EE.UU. – «La rebelión continúa», por Michael Kimble

Lxs compas de Instinto Salvaje tradujeron y enviaron por correo electrónico esta carta del compañero Michael Kimble, preso en EE.UU., que fue duramente reprimido, con golpes y traslado a aislamiento (así como confiscando/destruyendo sus efectos personales) por su participación en el motín que el pasado 1 de agosto tuvo lugar en la prisión donde él se encuentra. Junto a él, otros 9 presos han sido puestos en aislamiento como castigo.

Recordemos que Michael Kimble es un compañero de 49 años, gay y de etnia afroamericana que desde 1986 se encuentra cumpliendo una cadena perpetua en una prisión de Alabama (EE.UU.) por el asesinato de un blanco racista y homófobo. Durante sus primeros años en la cárcel, Michael abrazó las corrientes autoritarias del comunismo, pero pronto las abandonó para identificarse con las ideas anarquistas, apostando siempre por no posponer la construcción de la anarquía en un futuro lejano y por vivirla aquí y ahora. En el blog Anarchy Live! se pueden leer más textos y noticias sobre su caso (en inglés).

—————————————

La rebelión continúa, por Michael Kimble

En el momento en que estoy escribiendo desde la unidad de segregación (aislado) después de haber sido desnudado, esposado y abofeteado, el lunes 1 de agosto del 2016  aproximadamente a las 23:45, soy colocado aquí por el CERT (Antidisturbios). Ahora es miércoles y no me han entregado mis cosas personales (zapatos, fotografías, jabón, desodorante, ropa, cepillo de dientes, etc.) ni he recibido una notificación de investigación a 72 horas de por qué estoy detenido en la unidad de segregación.

Asumo que estoy detenido por haber participado en una rebelión (disturbios) que ocurrió el 1 de agosto de 2016 alrededor de las 15:06 hrs. Inicialmente hubo una pelea entre presos, pero se convirtió en una rebelión contra los guardias cuando trataron de intervenir después de haber dicho en numerosas ocasiones que las cosas estaban bajo control.

Los guardias no escucharon y fueron expulsados del ala C, que se ha convertido en un espacio de autogobierno y de resistencia contra los funcionarios de prisiones. Se realizaron incendios a las unidades de control.

Soy uno de diez presos que colocaron en la unidad de segregación.

Por lo tanto, si usted no oye de mí, personalmente, quiere decir que todos mis bienes, incluyendo cartas, direcciones, números de teléfono, han sido destruidos o “perdidos”. He tenido que tomar prestado material de escritura para conseguir esto.

This entry was posted in Acciones, Michael Kimble, Noticias, Noticias y comunicados, Presxs and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.