Grecia – Grupo Sinfonía Caótica reivindica el ataque a la comisaría de Kaisiriani (Atenas) en solidaridad con la huelga de hambre del preso anarquista Dimitris Koufontinas y en memoria de Mauricio Morales y de Christos Tsoutsouvis

Recogemos de Act For Freedom Now!, traducimos y compartimos a continuación este comunicado firmado por Grupo Sinfonía Caótica y que reivindica un ataque con molotovs contra la comisaría de Kaisiriani, en Atenas, la noche del 14 al 15 de mayo, en represalia por la privación de sus permisos de salida al preso anarquista Dimitris Koufontinas (al cual continúan denegando sus permisos pese a que, según la legislación griega, tendría “derecho” a ellos desde hace casi 10 años; ya en 2017 se estuvieron realizando acciones de sabotaje para presionar a atender las demandas del compañero Koufontinas) y en memoria de Mauricio Morales, ante un nuevo aniversario de su muerte en acción el 22 de mayo de 2009 (cuando la bomba que el compañero transportaba en su mochila mientras circulaba en bicicleta de madrugada por Avenida Matta, en Santiago de Chile, con la intención de atacar la Escuela de Gendarmería, explotó inesperadamente) y también en memoria del guerrillero urbano anarquista Christos Tsoutsouvis, cuya muerte el 15 de mayo de 1985 también cumplía un año más en la fecha elegida para el ataque. Christos Tsoutsouvis murió durante un tiroteo con los maderos en el barrio de Gyzi, en Atenas, cuando tres policías detectaron una moto robada aparcada junto al edificio donde vivía el compañero, y Tsoutsouvis junto a un cómplice abrieron fuego para repeler a los maderos que intentaban acceder. El enfrentamiento armado se saldó con uno de los policías muerto y los otros dos seriamente heridos, perdiendo la vida también el compañero Christos Tsoutsouvis.

—————————————————

Orquestando Melodías de Destrucción

La del 14 de mayo no fue una noche ordinaria para los maderos de la comisaría de Kaisariani. Justo antes de las 4 de la madrugada, mientras la ciudad dormía en la oscuridad y los maderos dormían en su vagancia, les despertamos con la ensordecedora melodía del fuego que acompañó perfectamente sus agudos gritos. El espectáculo fue completado por el sonido de las explosiones y los gritos de algunos policías desafortunados que quedaron atrapados en el fuego y terminaron en el hospital.

El irredento guerrillero urbano y preso político Dimitris Koufontinas está una vez más en huelga de hambre para exigir que se le concedan los permisos regulares en la prisión. Las autoridades carcelarias y algunos fiscales actuando como una vanguardia junto con SYRIZA están aplicando presión política y física, apuntando al compañero, negándole sus permisos y presentándole el siguiente ultimátum de extorsión: renunciarás a tus valores o te retiraremos los permisos. Nosotres, por nuestra parte, no dejaremos que se desperdicie el tiempo. Cada minuto en el que su petición no se cumple, nuestro odio crece, y estamos preparando nuevas acciones con una mayor escalada. Si Dimitris Koufontinas sufre algún daño las consecuencias serán incontrolables. Os quemaremos vivos.

Señal Incendiaria en Respuesta al Llamado por un Mayo Negro

10 años han pasado desde que el revolucionario anarquista Mauricio Morales murió cuando detonó accidentalmente el artefacto explosivo que transportaba. Durante estos 10 años, su memoria no se ha desvanecido en absoluto. Algunes están acostumbrades a decir que el tiempo es el mejor médico porque suaviza las heridas causadas por el dolor y la tristeza. Pero nosotres pensamos diferente. Cada vez que nos recuperamos de la pérdida de un compañero, nos convencemos aún más y nos movemos de una manera más decidida con nuestras acciones. Honramos su memoria a través de nuestras acciones y de nuestros odiosos ataques. Consideramos inapropiado proporcionar un análisis en este momento. Dejamos que hable por nosotres el lenguaje del fuego.

PD: Nuestra acción tuvo lugar varias horas antes del 34º aniversario del día en el que el guerrillero urbano anarquista Christos Tsoutsouvis fue asesinado durante un tiroteo con los maderos en Gyzi. Estuvo a punto de acabar con las miserables vidas de tres agentes de policía. TODOS LOS DÍAS HAY UN PRECIO QUE PAGAR POR CHRISTOS TSOUTSOUVIS.

Grupo “Sinfonía Caótica”

This entry was posted in Acciones, Dimitris Koufontinas, Noticias, Noticias y comunicados, Presxs and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.