¡Por la anarquía salvaje! – Comunicado de solidaridad con Adriano Antonacci y Gianluca Iacovacci

Dejo a continuación este comunicado emitido en solidaridad con los compañeros Gianluca Iacovacci y Adriano Antonacci, eco-anarquistas presos en Italia, y donde además, se incluye un fragmento de un escrito de Gianluca (publicado en la revista anarquista italiana La Miccia, número correspondiente a enero de 2014) donde el compañero reconocería la autoría de algunas de las acciones que se le imputan, sin especificar cuáles, pero reconociendo parte de responsabilidad sin entrar por ello en la lógica de culpable-inocente con la que el Estado y sus funcionarios judiciales y policiales clasifican a las personas que los desafían a ellos o a los gigantes económicos a los que sirven.

El comunicado fue extraído del blog de lxs compas de Instinto Salvaje, revisando algún error ortográfico como única variación:

———————–

¡POR LA ANARQUÍA SALVAJE! EN SOLIDARIDAD CON GIANLUCA Y ADRIANO

«Como un prisionero no dejo de soñar con un mundo sin violencia autoritaria, o sin las dicotomías oprimidxs-opresorxs, explotadxs-explotadorxs, un mundo sin restricciones morales ni sociales inhibiendo y reduciendo todos los horizontes, un mundo libre de todas las jaulas… las jaulas son la vergüenza de la humanidad. Un mundo donde la arrogancia humana es dejada a un lado y sustituída con una coexistencia empática entre todxs lxs seres vivos, en el respeto al equilibrio natural, un mundo donde la búsqueda de la libertad individual es elúnico camino a tomar para una autodeterminación colectiva y auténtica» (de una carta de Adriano)

Desde septiembre de 2013 dos anarquistas de Albano Laziale y Frascati (Roma) enfrentan en las secciones de Alta Seguridad de las cárceles de Ferrara y Alessandria, junto con otros anarquistas y presos revolucionarios, la acusación de “asociación subversiva con finalidad de terrorismo”, que los llevarán a juicio el 26 de mayo por 13 ataques incendiarios y sabotajes contra varios bancos, ENEL (Ente Nazionale per l’Energía eLettrica, la mayor empresa italiana del sector energético), una estación de gasolina de ENI (Ente Nazionale Idrocarburi), el lugar de trabajo para descarga y otras empresas responsables de la devastación ecológica y la explotación animal.

En una carta publicada en enero de 2014, en la revista anarquista La Miccia, Gianluca asumió la responsabilidad de algunas de las acciones del cual se le acusa:

“Las acciones a que se refieren, específicamente, que no puedan concretar ninguna ” agenda “, se llevaron a cabo por mí y como declaran los comunicados firmados por el FRENTE REVOLUCIONARIO INTERNACIONAL – FEDERACIÓN ANARQUISTA INFORMAL / INDIVIDUALIDADES SUBVERSIVAS ANTICIVILIZACIÓN, y ellos saben bien, gracias a que cuentan con cámaras, que esto fue realizado por una sola persona, YO, en respuesta a la devastación, bajo la lógica de la ganancia, con el Planeta y de las tierras donde vivo, y en solidaridad con los rebeldes en conflicto en contra de lo existente.

Los GPS y otros dispositivos infernales que los soldados instalaron con buenos ojos en un coche que había estado utilizando en los últimos dos años, me iban a vincular, en términos de pistas o algo más, a otros sabotajes y acciones directas. (…) Para no menoscabar mi integridad, mi valor y el sacrificio no voy a ceder ante el juego de “culpable-inocente”, es realmente demasiado. Si las acciones son treinta o cien no marca ninguna diferencia, ¡significa que en Italia son mil y en el mundo diez mil!

De todos modos es ridículo y trivial reducir esta discusión sobre estos hechos, que sería como borrar la visión real de los conflictos y la resistencia, y reconocer la lógica democrática del “juego que llegó a un mal final” o del “mal contra el bien”.

Con Gianluca y Adriano se ha producido una falta de solidaridad expresada hasta ahora por el movimiento anarquista, tal vez porque no son compañeros conocidos por muchxs o activistas en las luchas sociales que son las más populares en este momento. Esto nos debe llevar a reflexionar, ya que el hecho de que algunos anarquistas decidan vivir y poner en práctica sus ideas siguiendo caminos individuales, no significa que su tensión sea menos fuerte o que no están mirando a los mismos horizontes.

De los escritos y textos que Gianluca Adriano realizaron desde sus celdas, reconocemos afinidad. Reacios a la autoridad, y en la guerra en contra de la mega-máquina de la civilización, esa combinación de aparatos tecnológicos y políticos responsables de la domesticación y la explotación de los recursos, seres humanos y animales, así como de la devastación del planeta.

Entre las líneas de sus cartas podemos leer la determinación, el coraje y la sensibilidad de los dos compañeros que a pesar de la privación de libertad a la que están siendo sometidos, no tienen la más mínima intención de agachar la cabeza, sino que se mantienen con la cabeza alta, vindicando sus ideas y su lucha por la liberación total, contra la sociedad tecnológica alienada y contra cualquier forma de dominación.

Han permanecido durante más de seis meses encerrados lejos de sus seres más queridos y, como animales en cautiverio, privados de la posibilidad de sentir el sol en su piel, la hierba bajo sus pies, el viento en la cara, la llegada de la primavera. Por otra parte, los burócratas sin rostro que representan el poder decidieron privarlos incluso de la posibilidad de sentir el calor y el apoyo de los compañeros en el juicio, ya que disponen que el juicio en contra de ellos se llevará a cabo a través de videoconferencia.

Por lo tanto, se les mantiene encerrados en sus celdas mientras que los fiscales y los jueces, a cientos de kilómetros de distancia, decidirán si permanecerán y cuántos años más se van a tener que quedar detrás de esas paredes, comunicando esta decisión a ellos a través de una pantalla.

Una vez más la tecnología confirma estar al servicio completo del poder, al servicio de aquellos que no tienen reparos en utilizar todos los medios para tratar de aplastar la rebelión, la solidaridad entre compañeros, la personalidad en si del/de la anarquista que por lo tanto es hostil a su sistema de muerte… sin que por ello importe lo que suceda con él/ella, y que por el contrario desata una furia aún más fuerte.

Es hora de continuar la lucha, también por Gianluca y Adriano.

“Ellos transformaron este mundo en un pastel para repartirse entre ellos los recursos energéticos y las fronteras de los Estados. Ellos nos niegan cada día una vida digna de ser vivida. Pero es en cada ataque y acción directa que recuperamos y viviremos al máximo, con toda la fuerza y amor. Haré todo lo que es posible, incluso los sueños imposibles, con todos los medios necesarios. Estaremos resistencia y en combate hasta el último respiro en todos lados que estén viviendo encarcelados. Esto no es una promesa, es una declaración de guerra. POR LA ANARQUÍA SALVAJE” (De una carta de Gianluca)

lobo

This entry was posted in Adriano Antonacci, Gianluca Iacovacci, Noticias, Noticias y comunicados, Presxs and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.