[Texto] «Se buscan corazones luminosos» Un cuento-carta de Adelaida Artigado en solidaridad con las Nais Contra A Impunidade

Recojo de Portal Libertario Oaca (que a su vez recogen de Boletín Tokata) el siguiente escrito de la compañera Adelaida Artigado dirigido en solidaridad a las miembros del colectivo Nais contra a impunidade, de cara al juicio que afrontarán el próximo 6 de junio en A Coruña, por su lucha incansable contra la impunidad y las torturas policiales, y para esclarecer las muertes de sus hijxs, quienes perdieron la vida bajo custodia o sufren torturas continuamente por parte de carceleros, maderos y demás mercenarios y asesinos a sueldo del Estado.

Más información en este blog, publicada a petición de Pastora Tarrío (madre del compañero Xosé Tarrío y miembro de Nais contra a impunidade), sobre el próximo juicio contra Nais contra a impunidade aquí.

————————————–

Hace muchos, muchos años se encontraron el Dios Busangka y la Diosa Yasangka en unas laderas de Birmania.

El dios Busangka le pidió a la diosa que fuese la madre de la humanidad. Yasangka aceptó con la condición de que le contestara a dos preguntas: ¿Qué es lo más negro del mundo? ¿Y lo más luminoso? Busangka no supo qué contestar y la diosa se alejó.

Pasaron milenios y se volvieron a encontrar. Busangka volvió a proponerle a Yusangka que fuera la creadora de la especie humana y la Diosa volvió a formularle la misma pregunta, pero Busangka seguía sin conocer la respuesta. La Diosa volvió a alejarse.

Con el paso de los milenios volvieron a coincidir en la ladera y Busangka tenía la contestación:

–Diosa Yusangka, di con la solución de tus preguntas. Ambas coinciden con una misma respuesta; el corazón de las personas humanas. Llegarán a ser tan negros como una noche sin luna y tan luminosos como el lucero del alba. Y la diosa Yusangka creó a los seres humanos.

Aquí y ahora necesitamos muchos corazones luminosos. ¿Recuerdas que te hable allá para febrero del pasado año de Nais Contra a Impunidade? ¿Recuerdas que te hablé de dos lindas hacedoras de vida; Carmen, la mamá de Diego Viñas, muerto en el cuartel de la Guardia Civil de Arteixo, y Pastora, la mamá de Xosé Tarrio, exterminado en las cárceles del Estado? ¿Recuerdas que te dije que tenían varios procedimientos penales y administrativos por reclamar justicia ante la muerte de tantos hijos e hijas mientras se encuentran bajo la custodia del Estado y que algún día serían juzgadas por ello? Pues ese día ha llegado. El 6 de junio a las 10 de la mañana tienen un juicio. La fiscalía les pide 44.000 euros de multa o cárcel para ellas y 13 personas imputadas más por injurias y calumnias hacia la guardia civil. Ellas necesitan apoyo. Yo espero y deseo que un grifito de luz se abra en nuestros corazones. Que se iluminen e irradien solidaridad para que estemos allí junto a ellas. Corazón con corazón. Mostrándoles nuestro apoyo y nuestro respaldo.

Espero y deseo que todas las que gritamos contra las injusticias. Las que nos definimos a nosotras mismas como libertarias, compañeras, solidarias y anticarcelarias… estemos ahí. No importe hacer 10 ó 1000 kilómetros. Llamarse a una misma algún adjetivo de significado libertario puede ser importante. Ser lo que nos llamamos es imprescindible.

Si las personas o colectivos que organizan charlas, encuentros, manifestaciones, marchas a las prisiones… no están ahí ese día, por algún motivos que no tenga una buena justificación, su ausencia lo explicará todo. No queremos palabrería. El día 6 de junio, necesitamos hechos puntuales y actos presenciales. Aquí debe haber un compromiso honesto y completo. Mostrar que realmente somos íntegras con nuestros ideales.

Tentemos los corazones. Por los presos. Por las presas. Por las madres que las parió. ¿Se mostrarán negros como la noche sin luna o luminosos como el lucero del alba?

Irma cariño, te iré contando…

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados, Textos and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.