EE.UU. – Acciones contra la policía en el campus de la PSU en Portland tras el asesinato policial de Richard Barry

A continuación, dejamos las traducciones que hemos realizado de dos comunicados (extraídos de It’s Going Down, aquí y aquí) reivindicando sendas acciones contra los maderos en Portland, Oregón (EE.UU.), como respuesta por el enésimo asesinato policial. El primer comunicado reivindica los daños a vehículos policiales que acabaron con las ventanas rotas, mientras que el segundo informa de una noche de pintadas por el mismo campus donde se produjo el suceso. Avisamos de que la siguiente información puede ser dura para personas no neurotípicas y contiene una alta dosis de capacitismo y detalles sobre el maltrato y muerte de una persona en situación de crisis a manos de la policía.

El pasado 22 de noviembre, Richard Barry, un hombre de 52 años con sufrimiento psíquico, tuvo una crisis, por lo que fue abordado por maderos del cuerpo de policía que patrulla en el campus de la PSU (Portland State University, o Universidad Estatal de Portland). Todo lo que se sabe es que estaba gritando y corriendo por la calle, con lo que fue abordado primero por agentes de seguridad del campus, que al no poder reducirle, llamaron a la policía. Finalmente, los maderos le “redujeron” por la fuerza y, ratos después, murió mientras se encontraba bajo custodia policial camino del hospital. Los maderos atribuyeron primero su muerte a un “evento médico” fruto de la crisis que estaba sufriendo, para posteriormente decir (mediante un supuesto “examinador médico”) que la causa de la muerte fueron los efectos de una supuesta sobredosis de drogas. En cualquier caso, siguen sin revelar detalles de la autopsia ni tampoco el informe de toxicología correspondiente. Por lo tanto, los únicos responsables de su muerte son, como siempre, las autoridades policiales, su violencia y su abuso capacitista contra toda persona con sufrimiento psíquico.

Maderos, Cobardes, Asesinos.

———————————–

El 22 de noviembre, Richard Barry fue enfrentado por agentes de policía del PSU mientras estaba en medio de una crisis. Decidieron someterle físicamente, se produjo una lucha, luego Richard murió antes de que incluso llegara al hospital. Se le ha dicho a la prensa que murió de un “evento médico” misterioso y que los resultados de la autopsia no han sido revelados. No tenemos ninguna duda de que murió a manos de la policía y de que no se presentarán cargos.

Esto se produce tras el asesinato de Jason Washington por la policía de la PSU en junio, donde los oficiales involucrados no fueron acusados. Esta cinta continúa reproduciéndose innumerables veces en los llamados Estados Unidos.

Nos matarán impunemente cuando quieran y se alejarán de ello con unas vacaciones.

Estamos jodidamente cabreades…

¿Seguiremos dejando que esto suceda sin contraatacar? Joder, no.

El 10 de diciembre, en la madrugada, atacamos los vehículos de seguridad de la PCC aparcados junto a la comisaría de policía de Portland en el campus de Cascade, rompiendo 4 ventanillas en 2 cruceros en total. La presencia policial en el campus es un peligro para las vidas de les estudiantes que asisten, de manera muy parecida a la del campus de la PSU.

Esta acción es una invitación, únete a nosotres y devolvamos el golpe. Si estabais esperando para coger la herramienta que hayáis elegido, ahora es el momento. Para aclararnos, estamos llamando a la acción descentralizada masiva contra la policía, en todas partes.

Si quieren librar una guerra contra nosotres, les ofreceremos lo mismo. No vamos a esperar a los próximos disturbios contra las elecciones, o a la muy distante “revolución”, cada acto de insurrección que llevamos a cabo es la revolución en sí misma.

La policía emite una amplia red de vigilancia y violencia, pero a menudo sus propiedades son los objetivos más vulnerables debido a su inflado sentido de la seguridad y su absoluta arrogancia.

Llevemos el miedo a sus corazones.

ATAQUE
ATAQUE
ATAQUE

——————————–

El 22 de diciembre, cuatro agentes de seguridad del campus de la PSU se acercaron a Richard Barry ya que estaba corriendo por la calle pidiendo ayuda a gritos. Llamaron refuerzos y la policía de Portland respondió con dos agentes. Los seis agentes lucharon con Barry, que estaba claramente en un estado de coacción mental en aquel momento, y luego le enviaron al hospital donde finalmente murió. Hoy, 10 de diciembre, el examinador médico le echó la culpa de la muerte de Barry a una sobredosis de drogas. Esperaron casi 2 semanas para publicar esta información, y se niegan a publicar el informe de la autopsia, así como el informe de toxicología. ¡Son gilipolleces!

En solidaridad con las acciones tomadas por otres compañeres, algunes anarquistas armades con pintura de spray liberada tomaron el campus para hacer algunas redecoraciones. Los maderos mataron a Richard Barry, igual que mataron a Patrick Kimmons y Jason Washington. Una noche pintando eslóganes a lo largo del campus no les va a traer de vuelta, pero sí hará más difícil para la PSU deslizar lo ocurrido bajo la alfombra. Esperamos que otres hagan su parte para embellecer el campus y hacerles saber que siempre lo recordaremos.

Algunas personas en el campus están llamando a desarmar a la policía. ¡Que se jodan! Queremos la abolición de la policía al completo. Estamos cansades de hacer vigilias por nuestres vecines y por les miembros de nuestra comunidad. Estamos cansades de que nos digan qué es una respuesta aceptable a su asesinato a manos del Estado. Estamos cansades de ser alimentades con la narrativa de mierda del “pacifismo” estadounidense por aquelles que solo desean no agitar al Estado. Esto es solo el principio. Llamamos a todes les anarquistas en el territorio llamado Portland y a lo largo de Turtle Island a volverse ingobernables, a conducir a la policía fuera de nuestras comunidades, y a atacarles donde quiera que se encuentren. Estamos cansades de sentirnos insegures mientras el Estado mantiene un monopolio sobre la violencia. Deseamos hacerles sentirse igual de insegures, deseamos hacerles tener que vigilar sus ezspaldas, deseamos que renuncien y se muden. No vamos a calmarnos. No vamos a ser pacíficos. El tiempo de hablar se ha terminado, compañeres. ¡Que vuestras acciones hablen más alto que vuestras palabras!

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.