Suiza – “¡Todes somos co-acusades!” Concluye el Proceso de Basilea con condenas para 15 de les 18 acusades.

https://vozcomoarma.noblogs.org/files/2016/08/f25c834c92f4143cebee508a365151ca.jpgA continuación sigue un comunicado que recogemos y traducimos desde 325 y que informa sobre el resultado del juicio contra les 18 anarquistas acusades en el denominado “Proceso de Basilea”. Recordemos que este proceso hace referencia a unos disturbios ocurridos en Basilea, Suiza, el 24 de junio de 2016 cuando un grupo de encapuchades llevó a cabo una manifestación nocturna espontánea y con un marcado carácter insurrecto por el centro de la ciudad protestando contra la gentrificación, el racismo policial y la represión, y en cuyo transcurso se llevaron a cabo numerosos sabotajes contra objetivos simbólicos, entre los cuales se encontraban el Tribunal Penal de Basilea, una compañía de seguridad privada, la oficina del partido derechista SVP o una compañía aseguradora, además de atacar a la policía cuando apareció. Varias personas fueron detenidas y tras varios años, el juicio concluía el pasado 25 de enero con 15 de les 18 acusades declarades culpables de diferentes cargos y condenades a penas de prisión junto con varias multas e indemnizaciones que suman varios cientos de miles de francos suizos (es decir, varios cientos de miles de euros).

Les compañeres fueron condenades a pesar de que no se habría podido probar la participación de ninguna de las personas detenidas en la revuelta, basando una vez más las acusaciones en trazas de ADN de les acusades dejadas en objetos que supuestamente se habrían hallado en las inmediaciones de la ruta de la manifestación, junto con la simpatía política que les acusades podrían mantener con el mensaje transmitido por quienes llevaron a cabo los ataques.

“Culpables” o “inocentes” a nosotres nos da igual, siempre es apropiado, ético y justo atacar y destruir las propiedades de quienes nos condenan a una vida de miseria.

—————————————————

Hoy, viernes 25 de enero de 2019, 15 de les 18 acusades en el “proceso de Basilea” han sido declarades culpables de daño a la propiedad intencionado, daño corporal real, perturbación de la paz, múltiples actos de violencia, amenazas contra las autoridades y agentes policiales y quiebra de las leyes de tráfico. La absurda sentencia va desde los 20 meses con condicional a dos años hasta los 27 meses sin condicional. Por lo tanto, los tres jueces del tribunal penal de la ciudad de Basilea siguieron las reclamaciones de la acusación en la mayoría de las partes. Algunas personas incluso tendrían que pagar una multa adicional de 200000 francos suizos por la violación de la ley que prohíbe llevar la cara tapada, así como multas individuales (entre cinco y diez multas diarias que conmutan días de cárcel) por insultos, violación de la ley de control de armas, allanamiento u obstaculización de un acto oficial.

Los montos de las multas parecen incluso más absurdos a la luz de que el tribunal calificó varios de los cargos de la acusación en grado de tentativa (por ejemplo, múltiples intentos de asalto grave, redadas o disturbios contra el transporte público). La principal causa fue que el tribunal se aferró a la controvertida construcción de la co-acusación, para que todes asumieran la culpa por igual, y en su veredicto apoyaron esta interpretación intensificada.

Todo esto a pesar del hecho de que ninguno de los delitos tangibles podrían ser asociados con ningune de les acusades y además la declaración de uno de los principales testigos de la acusación fue declarada no válida por el tribunal. Tampoco se dejó ninguna prueba para la resolución de cometer una ofensa colectiva. Sin embargo, el tribunal opinó que, a partir del daño establecido a la propiedad y las grabaciones de video disponibles, fue evidente que trataron con un grupo homogéneo, que desde el principio se propuso cometer daños criminales a la propiedad y atacar en caso de intervención policial.

Hoy, viernes 25 de enero de 2019, 15 de les 18 acusades en el “proceso de Basilea” han sido declarades culpables de daño a la propiedad intencionado, daño corporal real, perturbación de la paz, múltiples actos de violencia, amenazas contra las autoridades y agentes policiales y quiebra de las leyes de tráfico. La absurda sentencia va desde los 20 meses con condicional a dos años hasta los 27 meses sin condicional. Por lo tanto, los tres jueces del tribunal penal de la ciudad de Basilea siguieron las reclamaciones de la acusación en la mayoría de las partes. Algunas personas incluso tendrían que pagar una multa adicional de 200000 francos suizos por la violación de la ley que prohíbe llevar la cara tapada, así como multas individuales (entre cinco y diez multas diarias que conmutan días de cárcel) por insultos, violación de la ley de control de armas, allanamiento u obstaculización de un acto oficial.

Los montos de las multas parecen incluso más absurdos a la luz de que el tribunal calificó varios de los cargos de la acusación en grado de tentativa (por ejemplo, múltiples intentos de asalto grave, redadas o disturbios contra el transporte público). La principal causa fue que el tribunal se aferró a la controvertida construcción de la co-acusación, para que todes asumieran la culpa por igual, y en su veredicto apoyaron esta interpretación intensificada.

Todo esto a pesar del hecho de que ninguno de los delitos tangibles podrían ser asociados con ningune de les acusades y además la declaración de uno de los principales testigos de la acusación fue declarada no válida por el tribunal. Tampoco se dejó ninguna prueba para la resolución de cometer una ofensa colectiva. Sin embargo, el tribunal opinó que, a partir del daño establecido a la propiedad y las grabaciones de video disponibles, fue evidente que trataron con un grupo homogéneo, que desde el principio se propuso cometer daños criminales de propiedad y atacar, en caso de intervención policial. En ese caso, según el tribunal, no habría sido necesario demostrar la culpabilidad de ningune de les acusades. Todes les participantes de la manifestación podrían considerarse culpables con solo caminar y por su supuesta complicidad ideológica.

Igual que la acusación, tampoco el tribunal pareció impresionado por el hecho de que casi no había pruebas de la participación individual en la manifestación del 24 de junio. La culpabilidad de las 13 personas que fueron arrestadas esa noche en Basilea parecía estar segura ante el tribunal de todos modos. En algunos casos, la argumentación se basó en rastros de ADN en artículos móviles, y en otros donde no se encontraron, con la supuesta afiliación a la escena izquierdista radical, en base a supuestos de informes policiales o a una lista de personas condenadas que se encontró durante un registro domiciliario realizado después de la manifestación.

Hay miles de maneras de hacer posible que un artículo con trazas de ADN alcance un cierto lugar. Incluso el Tribunal Federal decidió que una muestra de ADN no cuenta como prueba sino solo como pista. Sin embargo el tribunal no parecía molesto por eso: además de las personas arrestadas aquella noche, dos personas más de las cuales fueron encontradas muestras de ADN en artículos de uso cotidiano cerca de la ruta de la manifestación fueron arrestadas también. La absolución se ganó solo para las tres personas que fueron acusadas de simplemente mandar un SMS a uno de les otres acusades en el día de los hechos.

Junto con las multas horrendas, las personas afectadas tienen que pagar altos costos de negociación (aproximadamente unos 176000 francos suizos), así como reclamaciones de indemnización de más de 141000 francos suizos. El tribunal aprobó estas demandas y condenó a les acusades en un acuerdo solitario y sin restricciones. Esto significa que todes elles tienen que pagar la totalidad de las reclamaciones de indemnización. Por lo tanto, les denunciantes privades pueden elegir a personas concretas y cargarlas con la suma total del daño causado.

Dichas sentencias dejan claro que el tribunal, al igual que la fiscalía, quiere construir una red política y despolitizar y criminalizar la protesta política. Castigar a les individues de la manera más difícil posible, es una clara amenaza para todes les que no fueron juzgades hoy: ¡quien resista el sistema autoritario del Estado y sus leyes será castigade y encerrade!

El primer acto en esta tragedia de la comprensión provincial de la ley, termina en esta sombría nota. Sin embargo, durante el juicio, varies abogades ya anunciaron que van a apelar contra este veredicto. ¡Esperamos una gran resistencia para todes les que fueron juzgades hoy y para les que continuarán con el proceso!

¡No nos dejemos intimidar!
¡Solidaridad con todas las personas implicadas!

“En última instancia, uno tiene que poder confiar en dichos informes policiales, de lo contrario, ¡el poder judicial ya no funcionará!” – Dominik Kiener (juez presidente)

This entry was posted in Detenidxs por los disturbios en Basilea, Noticias, Noticias y comunicados, Presxs and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.