Grecia – Comunicado del Grupo de Luchadores Populares tomando responsabilidad por el ataque explosivo contra la Corte de Apelaciones de Atenas

Hace unas semanas, se difundió en este blog una noticia acerca de un potente ataque explosivo que hizo pedazos gran parte de la fachada y del interior del edificio de la Corte de Apelaciones de Atenas, en Grecia. En aquel momento se dijo que el atentado, que no había dejado a ninguna persona herida pero que, según un supuesto testigo, habría sido llevado a cabo por encapuchades que depositaron una mochila conteniendo el explosivo y luego dispararon con armas de fuego contra el personal de seguridad mientras huían, todavía no se había reivindicado.

Ahora, recojo de Insurrection News, traduzco y difundo el siguiente comunicado, firmado por Grupo de Luchadores Populares, y que reivindica la acción, explicando detalladamente sus motivos, y haciendo un recorrido y un análisis históricos sobre el papel de la justicia burguesa en la manutención de los privilegios y las miserias que forman el orden existente.

————————————————–

Reivindicación de responsabilidad por el ataque explosivo a la Corte de Apelaciones de Atenas

La justicia burguesa, un arma en manos del Capital

“La justicia es como una serpiente. Sólo muerde a los descalzos.”

En los años del memorando, el capital ha encontrado en la “justicia” burguesa un apoyo con un papel especial y una participación activa en el constante y bárbaro asalto antisocial que estamos experimentando. Naturalmente, esto no ocurre por casualidad, sino que proviene de su propia naturaleza institucional y de clase. Debemos eliminar la “neutralidad” y el “interés común de toda la sociedad” que le han sido dados por la ideología dominante y ver su papel en la vida real. No con propósitos filosóficos, sino porque sabemos bien que en la guerra de clases que está en constante furor, la batalla de las ideas es una batalla material. El derrocamiento de la ideología burguesa es otra tarea revolucionaria más.

La ideología dominante identifica la voluntad y los intereses de un puñado de plutócratas con la voluntad general de toda la sociedad. Pero en realidad, la justicia burguesa es uno de los componentes del explotador modo de producción capitalista y está bajo la posesión total de los propietarios de los medios de producción. Les explotadores, industrialistas, armadores, plutócratas y sus perros guardianes son protegides por la “Justicia” por su generosidad. Como un mecanismo burócratico especial de coerción, el objetivo principal es imponer el poder de clase de la burguesía, blindar y salvaguardar sus intereses colectivos y consolidar su dictadura (bajo el manto de la democracia parlamentaria). En resumen, la “Justicia” no es ciega pero lleva las gafas de clase.

Por otro lado, hay algunos aspectos que podrían crear confusión sobre la naturaleza de clase de la “justicia” burguesa y oscurecer su papel real presentándola como un árbitro neutral. Las contradicciones internas del bloque burgués dominante (es decir, los conflictos del gobierno con la judicatura sobre su salario u otras cuestiones) podrían conducir a la ilusión de que un partido de “jueces honestos” como Di Pietro, de “manos limpias”, traerán la salvación del personal civil corrupto. O, a un nivel más estructural, la reflexión en la Ley en sí misma (y en su aplicación práctica) de la correlación de poder entre las clases y la incorporación en ella de ciertas conquistas de las clases subordinadas pueden extender la ilusión y la falsa esperanza de que algunos honestos Tertsetis [un “juez honesto” del primer Estado griego] son suficientes para salvar al pueblo retirando el memorando a través de la corte. Claramente, nosotres no subestimamos ninguna conquista de les oprimides, incluso cuando ocurre en un constructo legal ya minado y estructuralmente hostil, ya que cada victoria (incluso una pequeña) en el campo de la ley es una cristalización en la forma legal de la incesante lucha de clases. Tenemos que guardar cada conquista y no subestimarla porque estemos jugando fuera de casa, en el campo del enemigo. Por otro lado, el fetichismo de la legalidad que sumerge su veneno en las masas es un obstáculo para el desarrollo del movimiento de clase y debe ser enfrentado resolutivamente como un enemigo. No sólo porque se mueve dentro de la ideología burguesa predominante, sino también porque sabotea nuestros intereses de clase en la práctica, extendiendo en primer lugar ilusiones pacifistas y esperanzas espantosas y finalmente decepción y resignación. Les explotades sólo pueden responder a la violencia brutal que reciben con justa contra-violencia popular y desobediencia civil. Sólo la organización de clase y el cuestionamiento real del monopolio del Estado sobre la violencia pueden ser una verdadera barrera frente al ataque furioso del memorando. Cualquier esperanza de delegación es hostil y nos desorienta y debe ser golpeada ideológica y políticamente.

La justicia burguesa no sólo no puede mantenerse siendo probada por la gente, sino que por su propia naturaleza institucional en períodos de crisis capitalista tales como hoy, profundiza su papel reaccionario, antiobrero y antisocial. A pesar de algunas (raras) decisiones pro-populares tomadas por los niveles inferiores del poder judicial, tanto el marco general de la justicia burguesa como la dirección central de su aplicación son directamente definidas por los intereses de clase del capital como la expresión y realización legal de las relaciones de explotación. Al mismo tiempo, la dependencia jerárquica de los estratos superiores de la judicatura en el estrecho núcleo del aparato estatal (poder ejecutivo) limita su autonomía relativa, que en la ideología burguesa formal aparece como una “separación de poderes”. Los estratos más altos, tales como el Areios Pagos [Tribunal Superior] y el Consejo de Estado, los cuales forman la jurisprudencia y el marco más amplio de la política jurídica diseminada en los niveles existentes, son nombrados directamente por el gobierno. Así, a pesar del lamento de las instituciones del poder judicial, como el Sindicato de Jueces y Fiscales, que tuvieron la audacia de emitir un anuncio hipócrita el año pasado contra el memorando continuo y la ley antisocial de seguros aprobada por la coalición SYRIZA / ANEL , la misma posición de clase de los jueces, la naturaleza burguesa predeterminada de la justicia que aplican, y su dependencia jerárquica de su poder ejecutivo les colocan frente al proletariado.

Ese es el motivo por el cual el Consejo de Estado, en nombre de la “protección del interés público”, legitimó los memorandos y el sangrado de la mayoría social para proteger los intereses de los respetados bandidos de la usura. La dependencia imperialista, la pobreza generalizada y el diezmado de la sociedad, el saqueo de la propiedad pública, y el robo de la riqueza social por los buitres del capital internacional y doméstico, no son más que la “protección del interés público” del Consejo de Estado.

El mismo Consejo de Estado juzgó como legales y constitucionales los recortes salariales y de las pensiones por razones de ajuste fiscal, demostrando una vez más que el poder judicial como un todo (y en particular los estamentos superiores) han sido transformados de todo corazón en el sostén de las políticas del memorando.

El capitalismo es el crimen organizado y la justicia burguesa su lavadora.

La intensificación del autoritarismo estatal en lo años de la crisis capitalista, con el fin de disciplinar los sectores populares y de implementar las políticas neoliberales de austeridad, tiene como su socio clave a la judicatura. Al mismo tiempo que la arbitrariedad y la impunidad de les empleadores son consolidadas en nombre de la crisis, cada huelga es considerada ilegal y abusiva. Al mismo tiempo que los crímenes de les empleadores quedan sin castigo, les trabajadores son condenades por su acción sindical o simplemente porque están haciendo propaganda de las huelgas. Mientras les huelguistas de Halyvourgia fueron condenades a prisión, con el argumento de que el “derecho de empresa” es sagrado y constitucionalmente superior al derecho de huelga, nunca acusaron a criminales como [les oligarcas] Latsis o Vgenopoulos, que sacrificaron trabajadores en el altar de la rentabilidad. Al mismo tiempo que la represión sobre les manifestantes y la brutal política represiva de la policía son legalizadas por les fiscales, una red de protección está siendo establecida sobre el capitalismo mafioso. Mientras miles de prisioneres socialmente empobrecides son amontonades bajo condiciones inhumanas en los almacenes carcelarios y les prisioneres polítiques están experimentando un régimen especial de excepción, criminales de collar blanco son virtualmente inmunes. Incluso cuando hay unas pocas excepciones (que conciernen a la limpieza inter-sistémica y a los reajustes dentro del bloque de poder dominante, o a algunos casos que salen a la luz por presión social), les burgueses tienen un trato privilegiado, como hemos visto en casos como Martine, Papageorgopoulos, el caso de Georgiou sobre ELSTAT, les acusades en el caso de Energa y muchos otros.

No olvidamos los crímenes de la burguesía y su ocultación por su “Justicia” de clase.

No olvidamos el crimen de Ricomex el 7 de septiembre de 1999, cuando asesinaron a 39 hermanes de clase con el derrumbamiento de la fábrica. Les propietaries y administradores de la planta nunca han sido resopnsabilizades por la “justicia independiente” por esta masacre.

No olvidamos el naufragio de Samina cuando 80 personas fueron sacrificadas sobre el altar de la rentabilidad capitalista. El representante de la compañía de armadores escapó con unos pocos delitos menores, y unos pocos años más tarde el Areios Pagos cesó los procesamientos con trucos legales.

No olvidamos a los cuatro trabajadores muertos en Hellenic Petroleum, cuando el jefe asesino Latsis disfrutó no sólo de inmunidad judicial sino también de la cobertura política de la coalición SYRIZA / ANEL  y del entonces Ministro de Desarrollo P. Lafazantis [actual líder del partido anti-austeridad LAE].

No olvidamos la impunidad disfrutada por los perros guardianes del capital, la policía, que están atacando a manifestantes, ahogado las movilizaciones populares en gas lacrimógeno y asesinando a gente joven como Isidoropoulos, Koumis, Kanellopoulos, Kaltezas, Grigoropoulos. No olvidamos que el torturador de les estudiantes chipriotas nunca ha sido castigado en el caso “Zardiniera” en Tesalónica. Les fascistas del equipo Delta que golpearon e hirieron a D. Koutsoubou nunca tuvieron que rendir cuentas. Y nosotres sabemos muy bien que los maderos responsables de los serios daños al joven de 15 años Kostas B. escaparán con un típico aviso. Estos incidentes son mencionados sólo a modo de ejemplo, ya que podríamos escribir volúmenes enteros sobre la cobertura de la que disfruta la barbarie policial por la justicia burguesa.

No olvidamos la absolución de terratenientes que estuvieron disparando a campesines pakistanías en los campos de fresas de Manolada. Es otro crimen racista y clasista sin castigo, de los cientos que forman la larga cadena de una continua guerra subterránea de les jefes contra la clase trabajadora.

No olvidamos la absolución del contrabandista a gran escala Kountouri, al que le fue dada la oportunidad de continuar con su acción antisocial y causar el desastre ecológico en el Golfo Sarónico con la saga de Agia Zoni II.

No olvidamos el trato preferencial del propietario del noor1 Marinakis, que permanece intacto a pesar del aluvión de asesinatos “misteriosos”, incluso en prisión, de les acusades en el caso.

Recordemos el resultado de todos los escándalos de la burguesía y a sus representantes políticos: Vatopaidi, los lazos estructurados, el escándalo Kouubarous, el escándalo MEVGAL, la participación de Mantoubalos en el circuito preliminar. Recordemos cómo el caso de la alteración de la Lista Lagarde provino del Ministro de Finanzas y Memorandos G. Papaconstantinou, el tribunal reconoció que su único propósito era preservar su imagen política, ¡pero dijo que no había daños al Estado!

Pero incluso cuando la “Justicia” condenó a un esclavo valioso de la burguesía, Diotis, se aseguró de darle una condena suspendida, dándole palmadas amistosamente en la espalda y pavimentando su camino hacia su liberación en el tribunal de apelaciones.

Recordemos también el escándalo de la Bolsa cuando el Tribunal Supremo ratificó los consejos de los tribunales, que cerraron los archivos de los fraudes, y les grandes capitalistas y corredores de bolsa fueron absueltes incluso del delito menor de manipulación de acciones de bolsa.

Sin embargo, el asunto SIEMENS es la corona de los escándalos, ya que demuestra del modo más claro y empático la adherencia de la actividad capitalista legal e ilegal, el complejo de corrupción entre el poder comercial, judicial, político y periodístico, pero también la manera en la que el imperialismo alemán opera realmente, encubriendo su voracidad y su rapacidad tras una moralidad mordaz.  Bajo el capitalismo la legalidad con la corrupción, la moralidad con el amoralismo son unidas como hermanas siamesas. Los fondos negros de SIEMENS desde 1990 a 2006 financiaron a polítiques y ejecutives de las organizaciones estatales a lo largo de un amplio rango geográfico, desde Europa y América hasta África y Asia, para facilitar la actividad comercial de la empresa y asegurar contratos por valor de 1300 millones de euros. En el contexto de esta campaña global, la compañía procedió al soborno intensivo de polítiques para “cultivar el paisaje político en Grecia”, como el propio Christoforos, director ejecutivo de SIEMENS en Grecia, declaró.

En total, al menos 130 millones de marcos alemanes fueron dados a polítiques de Grecia, mientras los daños a los fondos públicos ascendieron a 2000 millones de euros. Según los tribunales alemanes, SIEMENS destinó el 10% de sus facturaciones a sobornos, una gran proporción de la cual fue dirigida a los fondos de Nueva Democracia y del PASOK.

Th. Tsakatos, un socio cercano del [anterior Primer Ministro] K. Simitis, recibió un millón de marcos alemanes en 1999 para fundar el PASOK, mientras que T. Mantelis recibió un total de medio millón de marcos.

SIEMENS mantuvo relaciones privilegiadas con les polítiques de Grecia tales como la familia Mitsotakis y con periodistas tales como Pavlos Tsimas y Olga Tremi, mientras también prestaba servicios a docenas de ejecutivos de empresas como OTE, Vodafone y Forthnet. Ésto ha creado una enorme red de protección y promoción de sus intereses comerciales. Una red que entró en funcionamiento cuando la empresa tuvo dificultades. El 15 de diciembre de 2007, Christoforos (entre los administradores clave, junto con Prodromos Mavridis, del dinero que a través de empresas extraterritoriales engrasaron a les polítiques) escapó de Alemania en “misteriosas” condiciones, como el presidente de SIEMENS en Grecia Folker Jung. Alemania, por su parte, mientras vendía su dura moral pro ética a “griegos perezosos y corruptos”, otorgó a Christoforos un estatus especial de inmunidad, rechazando todas las órdenes de extradición y negándose a dar pruebas de las actividades ilegales del capital alemán en Grecia (SIEMENS, VOLKSWAGEN, FERROSTAAL, etc.).

Eventualmente, Christoforos fue condenado en Alemania por soborno, mientras que en Grecia, el fiscal Stelios Kostarelos exigió la eliminación de la orden judicial contra él con excusas frívolas. Finalmente, después de todas las partes involucradas en el escándalo, desde SIEMENS y sus ejecutivos hasta los partidos políticos y periodistas sobornades por los “fondos negros” de la compañía, en un compromiso neocolonial extrajudicial, cuya responsabilidad es con el entonces Ministro de Finanzas y actual Gobernador del Banco de Grecia, Giannis Stournaras, ¡a SIEMENS se les pidió que pagaran tan sólo 90 millones de euros!

Mencionamos todos estos ejemplos no porque la tendencia de los escándalos nos toque, sino sólo para destacar la combinación del capitalismo legal e ilegal y el hipócrita papel de clase de la “justicia” burguesa. Una “justicia” que no duda en encerrar a un padre desempleado en prisión, Strato Daskarolis, por negarse a pagar el estado predatorio y los grandes peajes ejecutados por la empresa. Una “justicia” que legitimó, por decisión del Tribunal Supremo, la arbitrariedad de les empleadores con vistas a cambiar el lugar, horario y modo de trabajo en cualquier momento. ¿Quién puede, entonces, tener ilusiones sobre su naturaleza de clase?

Solidaridad con les prisioneres polítiques y sociales

Más allá del papel central de la “justicia” burguesa en la reproducción de un sistema injusto y explotador, deberíamos hablar también sobre su papel especial en otro crimen más. Hablemos, por ejemplo, de la industria invasora que ha sido establecida sobre las espaldas de les débiles, les maldites, les pobres. Pero también de su rol en suprimir a aquelles que conscientemente vuelven su rabia contra la injusticia y la humillación, con todos los medios posibles. Tenemos que decir algunas palabras sobre les prisioneres polítiques y sociales que se están pudriendo en los almacenes de almas que son llamados eufemísticamente “instituciones correccionales”.

Nosotres, provenientes de las luchas del más amplio movimiento antagonista, percibimos a les preses polítiques como compañeres en la despiadada batalla entre explotades y explotadores que está en constante evolución. Al mismo tiempo, creemos que la población general de las prisiones es también un potencial productivo derrochador que el sistema canibalístico ha marginado.

Los mínimos casos extremos confirman la regla.

Hombres, mujeres y niñes de miles de familias están bajo los vicios de la “justicia” burguesa, bajo la apariencia de “fundaciones correccionales”. En los almacenes de almas amurallados con cemento y acero, que en su mayoría están apilados hasta arriba con les pobres de esta sociedad, están experimentando una condición de encarcelamiento brutal y degradante. La democracia “moderna” afirma que la privación de libertad, las condiciones de vida inhumanas y obsoletas en las prisiones dentro y fuera del entorno urbano protegerán a les ciudadanes de este país de las acciones ilegales y antisociales de les criminales y liberará a les prisioneres como honestes, prudentes y dóciles candidates a trabajadores. Por la misma lógica, también se ocupa de sus oponentes polítiques, anarquistas y comunistas que disputaron de alguna manera la omnipotencia del poder y del capital. Condiciones especiales de detención, sentencias abusivas, intentos de obtener declaraciones de arrepentimiento, criminalización de las relaciones familiares y de amistad, flagrantes y sobrecargados archivos que se refieren a la custodia a largo plazo y a docenas de años de detención son algunos de los medios usados por la “justicia” burguesa para subyugar la moral de les luchadores, en plena armonía con los imperativos de mantener el sistema de explotación.

Las moledoras judiciales están hechas de escoria vengativa, dura e incontable, consagrada en la injusticia, la explotación y la reproducción del crimen. Les jueces, investigadores y fiscales de este país, salvo unas pocas excepciones, son les burlones modernes de cualquier proletarie luchador o marginade que se mueva fuera de la ley civil. Han creado una enorme fábrica de detención innecesaria, haciendo a Grecia una campeona del arresto temporal (encarcelamiento sin juicio) dentro de la UE. Y cuando se trata de eufemizar la “justicia”, las sentencias tienen una carga escandalosamente desproporcionada sobre todes les pobres que no pueden reclutar a grandes abogades bien relacionades, especialmente inmigrantes que están siendo arrojades a la cárcel por procedimientos acelerados. Además, dentro de la prisión, el poder judicial es expresado a través del veto fiscal al Consejo de la Prisión, privando a les prisioneres de derechos básicos.

No hay el mismo tratamiento en los raros casos donde la competición intra-sistémica conduce a un pez gordo a la red de la ley. Aquelles que pertenecen a la élite política y económica casi siempre enfrentarán discretamente un manejo más favorable de los robots judiciales y serán tratades de forma similar dentro de las cárceles. Ningune de elles ha experimentado la desesperación de miles de otres prisioneres. Una desesperación que ha traído cientos de suicidios, muertes por el uso excesivo de narcóticos u otras energías desperdiciadas.

No pueden ser por nada estos treinta años de dura y sangrienta lucha que se han dado dentro de los muros por parte de prisioneres polítiques y sociales. En memoria de todas esas luchas, de la gente que las motivó o inspiró. A la sangre y el dolor que han sido derramados dentro del infierno de las prisiones, pagamos un pequeño tributo con nuestra acción.

En el momento en el que este texto es escrito, otra batalla está teniendo lugar entre les prisioneres. Una lucha para mejorar un código penitenciario obsoleto y contra los cambios propuestos en muchos artículos por el Ministerio de Justicia, que avanza hacia un marco autocrático. Expresamos nuestra solidaridad con esta lucha, y también nuestro deseo de que les encarcelades conquisten a los guardianes de sus sueños.

Sobre el nuevo ciclo de ataque antisocial

“Ahora hay reyes sin coronas. Hay monopolios, auténticos amos de países enteros” – Ernesto “Che” Guevara

Lo que hemos dicho hasta ahora conduce a una conclusión inevitable: ninguna confianza puede darse por parte de les oprimides hacia la judicatura, ya que ésta es una casta burocrática de sirvientes del capital. Sólo las instituciones de justicia popular que el pueblo armado puede hacer por sí mismo pueden dar auténtica justicia. Y esta Justicia será otra vez la Justicia de clase. Con la diferencia de que el curso de la violencia será revertido y aquelles que se enriquecen por nuestro esfuerzo, aquelles que saquean el lugar, aquelles que roban la riqueza social, pagarán.

De este texto, por lo tanto, uno no puede perderse una pieza aparentemente separada de sus temas básicos. Tenemos que hablar sobre cómo el violento asalto antisocial se está desarrollando en el momento presente.

La coalición SYRIZA / ANEL ha demostrado ser el más competente y leal sirviente de les prestamistas imperialistas. Es por eso que les burócratas de Bruselas encuentran el acristalamiento para la “historia de éxito” de Tsipras. Incluso a través de las páginas de Kathimerini, Dijsselbloem habló de una mejora fiscal impresionante y describió a Tsipras como “un político exitoso capaz de guiar al país en el camino hacia la estabilidad”. Tsipras, quien prometió eliminar los memorandos con un sólo artículo y una ley antes de su llegada como primer ministro, dijo que los mercados tendrán que bailar y que todo esto sucederá de inmediato. Tsipras, quien en junio de 2015, un mes antes de firmar un nuevo memorando, dijo: “Este gobierno y este parlamento no votarán por un nuevo memorando”. Los elogios de hoy, por lo tanto, son una recompensa por la participación activa de SYRIZA en el caos de la UE.

¿Pero cuál es la “mejora fiscal impresionante” y el “camino de la estabilidad” de los que habla el jefe del Eurogrupo? No es nada más que la constante masacre del mundo de les trabajadores, la amputación de sus derechos, la clase de sangrado que han experimentado, están experimentando y experimentarán al establecerse la política de memorandos. Por lo tanto, con la tercera evaluación, esperamos abrir otro ciclo de asalto bárbaro contra les trabajadores y las capas sociales pobres. El mito del “retorno” griego gotea sangre y sudor proletarios de todos sus poros. Los sangrientos excedentes que construyen la imagen de la recuperación son una máquina asesina perdurable en manos de les explotadores de nuestras vidas. Estos excedentes, de los que el gobierno tanto se jacta, están formados por un hacha de gasto social, impuestos aumentados, intensificación de la explotación y reducción de derechos laborales.

El presupuesto para 2018, que incorpora y amplía el memorando de los años anteriores, predice un superávit de 6.670 millones. ¡El aumento en el superávit durante el año pasado alcanzará los € 2.700 millones! Las “prestaciones sociales” (pensiones, EKAS, subsidios, etc.) este año serán de 900 millones de euros menos que el año pasado al mismo tiempo que la masa de ingresos del Estado aumentará en € 1.200 millones. Sólo los impuestos indirectos, que tienen un carácter horizontal, se incrementarán en 550 millones de euros, dando otro duro golpe a la mayoría social y al consumo popular. La salud y el cuidado públicos se descartarán una vez más, ya que los costos se reducirán en 350 millones de euros. Al mismo tiempo, se fortalecerá el espíritu empresarial estatal, ya que los grupos empresariales se embolsarán € 6.750 millones (de los cuales mil millones provienen del presupuesto estatal y el resto de los fondos de la UE). No hay razón para hacer un registro periodístico más detallado de las medidas previstas por el presupuesto estatal para 2018 como parte del Marco de Estrategia Financiera a Medio Plazo 2018-2021, ya que es evidente que continúa y amplía la política popular en el marco de la redistribución colosal de la riqueza de abajo hacia arriba.

Lo mismo ocurre con el cierre de la tercera revisión, que incluye una serie de medidas de requisitos previos en una dirección claramente antipopular, como la abolición del EKAS en 2019, los recortes en el gasto de pensiones (1.900 millones), la reducción del umbral tributario: acuerdos anti-laborales y anti-huelgas, privatizaciones (Hellenic, Hellenic International, puertos, etc.), reestructuración energética (depósito de lignito PPC y liberalización del mercado del gas), la gestión de préstamos incobrables, etc.

Además, la introducción de subastas electrónicas frente a la movilización popular crea un marco para el servicio del capital bancario y amenaza directamente el primer hogar de las familias populares, especialmente después del final de la ley Katseli [de 2011] a comienzos de 2018. La tendencia autocrática descendiente del gobierno ha llegado al punto de criminalizar la resistencia popular contra las subastas, ¡sólo para proteger los intereses de los bancos y otros buitres del capital!

Para esta política, las mafias del capital se están frotando las manos, como la SEV [Federación de Industriales Griegos], que a su vez saluda los memorandos, ¡diciendo que la prevalencia del trabajo a tiempo parcial y la reducción del salario mínimo ayudaron a frenar recesión y desempleo!

¡Obviamente, piensan que se están dirigiendo a personas lobotomizadas y no a personas con carne, huesos y almas que viven por la piel de sus dientes en condiciones de desempleo y edad media! Les empleadores tienen muchas razones para alegrarse: salarios reducidos, relaciones laborales flexibles, marginación de los acuerdos laborales sectoriales y colectivos, y la generalización de los contratos individuales y comerciales, la privación de los derechos laborales, las barreras sindicales y los obstáculos adicionales están institucionalizados contra el derecho a huelga y muchas otras medidas de memorando sirven a los intereses de clase fijos del capital.

Si no resistimos el saqueo de nuestras vidas, el memorando seguirá siendo una pesadilla permanente, ya que al final del programa, en agosto de 2018, la política presupuestaria estricta de altos superávits (3.5% del PIB para 2022 y 2% de 2023 a 2060 ) se mantendrá, mientras que Bruselas está preparando un memorando “secreto” a través de la “cláusula de reforma”. Además de las medidas adicionales que se impondrán en este caso, esta cláusula también estipula el compromiso de los gobiernos subsiguientes de no retirar el memorando de entendimiento. Y esto es bien sabido por el Sr. Fortsakis, jefe adjunto de finanzas de Nueva Democracia, quien, con su cinismo, admite que “el final del memorando es falso”. Después de todo, los cuerpos especiales de supervisión, estos sofisticados instrumentos de neocolonialismo, se mantendrán hasta la devolución del 75% de los préstamos otorgados. ¡Un hecho que significa que el memorando llegó para quedarse para siempre si la gente no lo rompe!

Pero mientras el gobierno y sus jefes estén tratando de mostrarnos la imagen mágica de la “recuperación”, la realidad misma la niega. No sólo porque el desarrollo capitalista está alimentado por la carne de les pobres, sino también porque nuevamente está tropezando con las contradicciones inherentes e insuperables de su modo de producción. Su recuperación tiene piernas cortas y una nueva crisis capitalista global está a mano. Los miles de millones que se dieron a los bancos pueden haber dado un aliento de vida temporal al capitalismo, pero no lo salvaron. Una vez más, cambió el punto de explosión de sus contradicciones acumuladas. Hoy, la deuda global es más de tres veces mayor que el PIB mundial total, el crecimiento capitalista es inadecuado con una desaceleración constante en los próximos años, y un bloque capitalista no puede sacar a la economía del atolladero del estancamiento.

Es, por lo tanto, una cuestión de tiempo hasta el estallido de la próxima crisis capitalista global y debemos estar preparades esta vez. Es una cuestión de supervivencia para nuestra clase organizarse, resistir y luchar. O bien seremos aplastades bajo la sombra del temor y la obediencia, o levantaremos una torre rebelde contra ellos.

NO TENEMOS NINGUNA RAZÓN PARA TEMER
ELLOS TIENEN TODAS LAS RAZONES PARA TEMERNOS

Ο. Λ. Α. GRUPO DE LUCHADORES POPULARES-

P.D: SYRIZA / ANEL, al igual que sus predecesores, es una pandilla de devotos servidores del imperialismo y la burguesía local, y no dudan en darles tierra y agua a sus jefes transatlánticos poniendo al país en el ojo del huracán. Este fue el caso una vez más en la reunión del Primer Ministro Alexis Tsipras con el amo global Donald Trump en octubre. Los estafadores políticos de la “izquierda gobernante” incluso están preparados para traer armas nucleares, convirtiendo a Grecia en un terreno privilegiado para la expansión de las botas estadounidenses en el Mediterráneo y Medio Oriente. Y tienen la audacia de aquelles que se venden para invocar los sacrificios de les comunistas y levantar los puños a Makronisos [isla prisión de la década de 1940]. Tienen la audacia de los guardias del pueblo para declarar que son los descendientes políticos de los héroes que fueron alcanzados con napalm estadounidense en Mt. Gramos [en 1946-49]. Pero, ¿qué se puede esperar de un partido donde un miembro del Parlamento comentó sobre la venta de la tierra durante 99 años a través del superfondo: “99 años no deben asustarnos porque los turcos estuvieron en Grecia durante 400 años …”?

P.D 2: Una vez más, estamos enviando nuestra solidaridad al pueblo palestino que está recibiendo el furioso ataque del imperialismo y el sionismo estadounidenses, después del reconocimiento de Trump de Jerusalén como la capital de Israel. En este contexto, es nuestra tarea internacional imperativa sabotear por cualquier medio el eje reaccionario de Grecia – Chipre – Israel – Egipto, así como todo tipo de cooperación de Grecia con regímenes reaccionarios como el de Arabia Saudí. ¡Las armas de las organizaciones de resistencia palestina y la Intifada, piedras, cuchillos y molotovs, ganarán!

 

 

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados, Presxs and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.