Grecia – Reokupadas Matrousiou 45 y Panetoliou 21 (Comunidad de Okupas de Koukaki, Atenas)

Tras la nueva oleada de desalojos desencadenada por el gobierno conservador de Nea Dimokratia en Atenas a mediados de diciembre del pasado año 2019, y que tuvo como principales objetivos a la okupación anarquista Villa Kouvelou (Maroussi) y la Comunidad de Okupas de Koukaki, ambos espacios asaltados por desproporcionados dispositivos policiales que también aprovecharon para intimidar y acosar a cuantes vecines y personas de la calle encontraron en su camino, la solidaridad y la lucha respondieron con diversas acciones y ataques (ver aquí o aquí para más información), así como con la reokupación de Villa Kouvelos unos días más tarde.

Ahora, venimos de recoger y traducir de Act For Freedom Now! este comunicado (originalmente publicado el 11 de enero) acerca de la reokupación de dos de los espacios de la Comunidad de Okupas de Koukaki, Matrousiou 45 y Panetoliou 21.

———————————-

Estamos derribando los muros de la libertad

La reokupación de Matrousiou 45 y Panetoliou 21 es un acto contra el miedo impuesto por la represión estatal. Es una señal de resistencia y un grito de guerra por la escalada del conflicto. No dejemos nuestros barrios y la naturaleza en el calor del saqueo por el desarrollo. No aceptemos el desplazamiento de nuestras vidas. Mantengamos los parques, las plazas y las colinas libres. Opongámonos a los mercenarios del Estado. Intensifiquemos las luchas contra la explotación del trabajo. Tomemos completamente la lucha por la supervivencia y la libertad. La lucha no es legal ni ilegal.

Junto con docenas de compañeres anarquistas y antisociales estamos recuperando los hogares de la comunidad con el fin de cubrir necesidades de vivienda que no habrían sido posibles sin esta okupación, para reabrir estructuras de solidaridad y restablecer relaciones de vida libre sin jerarquía, reabrir hogares en el barrio y en el movimiento con eventos, celebraciones y organización.

Okupamos edificios y conectamos ilegalmente la luz y el agua. Estamos trabajando para hacerlos sostenibles y asumiendo el coste de la represión. Es una elección consciente ante el chantaje del alquiler y las facturas. Cubrir las necesidades básicas debería ser algo dado a todas las personas y no una herramienta en las manos de los jefes con la que ofrecernos el dilema de la sumisión o la miseria.

Las incautaciones de viviendas son una respuesta lógica a la irracionalidad de un sistema financiero que, a la fuerza, mantiene a la gente malviviendo en cabañas, carreteras y campos de concentración al mismo tiempo que hay miles de edificios vacíos. En una metrópolis sofocante ahogada en cemento y lugares para beber alcohol, las okupaciones son lugares de socialización sin control institucional ni financiero, lugares donde la gente puede redefinir sus relaciones sobre la base de la solidaridad y el respeto, fuera de los estándares dominantes.

Y para aquelles que se están quejando por las cuentas sin pagar de la okupación, estaría bien profundizar un poco más en todo lo que ha sido robado por las políticas económicas estatales e internacionales, todos esos impagos de partidos políticos, fábricas y, por supuesto, los millones en euros. En un Estado que quema bosques con el colapso del sistema de salud y un sistema educativo sangrante, el Estado elige contratar a 1500 policías nuevos con dinero extra para su equipamiento. Porque todo lo que les preocupa es proteger de un levantamiento a sus amigos y las inversiones de sus amigos.

Por otro lado, la policía griega y los medios de comunicación, el sistema de propaganda urbana, están al borde del colapso tras la última operación en Koukaki. Siguen sin querer admitir que periodistas y políticos de perfil alto y la propia unidad antiterrorista condenaron sin ninguna evidencia a una “familia griega inocente”. Porque esto socavaría la confianza social en los fundamentos del sistema urbano y nos daría espacio para decir, una vez más, que ESTO NO SE TRATA DE UN CASO AISLADO. Preparan y construyen los próximos culpables… Todo ésto se hace para inspirar miedo y terror en las mentes de la gente sobre les okupas y los espacios anarquistas sociales o antisociales.

Les okupas son atacades por el aparato estatal al completo y no solo por el “gobierno derechista”. Los desacuerdos entre Syriza y ND tratan sobre cuál es la manera más efectiva de suprimir el movimiento. La democracia policial a través de la zona con la implicación del “antiterrorismo” también existió durante Syriza con treinta ejemplos. Un ejemplo de represión extrema fue cuando enviaron dos escuadrones MAT [policía antidisturbios griega] a la colina de Philopappou para impedir la plantación de árboles. Ya sea la izquierda o la derecha, un sistema tan injusto y contradictorio no puede sobrevivir sin la represión, y la represión es algo que siempre existirá y tendremos que pasar por ella para obtener lo que necesitamos.

La okupación de todos los recursos necesarios, fuerzas productivas, espacios y en definitiva de nuestras propias vidas, es el camino de una dirección para las luchas de les oprimides y explotades, y nuestras pequeñas okupaciones presagian este futuro feliz.

Comunidad de Okupas de Koukaki

This entry was posted in Acciones, Noticias, Noticias y comunicados and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.