Chile – Ante el regreso del compañero Enrique a la prisión: ¡Solidaridad y acción!

Lxs compas del Colectivo Anticarcelario Vuelo de Justicia ($hile) enviaron un nuevo aporte informativo, esta vez llamando a la solidaridad activa con el compañero Enrique Guzmán, quien tras acceder a su excarcelación hace sólo unos días, y serle conmutada, por orden del 15º juzgado de garantía, la medida cautelar de prisión preventiva por el arresto domiciliario total (que si bien supone otra forma de encierro que no hay que dejar de combatir, permite la visita de familiares y allegadxs, y presenta unas condiciones más «llevaderas» que las de la prisión), ha vuelto a ser encarcelado, después de que la corte de apelaciones aceptase el recurso interpuesto por la fiscalía con el objetivo de derrogar el fallo judicial a favor del compa.

Desde aquí, enviar nuevamente un saludo y agradecimientos por la información a lxs compas del CAVJ y también un abrazo fuerte y cálido para lxs compas Nataly, Juan, Guillermo y, especialmente en este momento difícil, para el compañero Enrique. ¡Fuerza y determinación, compas!

Más información en este blog:

– Chile – ¡Excarcelado el compa Enrique Guzmán!
– Chile – ¡El compa Enrique Guzmán nuevamente encarcelado!

————————–

ANTE EL REGRESO DEL COMPAÑERO ENRIQUE A LA PRISIÓN: ¡SOLIDARIDAD Y ACCIÓN!

Sin duda alguna la revocación de la medida de arresto domiciliario total que el 15º juzgado de garantía había ordenado para el compañero Enrique Guzmán el pasado viernes 9 de junio, fue otra jugada más perpetrada desde el corazón de la bestia represora. Juezas de la corte de San Miguel, con marcados intereses de élite que defender, una de ellas familiar cercana de un político de derecha, de esxs con mentalidad sangrienta y fascista. Hoy para algunxs es más evidente que llamadas telefónicas y fichas de corruptos persecutores se muevan y logren revertir una decisión basada en el «Estado de derecho» con el que ellxs, lxs mismxs poderosxs, alardean; y sin embargo es algo que sabemos que ocurre desde siempre. Hoy, a nuestro pesar, el compañero Enrique debe volver tras los muros de la cárcel-empresa Santiago 1, aislado de su familia, su compañera y pequeña hija, así como también de todxs quienes nos encontramos con él en la solidaridad irrefrenable con lxs compas perseguidxs por el Estado $shileno en el denominado «Caso Bombas 2».

Hoy es Enrique quien deberá pasar el tiempo nuevamente entre carcelerxs y rejas, pero lo que no podemos negar es que pudo ser cualquiera de nosotrxs. Cualquiera de esos indómitxs corazones rebeldes que al momento de ver cómo apresan a unx de lxs nuestrxs comienzan a latir con fuerza y rabia. Cualquiera de lxs que decidió no echar pie atrás en la senda avanzada, no doblar la esquina y correr, sino que seguir por el camino de la libertad, agudizando el conflicto y apoyando a quienes habían caído entre las garras del enemigo. Cuando desde hace un tiempo ya, hablamos de que en este territorio -así como en otros- se está castigando la solidaridad nos referimos a ésto, a cómo lxs que manejan los hilos de este lugar deciden encarcelar a quien se levanta con convicción y decisión frente a la adversidad; nos referimos a cómo una encomienda, una visita, un apoyo a familiares, y un vínculo de compañerismo y amistad pueden terminar encerrados en los centros de exterminio que el poder sostiene y defiende sin vacilaciones. Cuando decimos que la solidaridad es un arma peligrosa si se utiliza más allá de la linda consigna, entendemos que el Poder puede sentir su fuerza y puede temer. Entonces, apunta y dispara a quien se atrevió a enfrentarlo.

La prisión de Enrique nos vuelve a recordar las sucias maniobras con que el poder resguarda sus intereses; pero también nos permite levantarnos con más rabia y rebeldía, con más decisión, reafirmando con todas sus letras aquello que un valioso hermano nos dijo años atrás: Fiscales, jueces, gendarmes y policías son y serán desde hoy y siempre nuestrxs enemigxs.

Lxs compañerxs Juan, Nataly y Guillermo ya entregaron todo por la liberación del compañero Enrique Guzmán; más de 50 días en huelga de hambre líquida que hoy les significa un castigo (de a lo menos 1 mes para la compañera Nataly sin visitas, y aún por definirse en el caso del compañero Juan). Más de 50 días de huelga que les desgastó irreparablemente sus cuerpos, única arma que pudieron empuñar tras las rejas. Ellxs desde la cárcel-exterminio y desde el encierro total se levantaron con entereza y dignidad en contra de quienes les quieren reducir. Hoy, a este lado del muro, nosotrxs no podemos ser menos, pudiendo hacer mucho más.

¡HASTA DESTRUIR EL ÚLTIMO BASTIÓN DE LA SOCIEDAD CARCELARIA!

¡NO OLVIDEMOS QUE LA AGUDIZACIÓN DEL CONFLICTO PASA TAMBIÉN POR CADA UNX DE NOSOTRXS!

¡POR ENRIQUE, JUAN, NATALY Y GUILLERMO, POR NOSOTRXS MISMXS: CONFRONTACIÓN PERMANENTE AL PODER, EN TODAS SUS FORMAS Y LUGARES!

Colectivo Anticarcelario Vuelo de Justicia

vuelodejusticia[arroba]riseup.net

sv11

This entry was posted in Enrique Guzmán Amadeus, Guillermo Durán, Juan Flores Riquelme, Nataly Casanova, Noticias, Noticias y comunicados, Presxs and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.