Grecia – Racismo y extenuación en un negocio de Patras: De derechos de admisión que parecen sacados de la Alemania nazi y condiciones de empleo que parecen sacadas del medievo

A pesar de que esta historia, desgraciadamente, se repite con frecuencia en distintas partes del mundo y de que este es sólo otro más de los tristes episodios que la componen, me ha parecido importante traducir y compartir esta noticia extraída de Insurrection News y firmada por Konstantina Paleologou, acerca de un negocio de Patras, Grecia, que no sólo mantiene una política de abuso y maltrato sobre lxs empleadxs, hasta el extremo de provocar desmayos masivos entre la plantilla, estrés y riesgos para la salud mental de lxs trabajadorxs, sino que ahora además ha añadido una nueva política de admisión que veta la entrada a personas inmigrantes o de etnia gitana, contratando escoria como seguridad privada para que hagan cumplir esas normas y amenacen, ataquen o intimiden a aquellas personas gitanas o migrantes que decidan desobedecer.

Desde aquí, aun en la distancia, sólo puedo desear que ese negocio y sus propietarios reciban pronto lo que se merecen.

——————————————

Lxs empleadxs han estado lidiando con amenazas diarias de perder sus trabajos desde que una nueva directiva tomó el mando, mientras lxs inmigrantes y las personas gitanas están vetadas en los locales.

Las condiciones medievales de empleo y la inmensa presión que ha causado que lxs empleadxs se desmayen unx tras otrx en una conocida tienda de Patras siguen sin resolver. La presión asfixiante hacia el personal, que está siendo amenazado diariamente con recortes de plantilla, pone en alto riesgo la salud y los niveles de estrés de lxs empleadxs. Inspectores de trabajo han sido informadxs de la situación por sindicalistas que han solicitado un encuentro urgente para resolver la cuestión y salvaguardar la salud mental de lxs empleadxs.

También, las políticas de admisión racistas de la directiva son evidentes en la prohibición de la entrada a los locales para inmigrantes y personas gitanas. El personal de seguridad hace cumplir activamente esta regla y no permite a niñxs gitanxs o inmigrantes entrar a la tienda o al aparcamiento. También hay informes anteriores sobre el asalto a un niño gitano porque no obedeció sus órdenes cuando le pidieron que se fuera.

Konstantina Paleologou

This entry was posted in Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.