Aportes de lxs compas Stefano Gabriele Fosco y Elisa di Bernardo y del compa José Miguel Sánchez para el evento de solidaridad con lxs presxs anarquistas de larga condena realizado en Madrid el 11 de enero.

El pasado sábado 11 de diciembre se realizó en el Centro Social Okupado La Gatonera, en el barrio de Carabanchel, Madrid, el evento organizado por la Red Traductora de Contrainformación Contra Info en solidaridad con lxs presxs anarquistas de larga condena.

Esta entrada es para dar difusión a dos aportes que compañerxs realizaron desde la distancia para contribuir al desarrollo de este evento. El primero es un aporte de lxs compas Elisa di Bernardo y Stefano Gabriele Fosco, anarquistas involucradxs en la llamada Operazione Ardire (Operación Osadía) que permanecieron presxs y actualmente esperan juicio en la calle con medidas cautelares, y que escribieron un texto en solidaridad con Marco Camenisch, uno de lxs compas cuyos casos fueron presentados en el evento. El segundo, es un aporte del compañero José Miguel Sánchez, histórico luchador y guerrillero chileno, quien escribió una carta desde el talego para colaborar.

Más allá de la distancia y las fronteras, las lenguas y los pocos medios, ningún/a compañerx presx está solx, pues la solidaridad anarquista es más que palabra escrita.

——————–

APORTE DE LXS COMPAÑERXS ELISA DI BERNARDO Y STEFANO GABRIELE FOSCO EN SOLIDARIDAD CON MARCO CAMENISCH.

Escribir o decir algo sobre Marco Camenisch no es fácil… no es difícil… podría ser algo raro para quien lo conoce desde hace años… conoce sus ideas, sus palabras, sus acciones… su esencia, su determinación y el amor por una vida de lucha que le mueve. Eso: Una vida de lucha, la única que vale la pena vivir, ¡ese es Marco!

¿Se podría empezar a desarrollar su biografía a partir de su vida de pastor?, ¿de su repulsa atávica por la nuclear y todo lo que es contaminación y ecocidio?, ¿de las condenas que, desde 1980, le han aplicado?, ¿de su fuga y sus diez años de prófugo?, ¿de la cárcel ininterrumpida que, desde 1991, está cumpliendo sin doblegarse un instante?, ¿de la dignidad que lo caracteriza como individuo libre y en inevitable conflicto permanente con toda forma de poder? Pero, al final, ¿cómo se distingue todo esto?, ¿cómo se separa una vida de lucha contra cualquier nocividad, cualquier monstruo destructor de la naturaleza entera, cualquier abuso y acto liberticida, a una vida de amor libre y rebelde de cualquier individuo digno, cualquier impulso que rechaza lúcidamente esta cultura dominante hecha con obediencia y alienación asimilante?

Marco ama, odia, sabotea lo existente con cualquier acto suyo de resistencia diaria a través de traducciones, escritos, declaraciones, huelgas de hambre en solidaridad con todxs lxs rebeldes presxs…

Marco es libre y prisionero. Prisionero de esta cárcel gigantesca a cielo abierto que nos rodea a todxs. Prisionero como todxs lxs anarquistas que repudian la esclavitud por la libertad posible. Aun así, libre de la cárcel suiza que lo encierra físicamente y quiere psiquiatrizar su rechazo a renegarse a sí mismo, quiere patologizar y medicar cualquier actitud rebelde e iconoclasta suya.

Según la propia ley que lo mantiene detrás de los barrotes, Marco ya tendría que disfrutar de la llamada libertad condicional, pero esto no ha ocurrido; no podía ocurrir por su total y declarada actitud refractaria contra cualquier distanciamiento de la lucha por la liberación total. No ha ocurrido porque Marco está entre nosotrxs a través de cualquier acción que nos acerca a esa misma liberación total.

Considerado el trato que Suiza (lugar donde, entre otros, la politización del “delito” no se debe tener en consideración) le reserva a lxs que no se doblegan a la voluntad de cualquier verdugo en nómina, toga o camisa blanca que sea, es muy probable que después del fin de la sentencia (2018), se le imponga la llamada “cadena perpetua blanca”, es decir, una vigilancia especial de por vida, impuesta para proteger a todxs lxs buenxs ciudadanxs de su alta “peligrosidad social”.

¡La solidaridad que es necesario y urgente expresar a nuestro amado Marco pura y llanamente sólo puede ir más allá de las palabras!
¡Marco, estás siempre con nosotrxs!

——————–

CARTA DEL COMPAÑERO JOSÉ MIGUEL SÁNCHEZ.

Hermanxs de lucha en Madrid, España.

Presente.

Pensando en la distancia que harán estas palabras hasta llegar a ustedes, llevando consigo un grito de emancipación total a todo el orbe, les saludo a cada unx de ustedes con el puño en alto, al son de la revuelta, apreciando de corazón la actividad que se realiza por lxs presxs de larga condena, gesto que revitaliza para seguir batallando contra la sociedad carcelaria y para encarar al Poder en todas sus facetas.

En realidad no sé cómo empezar esta carta para ustedes, ni siquiera he podido conciliar bien el sueño en estos días pasados… debe ser por la ansiedad que siento al estar cerca la fecha en la que cumpliré mi condena (27 de febrero). Miro hacia atrás y revivo apaleos, torturas, motines, violencia carcelaria, etc. Durante los 20 años de mi cautiverio esa ha sido la constante, he resistido y dado la lucha… y aquí estoy, rememorando, pensando en tantxs y tantxs compañerxs que seguirán en prisión y llenándome de tristeza el saber que serán parte de la sociedad carcelaria, una bestia con fauces ávidas de carne guerrera y ansiosa de someterles.

Pienso en lxs que quedarán en prisión, hermanitxs de la lucha contra el Poder. A ellxs todo mi cariño, fuerza, coraje y respeto, recordándoles que jamás van a estar solxs, nuestra lucha será su compañera y nuestros golpes un aliciente acompañante en su prisión. El compromiso que hago por ellxs ante ustedes, es el no dejar pasar un día sin luchar por la destrucción de la sociedad carcelaria y por atacar al Poder con todo, sin treguas y sin transar jamás.

En mi obligada estadía en prisión he conocido muchos penales de este mediocre país de $hile. En cada cárcel, un sistema diferente del dominio, en donde nunca encontrarás a un rico, sólo pueblo pobre, un verdadero espejo de la realidad exterior, donde resalta la violencia estatal en toda su crudeza, donde el preso es un sometido más, donde las golpizas de los carceleros son pan de cada día… qué bronca.

Así, pensando en tantos muros y barrotes, estas líneas han ido plasmándose en este papel, dedicándoles estos momentos a ustedes, a quienes con este gesto solidario para lxs presxs de alta condena, hacen que sintamos el fuego de la rebeldía en acción. A cada hermanx que escucha estas palabras, a ustedes un abrazo fraterno, un cariño revolucionario y un grito de guerra contra todo lo establecido.

Con la mente puesta en la revuelta.

Fraternalmente a ustedes,

José Miguel Sánchez Jiménez.

10 de enero 2014.

Ex Penitenciaría de Santiago – Calle 9

PD: Mis saludos, cariños, respeto y fuerza a mi hermanito Francisco Solar (Panchito), Mónica Caballero y a todxs quienes se encuentran encarceladxs en España y todo el orbe.

Por la destrucción de la sociedad carcelaria.
Por la emancipación total.

Tortura

This entry was posted in José Miguel Sánchez, Noticias, Noticias y comunicados, Operación Osadía, Presxs and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.