Los centros de menores en la antigua URSS

Del libro «El mito bolchevique», del anarquista Alexander Berkman, autor también de otras obras conocidas como «El ABC del comunismo libertario» que pese a mis actuales desacuerdos puntuales con sus planteamientos y mi deriva, la cual se ha ido alejando paulatinamente del anarquismo clásico, encuentro interesante y me gustó en su día, extraigo el siguiente fragmento, relativo al funcionamiento de los centros de menores en la antigua URSS.

————————-

«Las revelaciones en el Pravda sobre los reformatorios para niños de Petrogrado han conmocionado a la ciudad. Un comité de las Juventudes Comunistas había estado investigando a las instituciones, y ahora sus informes han destapado los más deplorables asuntos. A «los reformatorios» se les acusa de ser verdaderas prisiones en las cuales los jóvenes internos son tratados como criminales. Los niños con retrasos mentales están sujetos a severos castigos, y las travesuras infantiles se tratan como verdaderos delitos. La administración general está plagada de burocracia y corrupción. La forma favorita de castigo es privar a los niños de sus comidas, y el alimento que así se ahorran lo roban los gerentes de la institución. Por métodos corruptos los comisarios consiguen provisiones con listas falsas con unos fines especulativos. El nepotismo prevalece, el número de empleados iguala al de niños.»

————————-

Me pregunto cuánto tardarán los rojos en decir que Alexander Berkman era un agente de la CIA enviado para «dividir a la izquierda» y «fragmentar el movimiento revolucionario», un «colega de Trotsky» o un «anticomunista resentido», o un «fascista», o un «imperialista», o un «revisionista», o cualquier otra de las ridículas categorías donde acostumbran a incluir a todo lo que no les gusta o pone en entredicho la validez de su sacrosanta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Una vez más, se demuestra que aunque la mona se vista de seda, mona se queda.
Contra toda autoridad, ¡abajo los muros de las prisiones!

Encerrando no se educa - Ilustración Kalavera

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados, Textos and tagged , , , , . Bookmark the permalink.