México – Carta de Fallon, compañera presa desde el 5 de enero.

Fallon es una de las compas, junto a Carlos y Amélie, que se encuentran presas en México desde su detención el pasado 5 de enero, bajo acusaciones de haber realizado dos ataques incendiarios contra una sede del ministerio de comunicación y transportes y contra un concesionario de la marca Nissan, respectivamente, en los cuales se causaron daños por valor de cientos de miles de dólares.

A lxs compas se les intentó acusar en un primer momento de terrorismo y delincuencia organizada, pero no encontraron pruebas ni tampoco fueron capaces de fabricarlas, por lo que su acusación principal se cayó por su propio peso. Al final, lxs compas fueron procesadxs por delitos considerados no graves de daños y ataques a la paz pública, por lo que deberían poder alcanzar fianza (aunque el compa Mario González también estaba acusado por delitos no graves y sin embargo le negaron reiteradamente la fianza alegando que se trata de un «peligro para la sociedad», por lo que no se puede asegurar que no tomen la misma medida rastrera contra Carlos, Amélie y Fallon).

La posición de lxs compas, pese a no esconder su sorpresa ante la campaña represiva en su contra, ha sido desde el principio la de irreductibles, expresando en sus cartas su compromiso anarquista y su apoyo concreto a lxs que eligen la senda insurreccional.

Recibo ahora en el correo electrónico esta carta de la compa Fallon, a la que doy difusión. Para leer la carta de Amélie, mira aquí, y para leer la carta anterior de Fallon y Carlos, mira aquí.

———————————

Yo quiero empezar esta carta con un abrazo muy grande para todxs lxs compas que están en fuga, todxs lxs que están luchando por su libertad y para todxs aquellos que están encerradxs y a quienes este mundo de dominación intenta acallar su rabia. No hay una celda, un muro, una autoridad a quien yo le otorgue bastante poder para acallar mi rabia y mis deseos de libertad.

Tengo esos sentimientos desde pequeña y ahora los tengo más fuertes que nunca dentro de mi corazón y mi mente, son más fuertes que nunca y no pasa un día sin que yo piense en ustedes, mis amigxs.

Yo puedo imaginar, y me dicen también que la situación afuera es muy precaria. No me sorprende que para quienes decidimos estar en conflicto afrontemos la represión. No es simple ni tampoco es fácil, hay muchas emociones que se mezclan pero hay una emoción en particular que tenemos en común: es nuestra fuerza, individual y colectiva. Nadie puede encerrar ese sentimiento, ni las fronteras ni las prisiones.

Amigxs, pienso en ustedes con mucho amor, especialmente para Marc quien está encerrado en una prisión en Kingston, a los compas del che que fueron torturados por el grupo Cerezo, a la bailarina de cumbia, a Tripa, a Amelie y Carlos. ¡Seamos fuertes , no importa la distancia!

Me siento un poco rara de escribir una carta sin destinatario preciso, tengo la impresión de escribir a una galaxia que me parece un poco lejana. Dicho eso, yo quiero ser clara con el hecho que no estoy escribiendo esta carta para tener un apoyo ni para ponerme en una situación de víctima. Mi intención es utilizar la pluma y el papel para comunicar con amigxs y también compartir análisis.

Yo creo que el hecho de estar en la cárcel es una oportunidad muy especial para salir de la «fetichizacíón» y de actualizar esta realidad de manera contextual. Hoy estoy escribiendo esta carta desde Santa Marta pero quien sabe quién es el/la proximx.

Cuando fuimos arrestadxs, el 5 de enero de 2014 para mí era un poco como una broma, con los 7 coches de policía que estaban bloqueando la calle, me sentía en una escena de teatro y desde ese momento, ese sentimiento de ser parte de un teatro no se quita. Todxs tienen su rol. Recuerdo ese

momento cuando fuimos transportadxs de la PGJ al centro científico por los exámenes a las 2 o 3 de la mañana. Estábamos los 3 en 3 coches diferentes con dos policías a cada lado de nosotrxs y con un mínimo de 10 coches de policía que nos seguían con «Top Flash» en las calles desiertas del DF y con lxs científicos que casi estaban durmiendo cuando llegamos al centro. Era un puro teatro, un CSI Miami a México.

¡Ah, y al centro de arraigo, uf!

Eso era lo más teatral que yo he vivido en mi vida. Cuando llegamos, la calle estaba cerrada para nuestra llegada. Los hombres con sus músculos de telenovela y con las «metralletas» afuera, en la calle y también dentro de la camioneta con nosotrxs. No podía parar de reírme, de su autoridad por

cual yo no tengo un mínimo de respeto, reírme de la manera y de lo serixs que ellxs piensan que son. «Ken y Barbie» con uniformes de policía federal. Y los presos, que no tienen nombres pero que tienen la suerte de tener un color. El mío es naranja . Lo peor ahí era que las chicas de mi celda estaban tomando el rol de la sumisión, del miedo, y el rol de la autoridad entre ellas, también de manera seria como si ellas estuvieran audicionando para participar en una película de Hollywood.

Pido una disculpas a las personas que piensan que yo me tomo todo como una broma pero, ¡Asi es! Una broma, un juego de rol.

Y ya, aquí en Santa Marta hay varios barrios del A a H, hay «parque», departamentos, vecinas. Hay tiendas, trabajadoras sexuales, drogas en cada lado, hay gente que reproducen los roles de «niñas y de niños», hay muchxs bebés también. Hay una escuela, una médica, un jurídico. Hay estudios para

clasificarte en la sociedad de Santa Marta, hay corrupción, hay poder formal e informal, hay horarios y hay muchas emociones, muchas historias, mucho tiempo para compartir, experiencias, rabia y cierto, muchos cigarrillos y café para compartir. Pues no sé si estoy clara (el español

me falta un poco) pero, ya, Santa Marta es mi nueva ciudad, es mi barrio, el 107 mi departamento y Amelie, mi vecina. Para mí eso, es más claro que cualquier teoría.

Así, voy a terminar con esta carta.

Como la primera, yo lo escribo en español porque, ya, a veces es más fácil. Entonces, yo quiero también dar gracias a la gente que hacen la traducción, voy a intentar hacer la traducción de las otras cartas en francés e inglés.

Esta carta es la primera desde un buen tiempo, en el centro de arraigo era muy difícil ¡Las plumas estaban prohibidas, como todo!

Para mí es importante escribir esta carta con un toque de humor y sarcasmo, no porque quiera minimizar el impacto que la prisión tiene sobre las personas, ni para minimizar el impacto que la prisión pueda tener sobre mí. Lo que trato de expresar, en español simple (espero un día manejarlo a la perfección / espero que también sea entendible), ya que en mi encarcelamiento, los elementos que más impacto han tenido sobre mí ha sido el juego de roles en esta prisión-ciudad. No les mentiré, no es siempre fácil, estamos rodeadas por alambres y rejas, pero hay una cosa de la cual estoy segura y es que la libertad empieza en las mentes, independientemente donde nos encontremos. En la mía, ahora hay mucha rabia, mucha fuerza y sí, después de todo, hay más libertad que nunca.

¡Gracias a todxs lxs amigxs que nos visitan! A aquellxs que toman nuestras llamadas por cobro. Y aquellxs que se están organizando a pesar de las tensiones.

Para aquellxs que nutren el fuego y atacan a esta sociedad de mierda ¡RABIA Y ANARQUÍA!

Solidaridad con Marc, lxs compas del Che, Tripa, la bruja bailadora de cumbia, Amelie y Carlos.

Fallon

Santa Marta, México, Marzo 14, 2014
¡Feliz 15 de Marzo (A)!

Escribirles:

Centro Feminil de Reinsercion social Santa Martha Acatitla
Amélie Trudeau / Fallon Rouiller
Calzada Ermita
Iztapalapa No 4037
Colonia Santa Martha Acatitla
Delagation Iztalpalapa
C.P. 09560

Presxs a la calle

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados, Presxs, Presxs 5-E México and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.