———————————-

También hemos traducido otro comunicado, en este caso tomando responsabilidad por un nuevo bloqueo de infraestructura ferroviaria, esta vez en Hamilton (Ontario), que tuvo lugar el 24 de febrero (les activistas animaron a otres a sumarse; nosotres no pudimos enterarnos ni traducirlo hasta hoy, que fue publicado en Act For Freedom Now!; aunque el llamado obviamente haya expirado y el bloqueo haya sido desalojado, nos parecía interesante e importante de todos modos traducir el comunicado para ayudar a difundir la acción).

———————————-

Sobre las 17:00 de hoy (24 de febrero) preparamos un bloqueo ferroviario en Hamilton, ON., en respuesta a la redada de la OPP en Tyendinaga esta mañana. Nuestra intención es permanecer aquí indefinidamente y estamos llamando a otres a unirse a nosotres (ver mapa debajo). ¡Ven por un par de horas o quédate a pasar la noche, y trae a tus amigues! Si planeas venir, ponte ropa cálida, trae mantas y sacos de dormir, y los aperitivos son siempre bienvenidos. Si no puedes hacerlo, por favor, ayuda a extender la palabra y comparte esto en tus redes.

El sitio es un poco complicado para llegar, pero no es imposible. Se puede acceder tanto por el lado este como por el lado oesdte de las vías, y hay aparcamientos esparcidos por los alrededores relativamente cerca de ambos accesos.

«500 años de genocidio, asesinato, tortura de niñes, asesinato de niñes, guerra biológica, destrucción del agua, de la tierra y de todo lo que sostiene la vida… ¡Y les canadienses «tienen inconvenientes»!

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.