Grecia – Ataque incendiario contra instituciones del Estado francés en Atenas

A pesar de que la acción fue realizada hace ya más de un mes, a finales de febrero, el comunicado no se encontraba en inglés hasta hace  pocos días y, además, me ha parecido importante traducirlo. Recojo por tanto de Act For Freedom Now!, traduzco de inglés a castellano y difundo el siguiente comunicado, que reivindica el ataque incendiario contra dos instituciones del Estado francés en Atenas, Grecia, como un gesto de solidaridad con las revueltas que se estaban produciendo en aquella altura en los suburbios de París y otras ciudades en respuesta a la violación de Theo, un joven afrodescendiente, a manos de un policía que durante un registro le introdujo una porra extensible por el ano, provocándole un grave desgarro por el que Theo necesitó cirugía urgente. El madero violador declaró posteriormente que se había tratado «de un accidente» y que había sido «sin querer». Yo aun me pregunto cómo se introduce «sin querer» y «por accidente» una porra extensible por el ano de una persona, y más aun, cómo se le provoca «sin querer» un desgarro.

———————————–

Asumimos la responsabilidad por los ataques incendiarios que fueron realizados el 27 de febrero de 2017 contra las instalaciones del Estado francés en Atenas, las cuales están situadas en el cruce de las calles Didotou y Sina. Un grupo de compañeres invadió el interior del complejo y prendió fuego a tres edificios y dos vehículos del Instituto Francés y de la Escuela Francesa de Atenas. No podemos permanecer en silencio mientras nuestres hermanes oprimides en París se están alzando contra el terrorismo de Estado.

Los Estados europeos siembran la xenofobia y el odio. Impulsando la islamofobia, despiertan un clima de guerra. Intensifican la militarización y la extienden por todo el globo, en cada bloque de la metrópoli capitalista. Todo esto para degradar constantemente la vida de las poblaciones marginadas, tanto materialmente como en principio.

Los suburbios de París, donde las poblaciones más pobres viven en un estado de aislamiento, se han convertido en zonas de guerra. Al igual que las fronteras de Europa y Norteamérica. Una guerra contra el totalitarismo es librada cada segundo que pasa. A un lado están los Estados, sus instituciones, sus ejecutivos privilegiados y sus fieles sirvientes, que extienden las divisiones e imponen la segregación en un intento de mantener su poder y sus beneficios. Al otro lado estamos todes nosotres, cuyas vidas y libertad no pueden caber dentro de la máquina del lucro. Estamos verdaderamente en un perpetuo estado de emergencia. Para el Estado, para asegurar su continuidad debe practicar la violencia sistemática y descarada. El contraataque violento es la respuesta natural. La insurrección, como se manifestó en las llamas de los enfrentamientos en París, es el primer paso hacia la disolución de la autoridad.

La guerra interna no es única del Estado francés. El Estado griego también está intensificando el control policial militarizado y la encarcelación masiva. Intensifica la represión de les revolucionaries, prolongando su encarcelamiento, proliferan los campos de concentración y dispara a matar. Todo Estado es capaz de atroces crímenes con tal de mantener su dominación.

En octubre de 2014, la guardia civil francesa asesinó al manifestante Remi Fraisse, disparándole un bote de gas lacrimógeno a una distancia directa. Hoy sigue usando las mismas armas, igual que la policía griega. También usa balas de plástico o incluso de metal.

El 2 de febrero de 2017, en Aulnay-sous-Bois, la policía francesa atacó violentamente a un grupo de adolescentes y violó al joven Theo usando una porra extensible. Después de una “investigación interna”, el policía declaró que fue un accidente. Los jueces asignados a este caso llegaron a la misma conclusión. El gobierno francés defendió el “difícil trabajo” de sus mercenarios, estipulando además que las leyes deben seguirse.

La violación expresa la raíz de la dominación estatal. Es fuerza bruta ejercida en la profundidad de la existencia sin ningún respeto, sin ninguna frontera; es terrorismo sin refinar. Exonerando esta violación particular, la democracia francesa reconoció la violación como una práctica oficial. La violación es la práctica autoritaria más vieja y el Estado no renunciará a su uso, especialmente cuando siente que su poder está bajo amenaza. Si aquelles que se supone que deben permanecer esclaves se burlan de la ley, entonces la autoridad también se burla de sus propias leyes y de sus “contratos sociales”, recordándonos una vez más el auténtico significado de la dominación del Estado.

No olvidemos que la basura no humana del equipo Delta de la policía griega jamás ha sido castigado por sus ataques asesinos y su terrorismo sexual, el cual han practicado constantemente desde su introducción en 2009. El gobierno izquierdista está ahora reorganizando su unidad especial de tortura, y preparándose para relanzarles a las calles.

En la historia de Theo, podemos ver al descubierto la civilización europea, la democracia liberal y el socialismo de Estado. La inhumanidad y la hipocresía de la ley es desvelada.

¿Por qué las Células Directas de Ataque apuntaron a dos instituciones culturales-educativas? Porque pertenecen al Estado francés y profesan sus valores y sus políticas. Porque tras la vitrina de la antigua civilización griega, la cual es objeto de estudio de la Escuela (Arqueológica) Francesa de Atenas, y tras la vitrina de la cultura francesa, yace el terrorismo y la violencia sistemáticas y seculares. Porque la indiferencia asesina expresada en silencio por les privilegiades que trabajan para el Estado, particularmente aquelles que suben la escalera de los campos científicos, intelectuales y educativos, debe ser atacada. La dictadura del Estado se funda sobre apáticos filántropos, al mismo tiempo que intenta extender el fascismo.

No vamos a reservar los “logros” de esta civilización. En nuestro intento, el 27 de febrero, de destruir las instalaciones educativas del Estado francés en Grecia, dijimos: Ninguna piedad para aquelles que apoyan un Estado violador, ninguna piedad para los asesinos y violadores de uniforme.

El Estado griego se apresuró a declarar que nuestro ataque reforzó la amistad “Grecia-Francia”. Esto es cierto. Como De Gaulle dijo una vez, los Estados no hacen amigos. Los Estados hacen amistades farsa. Nunca ha habido una reacción de un Estado liberal contra otro Estado liberal por sus crímenes contra les oprimides. Recuerdan sus crímenes sólo cuando les sirven como una excusa para resolver sus negocios a través de la intervención militar, de nuevo derramando nuestra sangre. Los ministros griegos pueden sentirse como amigos del madero francés violador. Les dimos la ocasión de expresarse por ellos mismos. Nosotres también nos sentimos más cercanes a los suburbios de París a través de estas llamas.

Organizamos nuestro contraataque más allá de las fronteras, para que así podamos unir el mundo en una fuerza que destruirá las sórdidas instituciones y los ejércitos de la civilización burguesa.

Células de Ataque Directo – Grupo “Racailles Vivantes”

7/03/2017

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.