Grecia – Los maderos desalojan la okupa de acogida Albatros (Tesalónica) y maltratan y torturan a les detenides

Recojo y traduzco desde el blog de les compas de Enough is Enough! este comunicado (que elles recogieron desde la versión en inglés, publicada originalmente en Linksunten Indymedia) y que informa sobre el reciente desalojo de Albatros, una vivienda okupada en el área de Ano Poli, en Tesalónica, Grecia, que servía como espacio de auto-organización y vivienda para varias personas tanto migrantes (sin importar si eran refugiades o no, salvando la principal división que establecen el régimen fronterizo europeo y sus discursos racistas) como griegas o europeas que colaboraban, luchaban y trabajaban juntes.

Durante el desalojo, las 13 personas que había dentro de la casa fueron amenazadas con armas de fuego por los maderos, maltratadas y golpeadas. Para algunas personas los malos tratos continuaron en comisaría, y al menos dos de esas personas tuvieron que ser trasladadas al hospital (una de ellas por una brecha en la cabeza provocada por los golpes de los maderos y la otra porque los policías ignoraron deliberadamente la documentación médica que esa persona presentó y se negaron a darle la medicación que tenía prescrita). Todas esas personas afrontan cargos por okupación y daños a una propiedad privada, y algunes además afrontan cargos por resistencia a la autoridad. Todes salieron en libertad excepto una persona, que ingresó a un centro de detención debido a su estatus de «indocumentada» (no tiene papeles).

———————————

En la mañana del miércoles 5 de abril, la policía, conducida por una unidad de la OPKE, desalojó una casa en Ano Poli, Tesalónica. Bajo amenazas con armas de fuego, 13 personas fueron arrestadas y llevadas a la comisaría policial en Monastiriou.

Los maderos se negaron a dejar a les arrestades usar su derecho a contactar con un abogado y a obtener traductores durante 5 horas. 9 personas que llegaron en solidaridad fueron también llevadas al “Megaron” y custodiadas durante 3 horas para un control de identidad. Una de ellas afronta ahora el cargo de resistencia después de que los maderos la golpeasen.

Durante el día, 2 personas tuvieron que ser trasladadas al hospital: uno con una grave brecha en la cabeza después del tratamiento que recibió en la comisaría de policía (la violencia física y psicológica de los maderos le siguieron incluso en el interior de los muros del hospital); el otro, a causa de su salud, ya que los maderos se negaron durante horas a tener en consideración su cita firmada con un médico para ese mismo día, y durante horas se negaron a darle la medicación prescrita a él y a otro.

Después de 32 horas, sólo 12 personas fueron liberadas antes del juicio, una quedó encarcelada por no tener papeles. Sólo por esto podría permanecer en prisión hasta seis meses, y también está acusado, junto a les otres, de okupar y dañar una propiedad privada. El proceso de asilo en Grecia sigue siendo tan insuficiente que miles de personas no consiguen obtener un “estatus legal” y por lo tanto no tienen posibilidades de lograr acceso a alojamiento o a otras formas de apoyo. Vivir en una okupa es con frecuencia la única opción que tienen.

Con el tiempo, Albatros fue un hogar para un montón de gente. Sus “nacionalidades” no importaban. Vivíamos juntes, luchábamos juntes contra la violenta opresión de una sociedad que nos quiere desiguales y dividides. Combatimos el racismo construyendo asociaciones libres basadas en la afinidad y los intereses comunes, en lugar de las estúpidas categorías que son las “naciones”, las “razas” y las “culturas”.

Combatimos la opresión de un Estado policial y de su sistema de fronteras y papeles; rechazamos su autoridad como cualquier otra forma de poder. Albatros no fue una okupa para migrantes abierta por europeas occidentales, la casa fue abierta por gente con y sin un estatus “legal” en Grecia. Creando un hogar y una comunidad donde había espacio para todes les que quisieran ser parte de él, queremos mostrar una alternativa para esta jaula que ha sido creada y que tiene que ser mantenida con armas y muros. No necesitamos y no queremos que las autoridades nos gobiernen, nos organizamos nosotres mismes, porque sabemos y podemos ver todos los días que les humanes son muy capaces de vivir sin jerarquía.

Vivimos y creamos juntes con personas que han sido despojadas de sus derechos y a las que se les niega una parte de esta sociedad, porque creemos que el único modo de contraatacar un sistema de fronteras cerradas y militarización siempre creciente de la sociedad es si estamos reclamando lo que nos fue arrebatado: nuestras voces, nuestra dignidad y nuestra humanidad.

Combatimos el sistema de propiedad que nos divide entre ricas y pobres usando las casas que se dejan vacías cuando tanta gente vive en la calle. La propiedad no es seguridad, es violencia.

Esta casa fue habilitada para ser habitada de nuevo sin dinero, usando material encontrado en las calles y en la basura. Hicimos esto porque queríamos mostrar que en esta sociedad la gente no tiene que ser pobre (como nos dicen nuestros gobiernos), sino que por el contrario este sistema está creando toneladas de “basura” por un lado, mientras por el otro lado a la gente se les deja morir de hambre. Sin dinero, sin jerarquías o un “estatus legal”, una casa abandonada hasta quedarse en ruínas fue convertida en un hogar para personas libres deseando auto-organizarse.

Albatros fue una respuesta a los desalojos con motivación política de tres okupas en el verano de 2016 en Tesalónica que dejaron a muches sin un techo. El desalojo de Albatros es también una decisión política, considerando el contexto de represión contra la okupación (y especialmente a las “okupas de migrantes”) y el hecho de que ocurriese al día siguiente de una protesta contra esta misma cuestión, cuando la acusación de les “propietaries” aparentemente data del pasado mes de diciembre.

La represión no detendrá nuestra lucha. Podéis tomar nuestra casa y podéis intentar privarnos de nuestra libertad pero no nos silenciaréis de pronunciarnos y luchar contra el fascismo, el racismo y toda clase de violencia e injusticia.

Llamamos a todes les interesades a mostrar su apoyo este martes 11 de abril a las 12:00 en el tribunal de Tesalónica.

¡Ni gente sin casa ni casas sin gente!
¡Ninguna casa en manos de les capitalistas!

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.