Grecia – Sobre la manifestación realizada el 7/2 en solidaridad con les migrantes en Lesbos y Evros

Recogemos y traducimos el texto de esta noticia, que acompaña a un vídeo de una manifestación anarquista realizada en Atenas en solidaridad con les migrantes, que sufren el brutal acoso policial y fascista en las fronteras griegas de Evros y Lesbos, con grupúsculos de neonazis y ultraderechistas que les golpean, roban sus pertenencias y acosan o que incendian sus escuelas y refugios, y maderos que les disparan gases mientras intentan llegar a la orilla, les detienen, les maltratan, les asesinan. Se han registrado ya varias víctimas mortales y abundantes personas heridas o traumatizadas, y la ignominia parece lejos de cesar…

Como dice el lema de la manifestación realizada en Atenas, no hay término medio. O con les oprimides o con quienes les persiguen, o con la humanidad o con el fascismo, el Capital y el Estado.

————————————————–

Grupos de vigilancia griegos en Evros rondan libremente las fronteras, aterrorizando y arrestando a grupos de migrantes que consiguen encontrar un agujero a través de la calle, mientras en la isla griega de Lesbos otros grupos vigilantes actúan como una mafia que ha establecido checkpoints en los bordes y el centro de la ciudad de Mitilini (capital de la isla de Lesbos), abusando verbalmente de cualquier mitrante en un bote que alcance las costas griegas, atacando y aterrorizando a voluntaries o trabajadores de ONG que ayuden a les migrantes, rompiendo sus coches o golpeándoles violentamente. Fascistas de varios países europeos han volado hasta la isla de Lesbos para participar en las pandillas que atacan a cualquiera que no hable griego, migrantes, trabajadores de ONG o turistas.

Una escuela para niñes refugiades también ha sido quemada hasta los cimientos por esta banda fascista. Turistas, voluntaries y trabajadores de ONG están abandonando la isla de Lesbos porque no es segura para nadie que no hable griego, excepto para fascistas y nacionalistas extranjeros que ayudan a las pandillas de vigilancia.

Y mientras que vosotres querríais pensar que estos actos despreciables serían al menos condenados por la mayoría de la gente, sucede lo contrario. Racistas, nacionalistas, conservadores, neoliberales, derechistas, socialdemócratas, incluso algunes autoproclamades “izquierdistas” se han unido en un frente, respaldando estos actos o haciendo la vista gorda sobre ellos.

Y cuando escuchas su narrativa, que les migrantes son invasores y no personas y que esta es una guerra contra Europa, no puedes ayudar pero recuerdas otro tiempo cuando la gente estaba tratando a otres como si fuesen inferiores, como el enemigo, y estaban aplaudiendo los ataques contra personas basadas en características diferentes y aplaudiendo la quema de escuelas, tiendas y libros de sus “enemigos”, y que reían mientras gaseaban al “enemigo” y aplaudían las muertes de “los otros”, y entonces recuerdas esto:

“Primero, vinieron a por los comunistas, y yo no dije nada porque yo no era comunista…
Luego, vinieron a por los socialistas, y yo no dije nada porque yo no era socialista…
Luego, vinieron a por los sindicalistas, y yo no dije nada porque yo no era sindicalista…
Luego, vinieron a por los judíos, y yo no dije nada porque yo no era judío…
Luego, vinieron a por mí, pero ya no quedaba nadie para decir nada…”

El sábado 7 de marzo de 2020, miles de anarquistas, antiautoritaries, antifascistas y personas en solidaridad en Atenas, Grecia, hicieron exactamente eso. Eligieron decir algo, en defensa de la humanidad contra el fascismo, en defensa de un mundo sin fronteras, en defensa de aquelles que no tienen voz porque han sido asfixiades por el gas lacrimógeno, las pistolas y las vallas de alambre trenzado en los bordes de la “Fortaleza Europa”.

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.